Papel — 22 octubre, 2018 at 17:07

MODS: El Estilo y La Estética de los Mods Originales – Dani Llabrés y Tete Navarro (Lenoir)

Si alguna vez has tenido afición y/o devoción por el mundo MOD no debieras perderte la visión, sobre todo, y lectura de este especial libro musical. Y decimos especial porque es mucho más que un libro de música. Se acerca más a la moda, algo que cautivó a una de las tribus urbanas más importantes y perdurables de la historia.

Entre las pasiones de los Mods estaba la música en primer lugar. El soul, jazz, beat, ska, pop, R&B, el coleccionismo de disco y las fiestas y pinchadas nocturnas. También estaban las Vespas y las Lambrettas, claro. Pero a un mismo nivel, y a veces por encima estaba también el mundo de la ropa. Aquí tenemos los retratos de precursores y coetáneos de lo Mod: Peaky Blinders, Spivs, Teddy Boys, Beatniks, Rude Boys, Rockers, Modernistas y bastantes más en amplias páginas que superan las 70 ilustraciones con la calidad habitual de Tete Navarro.

A partir de 1962 y hasta el 66 hay un repaso año por año con la vestimenta de los primeros Mods y también con las canciones y datos musicales sobre lo que triunfó en dichos años en su ámbito. Un auténtico viaje en el tiempo con trajes a medida, elegantes camisas y zapatos para bailar, pero para no pisar. Chaquetas italianas, peinados franceses, mocasines Ivy y sombreros de rude boy. Fred Perry, Brooks Brothers o zapatos Derby, Oxford, Hush Puppies o Chelsea. Cuellos Peter Pan, Petal, Bateau o Redondos. No faltan nombres míticos como Rod Stewart, Eric Burdon, Eric Clapton, Chris Farlowe, Cathy McGowan, Steve Marriot o Pete Townshend.

Además están los impecables y muy descriptivos textos de un experto como Dani Llabrés del que tenemos que volver a recomendar su libro enciclopédico, también en Lenoir Ediciones, MODS – Guía para una Vida Elegante que todavía podrás conseguir si te pasas por www.lenoir.es. Todo con portada de pastas duras y un acertado Prólogo por parte de Dimples. No faltan los más míticos lugares. Tales como Kingston, el campus de Yale, Carnaby Street, el Club Flamingo o Brighton. ¡Ahí va la hostia, si no he nombrado a los Who!

Texto: Txema Mañeru

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: