Encuentros — 17 octubre, 2018 at 17:44

Guardafuegos, el viaje como objetivo

Guardafuegos es una banda del Vendrell, comarca del Baix Penedès (Tarragona) formada actualmente –tras algunas idas y venidas- por Rosendo Hernández (voz y guitarra), Marc Guitart (bajo), Gabriel Llorach (guitarra), Oriol Moya (batería) y Ferran Robusté (teclados). Un quinteto nacido de las cenizas de Mr. Pez, donde militaron durante casi una década Rosendo y Marc antes de este nuevo proyecto que cuenta ya con dos EP de cinco temas cada uno –el primero homónimo autoeditado en 2016 y Mientras Todo Cambia publicado por H-Records en febrero de este año-. Instalados en un rock de inequívoca raigambre americana, con un excelente olfato para la melodía ya sea desde tonalidades acústicas o desde paisajes moderadamente eléctricos, los catalanes empiezan a hacerse hueco y nombre en una escena no precisamente abarrotada de propuestas como la suya.

¿Cómo y por qué muere Mr. Pez y nace Guardafuegos?

Rosendo Hernández – Mr. Pez murió a causa de la necesidad de explorar otros sonidos por parte de Marc y por mí. Yo ya tenía algunas canciones que se aproximaban al country o al folk, y que no encajaban en Mr. Pez. Eran tantas las ganas de probarlo que decidimos empezar de cero.

Marc Guitart – Digamos que fue una evolución natural para nosotros dos. Desde hacía un tiempo que ya nos encaminábamos hacia esa dirección, pero era un viraje que no compartían otros miembros del grupo. En esa tesitura, pensamos que lo mejor era finiquitar un proyecto y abrir otro completamente nuevo.

Derivada de la anterior, ¿qué diferencia a una de otra banda, aparte del paso del tiempo?

Rosendo -Sobre todo el estilo. En Guardafuegos hay una fuerte influencia americana, mientras que Mr.Pez bebía más del rock estatal aunque, al fin y al cabo, solo son vestidos que se le ponen a la canción, porque las letras y las melodías siguen naciendo del mismo lugar, por eso puede haber ciertas similitudes. También es cierto que han cambiado los escenarios y los horarios, ahora tocamos en muchos lugares a la hora del vermut o a media tarde, donde la gente está sentada y más pendientes de nuestra música que no antes, a ciertas horas de la madrugada en una verbena de pueblo.

Vuestra sonoridad apegada a la música de raíces americanas y cantada en castellano remite directamente a nombres como Lapido o Quique González. ¿Quién más –a nivel nacional- supone una cierta influencia para Guardafuegos?

Rosendo -Pues la has clavado, Quique y José Ignacio son mis mayores influencias, de hecho, fue descubrir a Quique y empezar a explorar estos sonidos. En nuestros directos vamos alternando algunas versiones, entre ellas «Suave es la noche» de Quique y «La ciudad que nunca existió» de Lapido, pero también hacemos temas de Los Deltonos, Burning, M-Clan… por ahí van los tiros. Como dice Hendrik Rover: “El rock americano es posible en castellano”.

¿Y a nivel internacional a día de hoy, más allá de los clásicos?

Marc – Nos sentimos muy cercanos a lo que hacen formaciones como The Jayhawks, Blue Rodeo, Blackberry Smoke, Chris Stapleton o Drive By Truckers… además de los inmortales, Neil Young, Tom Petty, la Creedence…

Con el primer EP girasteis de forma bastante continuada por toda Catalunya con escapadas puntuales a otras latitudes. ¿Cómo percibisteis la respuesta del público a vuestras canciones?

Rosendo – Pues muy bien, la respuesta ha sido muy buena, la gente se interesa y hemos vendido bastantes discos en nuestros conciertos. Entendemos que al público le gustan nuestras canciones y eso nos anima a persistir en nuestra propuesta.

Actualmente os movéis –en general y salvo excepciones- en un perfil más bajo en cuanto al directo, actuando en locales de muy reducido aforo e incluso en bares y restaurantes. ¿Cómo vivís ese formato?

Rosendo – Nosotros no nos cerramos a nada, pero nuestro repertorio no está pensado para actuar en una fiesta mayor a las tres de la madrugada. Entonces, parece ser que estos lugares, donde puedes interactuar más con el público, son más idóneos para nuestras canciones. Pero hay muchas más vías por explorar, como por ejemplo los festivales, que no hemos hecho muchos y, de este estilo, haberlos están… ahora solo falta que nos llamen…jeje….

Marc – Aunque en un principio nuestra propuesta era más intimista y bastante acústica, con nuestro segundo EP hemos ampliado la paleta y en algunos temas hemos endurecido el sonido. La intención es poder tocar en distintos espacios y delante de diferentes públicos, según lo que requiera la actuación. Nos sentimos tan cómodos tocando ante una audiencia sentada, como rockeando en algún club de moteros, cosa que también hemos hecho.

Recientemente habéis regrabado «Repetiría», un tema original de Mr. Pez. ¿Forma parte de algún proyecto o es sólo una acción puntual?

Rosendo- No, simplemente salió la oportunidad de entrar al estudio una tarde, para grabar un tema prácticamente en directo, y pensamos en este de Mr. Pez. Es una canción que ya tocamos en directo y a la gente le gusta. Además, está muy pasado por el filtro Guardafuegos, por eso pensamos que era una buena oportunidad para grabarlo.

¿Cómo veis la escena local y el circuito en los que os movéis a nivel tanto de iniciativas y promotoras como de otras bandas y artistas?

Marc – Complicada. Escena de rock propiamente dicha ya casi no queda, al menos fuera de Barcelona. Si que hay una apuesta por la música en vivo en otros entornos, más relajados, quizá porque el seguidor medio del rock ya tiene una edad y una familia. La verdad es que siempre que hemos tocado en estas iniciativas hemos tenido buena aceptación, señal que la gente sigue queriendo escuchar y descubrir música nueva…. Lo única que quizá ya no lo quiere hacer a las dos de la madrugada… o ya no tiene edad para hacerlo (risas)…

Llegada una cierta edad, ¿es la música en general y el rock en particular más un vehículo que un objetivo? O dicho de otra manera, ¿se busca más la satisfacción personal y la expresión de unas emociones que un eventual éxito a corto o medio plazo?

Rosendo – Te podría contestar con la última letra que he escrito que empieza diciendo: “Puede ser que ahora ya sea tarde, tarde hasta para dejarlo estar…”. Se llama “Haciendo planes” y habla de seguir enredados, viajando, componiendo con esa ilusión por seguir adelante, viviendo el momento y disfrutando de cada concierto que podemos hacer.

Marc- Llega un momento en que te das cuenta de que el objetivo es el viaje en sí y no ningún supuesto punto de llegada. Lo del éxito se te pasa cuando dejas la veintena atrás, y te das cuenta de que el éxito es poder seguir tocando y creando durante muchos años.

Tras dos EP iría siendo hora de lanzarse a por un disco en toda regla. ¿Existen planes al respecto?

Marc – Nos gustaría completar nuestro último EP con algunos temas más y sacar un LP y, de entrada, este es nuestro plan. Pero lo primero es rodar y rodar con la actual formación, mejorando día a día, sin dejar de componer. La intención es superarnos en cada paso que demos, algo que creemos que cumplimos entre el primer y el segundo EP. Todavía nos queda mucho por crecer y aprender.

 

Texto: Eloy Pérez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: