Encuentros — 2 mayo, 2018 at 12:14

Tòfol, Martínez, “la verdad y la belleza son palabras siamesas”

Foto: Alejandro Maestra

Este músico de Sabadell, que se siente de Tossa, se ha hecho un nombre en el blues de Catalunya gracias a muchos años de carrera y a colaboraciones con músicos como James Harman, Marco Cinelli o Big Mama Montse. El 4 de mayo publica un disco en el que se aleja, curiosamente, algo de ese blues para adentrarse en otros terrenos sonoros. Su Título, La Verdad y la Belleza.

 

Te conocíamos como músico de blues pero ahora, con este disco, abres más horizontes sonoros ¿qué te llevó a ello?

El blues llegó a mi cuando tenía 13 años a través de un profesor de guitarra que me aconsejó un disco de Stevie Ray Vaughan. Desde entonces he sabido que tocar blues me cura. El blues es una música improvisada y no permite distracciones. Es la única forma que he encontrado de parar mi cabeza. Cuando toco blues no duele nada. Pero desde esa misma edad temprana compongo para los grupos en los que he tocado hasta escribir canciones para artistas más o menos conocidos. Cuando escribo, es como si dejara las emociones ahí, a modo de diario y ya no tengo que cargar con ellas. Para mi es tan necesario el blues como hacer mi música.

 

¿Puede descolocar un poco a los que te seguían desde el blues?

Al final la música es música y yo soy yo haga lo que haga. También he participado en obras de teatro, he compuesto música para documentales, televisión, cine… Sigue siendo lo mismo, una manera de canalizar energía.

 

En el disco colaboran Litus y Lichis. Este último me parece una influencia evidente del mismo ¿lo ves así?

Litus es amigo de toda la vida, empezamos juntos y seguimos queriéndonos y admirándonos. Me encanta su voz, su actitud en el escenario y sobre todo como compone, es un grande, siempre lo fue. Recuerdo canciones suyas escritas con 17 años que parecen escritas por alguien que ya está de vuelta de todo. Estoy muy orgulloso de él, de cómo ha evolucionado y lo quiero muchísimo. Lichis es el maestro. Un día hablando con un buen amigo, le decía que me emociona mucho cuando un compositor es capaz de crear imágenes brutales con una frase sencilla, con palabras comunes, sin buscar en el diccionario. Él me dijo: “amigo mío ¡eso es el talento!” Sin duda Lichis lo tiene. Pero además es una persona humilde, cercana y cariñosa, siempre le estaré agradecido por haber cantado en este disco y espero poder hacer más cosas juntos ¿Que si me ha influenciado? Me sé sus discos de memoria… Supongo que sí (risas).

 

Has tocado con gente como Big Mama y…Antonio Orozco. algunos verán eso como un lunar en tu trayectoria ¿cómo lo ves tú?

Me hablas de dos de los maestros que se han cruzado en mi camino. Tuve la suerte de hacer la gira de Devuélveme la vida de Antonio Orozco con tan solo 24 años. Aprendí muchísimo. Antonio es un ser hipersensible, con una capacidad de dar, crear y amar brutales. Lo que más me gusta de él a parte de sus canciones y su voz única, es la capacidad que tiene como comunicador y su cercanía con el público. Tengo ganas de darle un abrazo, hace un tiempo que no nos vemos. Cuando tenía 13 años, en mi primera banda de blues, tocaba canciones de Big Mama ¿Te imaginas como me sentí cuando me propuso tocar con ella y producir su disco juntos? Es la Dama del blues y una maestra de la vida, ahora cumple 30 años en los escenarios y va a editar un disco maravilloso ¡no os lo perdáis!

 

La verdad y la belleza son dos palabras muy positivas y rotundas ¿resumen tu visión de la vida y la música?

La verdad y la belleza son dos palabras siamesas. No existe belleza sin verdad ni verdad sin belleza. Para mi hay tres cosas que guían mi vida: la verdad, la belleza y la magia. No creo en otra cosa.

 

También has dicho que es un disco de autodescubrimiento y sanación ¿qué has descubierto sobre ti haciéndolo?

Me he dado cuenta, sobretodo, que el amor no se gasta. Es infinito. Podemos dar sin esperar nada a cambio porque si lo damos con amor, la energía dura y dura y te hace sentir muy bien. Estas canciones me han curado el alma, y creo que, si lo han hecho conmigo, pueden hacerlo con más gente.

 

¿Qué heridas ha sanado este disco?

A modo de diario, he ido dejando emociones escritas en la libreta, de esa manera tenía la sensación de no llevarlas a mis espaldas, de sacarlo de dentro, de dejar el lienzo en blanco para poder seguir escribiendo el guion improvisado de mi vida.

 

¿Planes de presentación?

De momento tenemos un par de presentaciones en Madrid (Fidula 24 de mayo) y Barcelona (Mediterráneo 15 de junio) en formato acústico, con el maestro Xavi González Cabré y concierto de presentación en mi maravilloso pueblo, Tossa de Mar, el 16 de junio con la banda completa.

 

Eduardo Izquierdo

One Comment

  1. Cuánto talento, infinito AMOR

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: