Papel — 20 abril, 2018 at 10:00

Hijos del desierto – Manuel J. González (Autoeditado)

Es curioso como una escena, incluyendo el grupo más emblemático de la misma, puede crecer en popularidad y generarse un culto devoto en torno a ella mucho después de su declive. Hablamos de la escena del desierto, una corriente musical clave para entender el presente del stoner y de estilos limítrofes, que se vio enormemente afectada por la magia y el misterio de un entorno geográfico tan agreste como seductor. No es de extrañar que Chris Goss declare: “El desierto era para aquellos chicos el mismo desolado aislamiento que Birmingham fue para Black Sabbath y la lluviosa y oscura Seattle para Nirvana”. Y es que nada sería igual si las arenas y el sol abrasador no los hubieran rodeado. González, este es su segundo libro de temática musical tras publicar en 2015 Muddy Roots Music, se decanta por el formato de historia oral de forma que son los protagonistas, aquellos que lo vivieron realmente en primera persona, los que trazan con sus declaraciones el nacimiento y el desarrollo de un movimiento que empieza muy influenciado por el punk-rock y el hazlo-tú-mismo y que nos ha dejado bandas tan relevantes como Kyuss, Queens Of The Stone Age, Fu Manchu o los Masters Of Reality del citado Chris Goss. El libro, con prólogo de Sandri Pow, batería de Atavismo, se estructura en torno a los puntos clave: los músicos, el influjo del desierto, las míticas Generator Parties, el embrujo sonoro de Kyuss, el estudio clave (El Rancho de la Luna) o las Desert Sessions deteniéndose además en diseccionar la discografía de Kyuss así como de detallar una selecta lista grabaciones de otras bandas y artistas afiliados al club. El autor vuelca pasión y experiencias personales en sus textos, haciendo partícipes a los lectores, y firma un preciso retrato coral de una serie de grupos y lugares que marcaron a muchos de los aficionados al rock durante la década de los noventa.

 

MANEL CELEIRO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: