Encuentros — 30 abril, 2018 at 11:10

Curtis/Sutton & The Scavengers, “el Americana es una buena trampa en la que quedar atrapados”

Curtis/Sutton, así, con barra en medio, son un dúo de Idaho integrado por Charlie Sutton y Ryan Curtis que, para su nuevo disco, Whiskey Rain,  han contado con The Scavengers como grupo de apoyo. Una banda formada para la ocasión y en la que los únicos miembros fijos parecen ser Sam Alkire al contrabajo y Adam Straubinger al violín. Lo suyo es el folk & blues pantanoso, algo que, evidentemente los emparente yd e qué manera con el swamp. Ambos aceptaron contestar nuestras preguntas.

 

Idaho, al menos aquí, suena a lugar con tradición. Vamos, que queda bien decir que haces música de raíces y eres de Idaho.

Charlie Sutton: La verdad es que sí (risas). Hay una gran escena musical aquí y la comunidad de músicos es muy solidaria.

Ryan Curtis: No podría estar más de acuerdo. En nuestra ciudad, Boise y en el Wood River Valley hay un montón de excelentes bandas y muchos lugares geniales para captar la esencia de la roots music.

 

Pero vosotros no os limitáis a escuchar solo roots music ¿verdad?

C: No, a mí me gustan muchos tipos de música. Marc Ribot fue una gran influencia en mi manera de tocar la guitarra, y también Ry Cooder. En este disco hay canciones como «Country Bound» que aúnan la influencia de Freddie King en el sonido con las letras de Hank Williams.

R: Yo escucho cualquier cosa, desde Fugazi hasta The Clash, Tom Waits o Hank Williams. Definitivamente soy un nerd de la música y supongo que todo eso se refleja en mi música. Si pienso en influencias, incluso, diría que una de las más grandes es Charlie. Cuando tienes dos compositores en la banda siempre hay una competencia amistosa que te empuja a mejorar.

 

¿Americana? ¿Country Rock? ¿Swamp?

C: Americana, porque somos un derivado del bluegrass, el country o el rockabilly.

R: Americana, sí. Es una buena trampa en la que quedar atrapado.

Trabajáis mucho el tema vocal ¿no?

C: Sí, porque nuestras voces son diferentes. La de Ryan es más Tom Waits y la mía más Paul Simon. Eso hace que el disco sea muy variado. El estilo se basa en las limitaciones. Trabajas con lo que tienes para forjar una voz idiosincrática. Creo que fue John Hatford el que dijo algo así.

 

Segundo disco. Diría que todo es más variado ahora.

C: Básicamente la producción. Travis Ward ha hecho un trabajo excelente. Y también la presencia de Adam y Jason es importante.
R: Hemos intensificado el trabajo en estudio, intentando capturar todos los sonidos que integra la banda. Creo que «Whisky Rain» es un buen ejemplo de lo ecécticod e nuestros conciertos.

«California Man» es la canción política del disco. Un tema triste. No puede ser de otra manera ¿no?

R: Sí, creo que cuando escribes de estos días tienes que caer en la parte más oscura de las cosas o las personas. La idea de esta canción es que incluso en los lugares más glamurosos como Los Ángeles o Nueva York hay gente que simplemente está intentando salir adelante.

En «Country Bound» metéis guitarra eléctrica, algo no muy habitual en vuestra música.

C: Es un tema que viene del rockabilly y tiene un sonido clásico. Es la única en la que efectivamente toco la Gretsch y le da un sabor diferente. Hay eléctricas en otras canciones peor no así. El banjo, por ejemplo, también está electrificado, aunque a través de un amplificador de válvulas.

Mi tema favorito es el viejo blues «Want It To Work» ¿es el blues el origen de todo?

C: Es que la voz de Ryan y esa letra son muy blues. Está tocado con una afinación en Mi abierta, muy común en el blues, claro.

R: El blues es el ancla de la mayor parte de nuestra música.

 

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: