Vivos — 5 diciembre, 2017 at 18:08

Iguana Death Cult & Deadyard, Almo2bar (Barcelona)

 

Los cuatro neerlandeses IGUANA DEATH CULT son avezados instrumentistas, llevan buenos pedales y conocen los preceptos rítmicos del garage, al que le sacan partido con acertados ritmos sincopados. Sus grabaciones, tres singles y el lp auteditado “The First Stirrings of Hideous Insect Life” (2017) son interesantes. En la escucha previa le entran a uno ganas de ver el despliegue que hacen en vivo. Sin embargo en directo, el estilo de guitarras y voces -al menos en los temas de la primera mitad del concierto- suenan demasiado parecidos a los tótems contemporáneos del género. Cuando consiguen soltarse de ese amarre a su melomanía, hacia el final del set-list, el resultado es de notable alto, también por su acertada actitud en las tablas.

Por otro lado, los locales DEADYARD convierten el escenario del Rocksound, del Almo2bar o el que sea en el honky-tonk de un motorcycle club americano, tienen esa virtud. El propulsor es lo más importante y éste es un V5 que funciona a las mil maravillas. Pablo, el vocalista, surfea subido al capó – sin inmutarse – por encima de un cuerpo de guitarras que le cortaría el gaznate a cualquiera. Su ep “The Monkey Monggah” (2017) no tiene tema malo, es una auténtica carnicería preparada para la barbacoa. Su parrilla mezcla high energy a la australiana o quizás más a la escandinava –según el gusto- con base metal y stoner. Hasta se atreven con el “Sabotage” de Beastie Boys.

El rock en Barna sobrevive por cosas como esta, vayan a su encuentro.

Texto y foto: Pacus González Centeno

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: