Papel — 17 noviembre, 2017 at 8:29

Bikinis, fútbol y rock and roll – Adrian Vogel (Foca)

Hay una sobreexposición tan abundante sobre la música y la vida en la década de los ochenta que, por momentos, parece que el pop-rock en este país comenzó con Alaska o Radio Futura. Es más, da la impresión de que, antes de esos años, ni siquiera había vida, sino que todo era una lejana fotografía en gris. Sin duda, fue una época muy complicada —algo que se explica de maravilla en el libro—, pero eso da aún más mérito a todos los artistas que trabajaron en condiciones tan poco estimulantes. Es decir, era más arriesgado ser Miguel Ríos en España que Gainsbourg en Francia. Este libro viene a remediar el vacío documental en clave pop que existe desde la posguerra hasta la transición. Y de qué forma. Está escrito con muy buen estilo e incorpora tal cantidad de información que, por momentos, parece un libro de consulta. Libro necesario, nos explica a través de la música cómo somos, por qué somos así y de dónde venimos. Pone en su contexto la llegada a España del primer rock’n’roll o el nacimiento de los conjuntos de los sesenta, sin olvidarse de la copla o los boleros. El libro se articula en torno a tres ejes principales: el fútbol, la música y el arte. Así, nos damos cuenta de la importancia del desplazamiento de los aficionados de los clubes de fútbol por Europa, la legalización del bikini en España o la creación de la Bienal de Arte Hispanoamericano con Fraga al mando. Pero lo que más abunda es la música, con sus hazañas, sus fracasos y gran conocimiento de causa. Incluye también cierta perspectiva de género y se citan las numerosas mujeres que había en puestos relevantes en la industria musical, realidad que no se repetía en ninguna otra profesión. Sin duda, este libro es una de las mayores sorpresas de los últimos años en cuanto que, por fin, se alcanza el nivel anglosajón en publicaciones sobre cultura popular.

 

IGOR PASKUAL

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: