Vivos — 23 octubre, 2017 at 19:08

Sam Outlaw – Rocksound (Barcelona)

Regresaba el cowboy urbano afincado en California, si bien originario de  Dakota del Sur, al escenario de Rocksound tras su anterior visita en formato de dúo acústico acompañado por Molly Jenson. La vocalista y guitarrista de San Diego también estaba presente esta ocasión pero formando parte de la nutrida banda de acompañamiento. Tres guitaras, incluyendo la de Sam, bajo, pedal steel, batería y teclados respaldaban la cálida garganta de Sam, muy Chris Isaak en varios momentos de la velada, que demostró ser uno de los valores más sólidos de la escena country contemporánea.

Sin miedo a salirse del guión atrapa aires honky tonk y baladas lacrimógenas con una indudable vis pop sin que la raíz primaria de la música vaquera se vea afectada. Y eso le concede una variedad de registros que redunda en beneficio del ritmo del concierto y mantiene la atención del personal asistente.

Jugo muy bien las bazas contenidas en su anterior disco, Angeleno (2016), joyas de elegante envoltorio melódico como la que le daba título, el aire fronterizo y mariachi de «Who Do you Think you Are?», la ternura de «Country Love Song», ese infalible hit que es «Ghost Town»,  acogida con alborozo por el público que no dudó en sumarse al coro del estribillo, o el ritmo trotón de «Hole in My Heart» alternándolas con canciones de su nuevo trabajo, Tenderheart, una grabación notablemente superior en su conjunto a su predecesora.

Molly volvió a brillar en las segundas voces, espectacular en «Everyone’s Looking for Home» o «She’s Playing Har to get (Ride Off)», evidenciando la química que hay entre ambos. Química que brilló cuando los dos se bajaron de la tarima, tras una sonora solicitud de segundo bis, y mezclados con el público interpretaron a pelo, dos voces, dos acústicas,  la emotiva «Juanita» de Gram Parsons y Chris Hillman y «Cry to Me» para dejar a la gente con la lágrima en el rabillo del ojo y la piel de gallina.

Manel Celeiro

Foto: Sergi Fornols

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: