Encuentros — 17 octubre, 2017 at 12:55

Starcrawler – Esputando la esencia rock’n’roll de Sunset Strip

Si Steven McDonald (Redd Kross) acepta producir tu primer single y Ryan Adams se ofrece personalmente para hacer lo propio con tu álbum de debut es que tienes eso que hace que un grupo destaque en el saturado panorama musical actual. En el caso del cuarteto de Los Ángeles Starcrawler eso es el resultado de mezclar unas canciones –tres por el momento– que esputan furiosamente ese rock’n’roll fermentado décadas atrás entre las grietas de Sunset Strip; una insolente e irresistible presencia escénica –chequea sus vídeos en YouTube— y, también, una insultante juventud (de 16 a 22 años) que hace que cuarentones cascarrabias como un servidor recuperemos la fe en el ser humano y que los chavales de su edad tengan una nueva banda a la que adorar fanáticamente.

Si el Primavera Club trae a Starcrawler a Barcelona (viernes 20, Sala Apolo) y Madrid (domingo 22, Joy Eslava) debería ser una señal para que tú –oh, fan de la música que de aquí tres años lamentará que toquen en un gran festival— te acerques a verles en directo en ese hábitat donde, estamos todos de acuerdo, mejor se disfruta un grupo de sus características: una sala. Será ahí el momento de comprobar si el cancionero que han armado para su debut —que editará Rough Trade a principios de 2018— tiene el rabioso mismo empaque que el despachado hasta ahora y si el hechizo que desprenden sus vídeos en directo se mantiene en el cara a cara.

Contactamos telefónicamente con Arrow de Wilde, hija de la reputada fotógrafa Autumn de Wilde y de Aaron Sperske (batería de Father John Misty, Beachwood Sparks o Ariel Pink) y foco de atención mediática de una banda ciertamente prometedora a la que nos gustará recuperar dentro de tres años para ver cómo han gestionado este fulgurante despegue.

¿Qué artistas o álbumes recuerdas que causaran un primer impacto en la Arrow niña / adolescente?

Blizzard of Ozz, de Ozzy Osbourne, fue el álbum que me hizo querer formar mi propia banda… No sé muy bien porqué, fue un shock, una revelación… También lo fue escuchar los discos y ver los vídeos de las Runaways; estaba fascinada con la presencia escénica de Cherie Currie.

Debido a su experiencia dentro de la industria musical, ¿te han dado tus padres algún tipo de consejo sobre cómo lidiar con sus complejidades, con el rostro menos amable de un mundillo que ellos conocen bien?

Han optado por dejar que vaya descubriéndolo por mí misma, aunque no pueden evitar darme algún consejo de vez en cuando… Me apoyan y eso es algo que se agradece.

¿Cómo definirías el ambiente musical de Los Ángeles en el que has crecido, primero como aficionada y desde hace un tiempo como agente activo liderando Starcrawler?

Es una escena en constante ebullición y muy, muy divertida. Hay montones de conciertos cada semana y hemos sentido el apoyo de la gente desde el minuto cero.

Uno de los que vio ese potencial primerizo fue Steven McDonald de Redd Kross…

Es amigo de mis padres y yo soy muy fan de Redd Kross, así que cuando grabamos nuestras primeras demos se las hice llegar para ver si estaría interesado en grabarnos. Respondió afirmativamente y salimos de su pequeño estudio The Whiskey Kitchen con dos temas: “Ants” y “I Used to Know”. No podíamos ser más felices, la verdad.

Comentabas en una entrevista reciente que no querías que se definiera a Starcrawler como “banda liderada por una chica” o “banda con cantante femenina”, sino como una banda a secas. Me gustaría que desarrollaras un poco el porqué de tu petición.

Entiendo que el feminismo no va de poner etiquetas o de resaltar la singularidad de género de una banda o de cualquier artista en cualquier disciplina. Cuando se habla de la mayoría de grupos de rock formados por hombres no se remarca la condición masculina de todos sus componentes, ¿verdad? Pues la auténtica igualdad es referirse a Starcrwaler como una banda. Punto.

El videoclip de “Ants” con el que os presentasteis en mayo os muestra sobre el escenario, lugar donde despliegas una teatralidad que remite al shock rock de Alice Cooper o tu querido Ozzy. Pareces alguien hasta cierto punto tímido, así que me gustaría saber cómo se produce ese clic que te lleva a convertirte en esa magnética e incontenible cantante que vemos en el clip.

No es algo que me cueste mucho esfuerzo, es algo que surge natural; me desinhibo y me dejo llevar por la música para que mi presencia esté en sintonía con la música que tocamos. Se trata de no aburrir a la gente y por eso hago uso de todo lo que esté a mi alcance como cantante, de ese rol que me sitúa como foco de atención del público. Se trata de que no olviden nuestro directo y si a las canciones yo puedo aportarles todo lo que puedo dar de mi como cantante, lo hago.  Curiosamente, en un par de ocasiones nos hemos encontrado con miembros del público que se sentían incómodos u ofendidos con todo ello, algo que me asombra en los tiempos que vivimos pero que también me gusta pues quiere decir que al menos provocamos alguna reacción… Aunque sea de rechazo. [risas]

Diseñas parte del vestuario que luces en directo, ¿qué referentes artísticos revolotean por tu cabeza cuando estás trabajando en él?

No sé… Quizá una mezcla del look de las bandas de heavy metal de los años 70 y de los personajes de las películas de terror del Hollywood clásico.

¿Cómo surgió la posibilidad de grabar vuestro álbum de debut en los Pax-Am Studios de Ryan Adams?

Fue él quien se ofreció para trabajar con nosotros, una aparición inesperada que nos sorprendió a todos. Es amigo de mi madre, la sigue por Instagram; al vernos en su feed le mandó a un mensaje privado en plan “¡Quiero conocerles!”. Ha sido una experiencia fantástica, es un tío muy guay.

¿De qué manera crees que trabajar con Adams ha influido en el resultado final?

Entramos en su estudio con una idea general de cómo queríamos que sonara el disco, pero él nos ayudó a transformarlo en algo distinto, más ambicioso. Fue una conexión instantánea y él, que es un tío muy majo, nos hizo sentir cómodos y con plena confianza para dar lo mejor de nosotros.

Última pregunta: ¿con qué artista te gustaría colaborar, ya sea en el estudio o en directo?

Ozzy, sin duda. Aunque quizá lo más interesante de todo sería lo que pasa fuera del estudio o en el backstage. [risas] Me lo pasé en grande leyendo s u autobiografía; a veces pienso que esa realidad tan alocada y salvaje que vivió él es impensable para las bandas de hoy en día. Todo está tan vigilado, todo es tan público y políticamente correcto que los grupos van con mucho cuidado en sus afirmaciones y sus actos.

ROGER ESTRADA
FOTOS: AUTUMN DE WILDE

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: