Encuentros — 23 octubre, 2017 at 9:43

Ron Pope, “solo me interesa hacer buenas canciones”

En 2009, una canción le cambió la vida. «A drop in the ocean», compuesta a medias junto a Zach Berkman cuatro años antes, se convirtió en un éxito viral en Internet y le hizo alcanzar el millón de descargas digitales vendidas. Eso acabó de convencer a Michael “Ron” Pope de que lo suyo era hacer canciones e interpretarlas. Doce años, y también doce discos después, hablamos con este georgiano nacido en 1983 que acaba de editar Work.

 

Aunque parece obvio ¿qué importancia tiene «A drop in the ocean» en tu carrera?

Bueno, es el punto de entrada en mi música para mucha gente, así que diría que es muy importante, ciertamente.

 

Me ha sorprendido mucho saber que eres un fanático de U2 ¿y eso?

The Edge es un guitarrista único. Su uso de los efectos es algo que siempre he admirado. Vi a U2 tocar en un estadio de Nueva Jersey hace unos años. Cantar delante de 70.000 personas, con ellas, debe ser una experiencia religiosa realmente.

 

Dejando esa anécdota al margen, me atrevería a decir que tu música tiene algo cercano al country-soul.

Pues no lo sé. De hecho, no sé qué artistas pueden definirse como country-soul. Dejo las categorizaciones a otros. Solo me interesa hacer buenas canciones.

 

Pero el soul está muy presente en tu música. Incluso tocaste en el tributo a Aretha Franklin del año pasado en el Carnegie Hall ¿cómo fue?

Estamos muy orgullosos de que nos llamaran. La voz de Aretha siempre ha estado ahí, es una de las mejores vocalistas de todos los tiempos ¡No podía creer que íbamos a tocar en el Carnegie!

 

¿Cuál es tu artista soul favorito?

Otis Redding, seguramente. Aunque también me viene a la mente David Ruffin de The Temptations. Su voz era a la vez dura y emocional.

 

Creo que consideras este disco el más autobiográfico de todos los que has hecho ¿no?

Sí, es la historia de mi vida. No es que sea un disco conceptual pero sí que tiene una línea temporal que une las canciones. Es mi recorrido vital, desde que era un niño en Georgia hasta hoy.

 

Por eso habrá sido importante que lo produjera tu amigo Ted Young.

Claro, somos viejos amigos. Hemos coproducido juntos mis últimos discos y es bueno trabajar con personas de tu confianza.

Oye, ya que hablamos del pasado, estuviste a punto de ser jugador profesional de béisbol ¿y eso?

Yo siempre fui músico, realmente, aunque me lo tomé mucho más en serio cuando mi carrera deportiva se truncó al lesionarme.

 

Y acabas incluso montando tu propio sello con tu esposa Blair.

Ella había sido mi manager mucho tiempo. En algún momento nos dimos cuenta de que estábamos haciendo el trabajo de una discográfica así que ¿por qué no hacerlo nosotros mismos? Empezamos a fichar a algunos artistas y ahora tenemos a gente como Truett, Tim Olstad o The Heart Of.

 

Para acabar ¿cómo te sienta que tras doce años de carrera Rolling Stone te meta en una lista de diez nuevos artistas de country (NdA: Apareció en el mes de julio de 2017)?

Es que no creo que sea ni “nuevo” ni “country”, peor me siento feliz. Estoy contento de que me mencionen. He sido suscriptor de Rolling Stone desde que tenía 12 años. Imagina.

 

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: