Discomático — 5 octubre, 2017 at 7:45

Broke Lord – Death of a Flower (Belamarth-GOG Artifacts)

La faceta de Luis Boullosa como escritor o crítico musical es bien conocida, pero su voluntad de saldar cuentas colgándose el bajo al hombro quizás no haya atravesado aún la membrana del underground más abisal. Tampoco creo que a él le importe esto demasiado, pero si trastean un poco en la Red podrán encontrar su firma en bandas como Vozka Drunkers, 5 Cobras o Gog & Las Hienas Telepáticas. Todas son formaciones de punk-rock. Meditado e incontinente, este falso asceta puso en hibernación hace meses su revista Karate Press y decidió lanzarse a grabar un nuevo disco, esta vez como ‘’one man band’’. Así nació el arisco Death of a Flower, primera referencia de Broke Lord. Y no lo digo solo por la arisca naturaleza de la colección de canciones que nos presenta; también quisiera señalar la quebrada producción que ha impreso Raúl Pérez (Guadalupe Plata) al álbum, una obra que si bien arranca solemne y pesada —porque mira de frente al Michael Gira de Angels of Light—, al final termina colándose por las rendijas con cierta alevosía. Es un disco peligroso que te envuelve mientras crece, corte tras corte, arrastrándose entre pasajes velvetianos —en «Life of Saints» o la homónima «Death of a Flower» cohabitan Brian Eno y el Lou Reed más verbenero— y una suerte de post-folk marmóreo que lo mismo remite al Bill Callahan más insondable que a Epic Soundtracks, Calvin Johnson o el icónico Rowland S. Howard. Mentiría si asegurase que este es un proyecto afrontado en total soledad. Entre sus colaboraciones mercenarias nos topamos con Marco Serrato (Orthodox), Asier Maiah (Viva Bazooka, Los Nitxos) o la poeta Macky Chuca. Pero queda genial imaginarte a Boullosa encerrado en una gruta, componiendo como un Julian Cope alucinado los ocho cortes que hacen de argamasa de este brillantísimo —lo digo quedándome corto— y humilde trabajo de purga interior.

 

EMILIO R. CASCAJOSA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: