Vivos — 29 septiembre, 2017 at 10:24

Robert Jon & The Wreck, Boite Live (Madrid)

Parece que hay que dejarse barba durante más de tres meses para formar parte de los Wrecks de Robert Jon. Pero no solo eso, también debes estar hecho de una pasta especial. Has de ser capaz de seguirle el ritmo exaltado a tu director de orquesta durante cerca de dos horas de desfile ininterrumpido de rock. Capaz de mantener la exigencia de tres discos en tres años con sus consiguientes giras a ambos lados del charco (porque estos tíos llevan más de 500 bolos en los últimos cuatro años…). El último de estos trabajos, publicado este mismo año, es una compilación de caras B y algún descarte, llamado “Wreckage, Vol.1 (B-Sides Compillation)”.

Los californianos, empeñados en no escondernos ningún secreto, arrancaron contundentes, enlazando tema tras tema sin darse medio respiro. Canciones como «Good Lovin´» o «Hey Hey Mama» arrancaron los primeros contoneos tras un comienzo psicodélico. Robert y los suyos explotan sus influencias sureñas con la versatilidad que les aporta el teclado y las dos guitarras eléctricas. Al contrario de lo que se puede esperar por el nombre de la banda, el protagonismo está muy repartido. Los dedos del zurdo Kristopher Butcher, carentes de púa, regalan profundas exhibiciones de guitarra en prácticamente todos los temas. Tampoco se esconde el resto de actores secundarios: bajo, teclado y batería se marcaron sendos solos de varios minutos para redondear una actuación difícil de borrar de la retina.

Un sold out más para los chicos de The Mad Note, que con perseverancia, se están asentando como los promotores abanderados del rock de raíces en nuestro país. Enhorabuena.

Texto y foto: Pablo del Valle

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: