Vivos — 14 septiembre, 2017 at 19:25

Imperial State Electric – Sala Caracol (Madrid)

 

Johan Kugelberg, magistrado responsable de los indispensables Killed By Death y tour manager de los supremos Union Carbide, decía que el pueblo sueco no tiene capacidad de tener un solo pensamiento original pero que son los primeros en saber seguir los pasos de otros. El del sueco Nicke Andersson puede considerarse, entonces, un caso clínico. La cosa está en que Imperial State Electric, aunque con referentes algo más ramplones que los de sus anteriores grupos, mezclan influencias con una elegancia y un criterio impecable. En directo, ocurre lo mismo y lo demuestran arrasando con su repertorio, absolutamente excelente, al sacar lo mejor de sus cinco discos. El grupo, más colectivo que Hellacopters, es un cuarto de juegos donde reclamar roquerismos fm del pasado. Hasta conecta con los gloriosos Entombed en punteos jebirulos que salpican el escenario de vez en cuando y que los roqueros se tragan tan a gusto -y yo que me alegro-. Su sonido fue más recio, impecable y potente que en disco. Nicke manda como un puto águila del riff, escultóricamente ROCK. Regalaron dos versiones que parecían patrocinadas por M80 -Born To Be Wild y Fortunate Son- con el consiguiente jolgorio marulo del respetable. Siempre es buen momento para un poco de verbena entre tanta clase.

Texto: Rafa Suñén

Foto: Bruno Fuente

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: