Vivos — 2 agosto, 2017 at 13:45

María Gadú, Sala Barts (Barcelona)

En su segunda visita a Barcelona en pocos meses, la cantante y compositora brasileña Maria Gadú, volvió a llenar la sala de su público incondicional. En esta ocasión lo hizo para presentarnos su nuevo trabajo “Guelã Ao Vivo” en la Sala Barts. Muy bien acompañada con Federico Puppi al cello, Lancaster Pinto al bajo y Felipe Roseno a la batería, forman un cuarteto con un sonido cuidado y sobre todo con un sello muy personal, así parece que han encontrado en el directo su sonido más potente, que sorprende a los que sólo les han escuchado en estudio, donde sus temas suenan mucho más intimistas. Maria Gadú, apadrinada en sus inicios por el gran Caetano Veloso, ha sabido encontrar su espacio dentro del panorama musical de Brasil, al igual que los músicos que le acompañan, es una cantante muy joven, para ella la bossa nova es sólo un ingrediente más de su fórmula, quizás un elemento básico, pero su estilo va mucho más allá, y se deja influenciar por el rock, pop, funky, sonidos electrónicos…, todo ello aderezado con mucha simpatía y una voz prodigiosa. De esta manera nos sorprende con versiones impactantes como el “Ne me quitte pas” de Jacques Brel, con una carga rítmica que no deja a nadie indiferente. En definitiva, Maria Gadú se ganó una vez más a un público que ya venía con ganas en un concierto para guardar en la memoria y en el que toda la platea terminó en pie coreando “Bela Flor” y “Shimbalaie”, dos de sus temas más conocidos.

Texto y fotos:Toni Martínez

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: