Papel — 5 agosto, 2017 at 8:48

Cómo dejamos de pagar por la música – Stephen Witt (Contra Ediciones)

Aunque a los más jóvenes del lugar les cueste entenderlo, hubo un tiempo en el que teníamos que pagar por la música que consumíamos. Sí, podías comprar una cinta y pedir a un amigo que te grabara discos, pero al final de la cadena alguien los había comprado. Ya entonces se advertía que esta práctica podía acabar con la industria de la música (¡angelitos!), pero los verdaderos movimientos sísmicos que nos llevaron a la situación actual ocurrieron años más tarde, con la llegada de Internet a nuestras casas. El libro que edita Contra en castellano documenta, con gran lujo de detalles, nombres, fechas y lugares, el proceso que condujo a que toda una generación, como mínimo, se haya acostumbrado a que la música sea uno más de los contenidos que puedes encontrar, gratis por supuesto, en la red de redes. Dos aspectos contribuyen a que cualquier lector pueda disfrutar de un texto que, a simple vista, pudiera parecer dirigido únicamente a gente metida de alguna forma en el ajo. Por un lado, el autor huye del sermón fácil y evita tanto las intrincadas discusiones legales como la tentación de culpar al usuario, cargando las tintas sobre la codicia de unos y la infantil búsqueda de la gloria de los otros. Por otro lado, un estilo narrativo casi de novela policíaca atrapa el lector entre una serie de historias cruzadas (el directivo, el trabajador que busca sacarse unos cuartos extra, las innovaciones y disputas tecnológicas) que acaban por converger en la situación comúnmente aceptada que todos conocemos. Una lectura divulgativa y a la vez amena.

 

 

FIDEL OLTRA

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: