Encuentros — 3 Agosto, 2017 at 9:32

Bifannah, California está en el Atlántico

Si hay una isla literaria, esa es Itaca, la patria de Ulises. Y si hay una costa de radiante rock’n’roll y música pop, todos miraríamos a California, el lugar de donde salieron Love, The Byrds, The Doors, Jefferson Airplane, o más recientemente Allah-Las y Mystic Braves entre otros muchos. Los gallegos Bifannah, en cambio, reivindican las playas de arena finísima de Pontevedra y su maridaje con Portugal. “Es imposible negar la inspiración que nos da el Atlántico”, reconocen. “En Galicia tenemos nuestra Costa Oeste peninsular, nuestro pequeño paraíso. Abrazamos las influencias del sonido California, pero nos gusta contrastarlo con el concepto Atlántico, son nuestras raíces, lo que nos hace sentir en casa”. De ahí que la música de estos cuatro chicos (Guille V Zapata, Antía Figueiras, Antón Martínez y Pablo Valladares) no ande demasiado lejos de lo que su sello, John Colby Sed, ha acuñado como “el resultado de mezclar la cadencia del sixties moody garage y la tropicalia en el siglo XXI”. Un pie en el pasado y otro en el presente. Fuzz, brisa marina y saudade. “No es una mala definición. Describe parte del momento en el que nos sentimos ahora”, afirman.

 

Maresia es el sugerente título del primer elepé de Bifannah, grabado en los estudios Terraforma de Pontevedra por “cerca-nía personal y geográfica”. Al mando se encuentra Ibán Pérez, con quien habían trabajado durante el EP homónimo de la banda en 2016. Aquella carta de presentación fue como una primera cita, una toma de contado con el exterior; mientras que ahora, de alguna manera, han decidido soltarse la melena. Dos ejemplos: el hipnótico teclado de «Hervas» y el exotismo de «Kala Kala» difícilmente hubieran encajado en el EP. “Es verdad. El álbum lo enfocamos como una oportunidad para desarrollar nuevas ideas. También nos hemos abierto más a otras influencias y sonidos. Ha sido un proceso de búsqueda, asimilación e interpretación”.

 

En este viaje por reconocerse en el espejo, en el cuaderno de bitácora de Bifannah no podemos olvidar al ingeniero de sonido holandés y músico Jasper Geluk. ¿Qué es lo que buscabais? ¿Empaparos de su pureza analógica? ¿El aroma de finales de los sesenta? “Seguíamos el trabajo de Jasper desde hacía un tiempo y todo lo que tocaba nos encantaba”, cuentan. “Buscábamos una visión y unos oídos que pudieran codificar nuestras canciones con el equilibrio entre influencias sesentas-setentas, el sonido analógico y la actualidad. No podemos estar más contentos con el resultado”.

 

JON PAGOLA

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: