Vivos — 7 julio, 2017 at 9:40

A Contra Blues, Rocksound (Barcelona)

Hablando tras el concierto que dieron el pasado miércoles en la Sala Rocksound con Jonathan Herrero, el inconmensurable cantante que pone la voz de A Contra Blues le confesaba que su versión de «En el lago» de Triana me había jodido buena parte del show. Y lo había hecho en el buen sentido. Quedar noqueado durante varios minutos por lo que acabas de ver. Plantearte si aquello ha sido verdad o no. Si es posible que alguien tome un tema tan personal como eso y lo haga tan suyo. Si se puede cantar y tocar tan bien. Todo eso es algo que hizo que mentalmente desconectara del bolo durante bastantes minutos. Y supongo que eso es algo que a otros debe haberles pasado con otros temas de la banda. Incluso con sus canciones propias. Porque A Contra Blues tienen un directo solvente. Muy solvente. No diría ya que notable sino excelente.

 

La sección rítmica integrada por Núria Perich y Joan Vigo es directamente impecable. Jugando entre ellos con las dinámicas que estar rodeados de compañeros tan fiables te dota de tranquilidad. Haciendo que las canciones de su reciente Hearts and Guts caminaran de forma impecable confeccionando un set homogéneo y sin fisuras. Por delante Alberto Noel, ataviado durante medio concierto de una preciosa cigarbox-guitar, y el siempre inmenso Héctor Martín ponían la dosis de imaginación, la genialidad, el punch, la grasa. Y la guinda quedaba para un Jonathan Herrero del que un músico muy conocido (y no diré el nombre para no comprometerlo respecto a otros compañeros) me decía por la tarde “es el mejor cantante, con diferencia, que hay en este país”. Y lo demostró. Vaya si lo demostró. Cargado de infinitos registros, implicando al público, liderando una banda que ya de por sí camina sola pero que con alguien así al frente se convierte en imbatible. Quizá por ello los cerca de 70 u 80 asistentes que se acercaron a este concierto solidario, en beneficio de la campaña de becas de Fundesplai para los niños con menos posibilidades económicas, salieron entusiasmados. No solo habían contribuido a una buena causa, sino que además habían visto uno de los mejores conciertos nacionales del año ¿qué más se puede pedir?

 

Texto: Hank C.Jr

Foto: José Antonio Serrano Sabaté

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: