Discomático — 4 julio, 2017 at 7:45

Cheap Trick – We’re All Alright (Big Machine)

Hay varias facetas que pueden relacionarse a Cheap Trick, pero siempre hay algo en ellos que les delata, un denominador común: el sentido del humor. Cuando la banda no se toma en serio a sí misma y se pone a cien por hora, dando la sensación de haber creado música después de haber tropezado de cabeza contra un muro y todavía con el daño neuronal en ebullición, es en ese estado cuando aparece con canciones tan estúpidas como funcionales y divertidas. «Radio Lover» chirría pero es en «Nowhere» donde alcanzan niveles cafres de altura. Diría incluso que es Rick Nielsen el que se hace con la voz de la canción (no acabo de tenerlo claro). Da igual, ¿funciona? Ya lo creo. Hasta esos violines disonantes en medio del descarriado solo de guitarra ayudan a crear un caos divertido y singular. Cheap Trick se toman, a veces, la licencia de no escribir canciones para que nos acompañen hasta la otra vida. No ocurre aquí; cuento, de momento, al menos tres: la vacilona «She’s Alright», la épica «Like a Fly» y sobre todo «The Rest of My Life». ¿Cómo lo hacen para combinar crudeza, melodía y buenos pasajes instrumentales con esa naturalidad? Son los mejores en ello. Claro, que me sigue sorprendiendo después de toda una vida disfrutando de su música. Tanto como que siempre haya un tema donde me imagino cantando al Lennon de la Plastic Ono Band, siendo «Blackberry Way» en este caso. Solo erran en la balada del álbum, pero amigos, se les puedo perdonar. Sexto disco de la etapa independiente, de la cual se cumplen veinte años, y segundo en un año. ¿Vamos a por el tercero para 2018?

 

SERGIO MARTOS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: