Vivos — 30 junio, 2017 at 17:37

Azkena Rock Festival 2017: John Fogerty – Clínicamente vivo

Dice la letra de una canción de Jorge Drexler que no hay nada más rojo que los grises del Gernika y por establecer un símil musical, dice la letra de mi canción que no hay nada más grande que una edición del Azkena Rock Festival y si dentro se incluye una participación como la del señor Fogerty, aún se engrandece más.
Queridos amigos, son ya varios los años que llevo acudiendo al festival Azkena y con 53 años, sigo esperando con ansia justificada, una próxima edición. Sin entrar en valoraciones superfluas sobre lo positivo del festival, que lo hay, o lo negativo del mismo, que también lo hay, el fin último de acudir allí, es ver, oír y valorar toda la música en directo que la dirección del festival nos proporciona. Es en este punto en el que quisiera hacer mi modestísima crónica.

El viernes 23, tuve la grandísima fortuna de acudir al concierto del señor Fogerty. Con la experiencia que me da la edad, tomé una posición desde la cual intentar no perder detalle y que eso me permitiera tener una opinión de lo que allí acontecía. Estaba como dice la expresión coloquial, con las orejas pinadas, a ver qué iba a suceder. Y sucedió, tardaré años en olvidar el Azkena Rock, la magistral actuación del señor Fogerty, actuación a la cual yo personalmente acudía con incertidumbre, pero me encontré con un superviviente de Woodstock no clínicamente vivo, sino en un estado formidable, mucho más que digno.

Concierto con una implicación plena, público y banda en perfecta comunión. Un John Fogerty entregado a la causa, con las limitaciones propias de sus más de 70 años, pero con una fuerza, una contundencia y un dominio de la situación total. Fue desgranando una detrás de otra todo su misil del Cosmos Factory entre otras, dando y ofreciendo oportunidad de lucimiento a sus músicos a los cuales hay que decir, en pie y saluden por lo grandes que son. Hizo que el público coreara y bailara, cosa cada vez más inusual por desgracia, cada uno de sus temas/himnos totalmente entregados.

La banda en pleno encontró su “pantano” en Vitoria. Para todos aquellos que de algún modo ridiculizan lo que allí ocurrió con críticas tales como fiesta de la nostalgia ( me pareció leer algo así en el correo vasco), yo les digo digo desde aquí, Rock and Roll sin concesiones, viva la nostalgia si siempre es así y viva durante muchos años más el directo de John Fogerty.
Gracias Azkena Rock Festival. Larga vida….

Texto: MAC

Foto: Dena Flows

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: