Encuentros — 16 Mayo, 2017 at 12:16

The Wizards, nuevo disco, influencia lunar y guitarras en llamas.

El quinteto de Bizkaia está de nuevo en marcha. Tras un primer disco en que reclamaban su lugar dentro del rock patrio y de zurrarse la badana en multitud de escenarios bien abriendo para estrellas de fuera, bien siendo la atracción principal o bien figurando en el cartel de diversos festivales ha llegado el siempre complicado paso del segundo disco. Ahí donde algunas bandas pierden impulso y frescura ellos han descerrajado un artefacto granítico. Puro pedernal tallado a golpe de riff que va a dar mucho que hablar. Full Moon in Scorpio está hecho para ser reproducido al máximo volumen, una verdadera locomotora sónica que no deja títere con cabeza.

El disco sale a la venta justamente en el día de hoy, 16 de mayo, en compacto y vinilo y puedes pedirlo en http://www.fighter-records.com/. Lo presentan en su tierra el próximo 2 de junio junto a los barceloneses Saturna y los madrileños Tötenwolf. Donde, además, los 250 primeros en entrar en la sala se llevan un CD exclusivo de regalo. Con tantas novedades lo lógico era que uno de los protagonistas, Jorge González (guitarrista), nos lo contara todo con pelos y señales.

Vuestro encargado de promoción sabe jugar bien sus cartas. Dice que os formasteis después de intensas sesiones de vicio y alcohol con discos de Deep Purple, Dio, Pentagram, Black Sabbath o Blue Öyster Cult, entre otros, como banda sonora… ¿Corresponde a la realidad o es un ardid publicitario?

Bueno, tenemos que reconocer que en general nos gusta mucho la juerga y sí, somos bastante crápulas. No obstante a la hora de trabajar somos mucho más serios de lo que podría parecer, y sin duda solemos fumar más que beber en los ensayos.

Me encanta lo de BÖC. Me parece que es una banda cuyo legado es poco valorado. Sus primeros álbumes son la leche de buenos…  

La verdad es que es un grupo que mucha gente no conoce, pero a nosotros nos gustan mucho y nos encanta que nos relacionen con ellos. De hecho, hace un par de semanas les comenté a mis secuaces la posibilidad de hacer una versión de «Vengeance». A mí personalmente me encanta el Fire of Unknown Origin.

¿Cuál era vuestro bagaje musical antes de The Wizards? ¿Habíais militado en otras formaciones?

Sí, todos veníamos de otras bandas de diferentes estilos como Trust Nothing, Chivo, The Sulfators, Napalm, Belushi, …y esto tal vez sea una de las claves del sonido de Wizards, ya que eran (o son) bandas de hardcore, punk rock, stoner, rock´n´roll, … Debido a que cada uno tenemos influencias muy variadas creo que hemos conseguido un sonido que si bien se fija mucho en los 70, tiene algo que lo hace diferente, y es esa mezcla de influencias y estilos.

¿Qué supuso para vosotros ganar el concurso Villa de Bilbao? Aparte de la pasta, claro…

Pues nos hizo mucha ilusión porque es un gran concurso y todos teníamos una espinita clavada por no haber podido participar con otros proyectos. Fue una forma inmejorable de darnos a conocer y lo pasamos muy bien, sobre todo en el concierto de la final y su posterior fiesta de celebración.

Con vuestro primer larga duración obtuvisteis muy buenas críticas, tocasteis fuera de Euskalherria, compartisteis escenario con bandas consolidadas (Dictators, Turbonegro…) y tocasteis en festivales como Madrid Stoner, Kristonfest o el Faan.  ¿Esperabais que todo fuera así de rápido?

La verdad es que no, cuando empezamos se trataba de algo muy poco pretencioso, simplemente juntarnos a tocar y pasarlo bien con unas cervezas, pero en muy poco tiempo estábamos haciendo cosas serias. Solemos comentar lo rápido y sorprendente que ha sido todo, ya que llevamos tocando solamente tres años y poder compartir escenario con bandas que admiras desde que eras un chaval es increíble. En mi caso me encontré con Euroboy en los baños del Faan y le estuve contando que había sido una gran influencia para mí, y luego nos fuimos a tomar una birra. Más tarde Iggy Pop se pasó por allí para saludarnos. Eso es acojonante, me lo pasé como un niño.

Creo que tengo claras vuestras influencias más clásicas, pero… ¿Cuáles serían las bandas actuales de vuestro rollo que os ponen más?

Nos gustan Graveyard, Horisont, Gentlemans Pistols, Ghost (a David no mucho), Kadavar, … Tampoco hablamos mucho de música, estamos todo el rato diciendo sandeces.

¿No creéis que este revival que vivimos desde hace ya un tiempo del proto metal, el rock setentero y derivados está empezando a tener cierto punto de saturación? Salen grupos como churros….

Sí, fue un revival que yo no me esperaba, pero ya llevamos unos cuantos años en los que aparecen muchísimas bandas. En nuestro caso se trata de algo que nos ha salido de forma natural, ya que nunca pensamos en subirnos a ese carro pero de alguna manera estamos en él. Lo bueno es que salen grupos muy diferentes y cojonudos, en nuestro país tenemos a Saturna, Santo Rostro, Acid Mess, …  y muchos más, con muy buenas críticas y proyección.

Antes de ponernos en materia con el nuevo disco… ¿Qué ha cambiado en The Wizards desde que empezasteis hasta ahora?

Ahora somos mucho más conscientes de dónde estamos y de lo que queremos, hemos aprendido a parar y planear las cosas con paciencia, algo que no tuvimos en el primer año y medio de existencia de la banda. También hemos ido encontrando nuestro sonido y afinando la composición de los temas. Para mí ha sido una gran progresión en poco tiempo.

Luna llena en Escorpio. ¿Qué significado tiene este título?

Pues es algo que se nos ocurrió el primer día de grabación del disco, porque todos estábamos muy alterados y pudimos ver una enorme luna llena en Escorpio mientras David registraba sus baterías, el esqueleto del disco. Pensamos que la grabación estaba marcada por esa influencia lunar, que conecta muy bien con nuestra imaginería y sin dudarlo lo dejamos fijado. El disco tiene muchas referencias al cosmos y encajaba perfectamente, además queríamos algo que sonara potente, igual que la música.

Empezáis a grabar en la primavera del pasado 2016 en los estudios Gaua de Mungia con Dean Rispler de productor. Es un veterano del negocio, ha militado en DIctators, Murphy’s Law o The Voluptuous Horror of Karen Black. ¿Por qué lo elegisteis a él? ¿Qué pensabais que podría aportar con su trabajo?

Trabajar con Dean fue una propuesta de nuestro manager Unai que aceptamos encantados, y solamente tenemos buenas palabras. De hecho estos últimos días hemos estado con él, ya que ha venido de vacaciones a Bilbao y le hemos llevado a comer pintxos, a los bares,…es un productor increíble y una mejor persona. La idea era que aportase una visión exterior a los temas que nos permitiera definirlos mejor y conseguir un producto mucho más profesional. Los diez días de grabación fueron muy intensos y en mi caso aprendí muchísimos trucos de vieja escuela con Dean. Asier, el técnico de Gaua, también alucinaba y  estuvimos trabajando a lo bestia en un ambiente muy familiar en el que hicimos una piña y todos nos ayudábamos. Yo lo pasé mal en algunos momentos de la grabación y mis compañeros me ayudaron mucho, así como Dean, Unai, el staff de Gaua, … Al final Dean aportó muchísimo más de lo que nos podríamos haber imaginado, y sin él no habríamos conseguido grabar un disco así.

Una vez finalizada la grabación la masterización se ha hecho en New Jersey.  ¿Por qué razón?

Fue algo que vino con la elección de Dean, ya que son amigos y socios y suelen trabajar juntos. A nosotros nos pareció muy buena idea poder contar con una masterización profesional, y el resultado ha sido excelente. Jesse Cannon ha trabajado con bandas como The Cure y le ha dado al disco un brillo y una presencia que nos ha encantado.

¿Satisfechos con el resultado final? La verdad es que suena de verdadero lujo. Muy potente, pero al mismo tiempo muy definido.

Estamos muy satisfechos, queríamos reflejar la potencia que tenemos en directo, algo que siempre es difícil en el estudio.  En esta ocasión creemos que lo hemos conseguido, y como advertimos en los créditos se trata de un artefacto mágico que debe ser reproducido a volumen brutal.

Diseño de Branca Studio. Un estudio que cada vez toma más notoriedad en el mercado del diseño gráfico para portadas, camisetas y similares. ¿Conocíais a Pol Abran con anterioridad? ¿Qué os llevo a confiar en él?

Nos gustaba su estilo y también fue una propuesta de nuestro manager, además queríamos un diseño no tan recargado como el anterior, algo que fuera más limpio y directo, como el sonido del disco.

Creo que el disco continua en la línea marcada por los anteriores. En mi opinión vosotros huis mayormente de cualquier referencia a la psicodelia o el space rock que se dan en muchos de esos artistas contemporáneos a los que nos referíamos anteriormente. Lo vuestro es más clásico. Potente hard rock sin trampa ni cartón. ¿Cómo lo veis?

Hombre, en este disco hay algún pasaje más progresivo o psicodélico, pero de momento lo que nos sale es más directo. De todas formas sí que nos gustan esos estilos y quién sabe a dónde nos llevará la evolución de Wizards… De momento solamente podemos decir que los temas nuevos que estamos componiendo suenan durísimos.

Habéis contado con toda una leyenda como Ross The Boss (Manowar, Dictators) poniendo sus seis cuerdas en «Leaving the Past Behind». ¿Cómo surge esa colaboración?

Dean toca con Ross en Dictators NYC, y creo que fue Unai quien se lo propuso. Conocimos a Ross en Donosti y fue muy amable y cercano, lo primero que nos dijo fue que iba a grabar un solo en nuestro disco. Para mí ha sido algo grandísimo ya que Dictators son una de mis bandas favoritas, y para Ina Manowar es una de sus grandes influencias.

El ocultismo y temas similares suele ser la temática imperante en vuestras letras. ¿Qué importancia le dais a las mismas dentro del global de la canción? ¿No os apetece abrir el abanico a tratar otro tipo de asuntos?

Aunque pueda parecer lo contrario nuestras letras suelen ser bastante esperanzadoras y positivas, y de hecho en ocasiones es algo planeado: bajo un título o ambiente oscuro la intención es en realidad luminosa. Creemos que las letras son muy importantes, y con este disco las hemos trabajado mucho más. Algunas canciones no tienen relación directa con el ocultismo, como por ejemplo «Welcome to the Future», que es una canción que hice pensando en mis alumnos, o «Calliope», que es una oda a la inspiración y la creatividad.

Para finalizar, es obvio que ahora es el momento de lanzarse a la carretera para presentar el nuevo material. ¿Cómo se presenta la gira? ¿Hay planes para salir a tocar por Europa? Creo que sois una banda muy exportable…

Tenemos muchas ganas de empezar a rodar en directo, el concierto de presentación será el dos de junio en el Kafe Antzoki de Bilbao, con Saturna y Tötenwolf de invitados. Nos encantaría salir a tocar fuera y de hecho lo haremos, ya que las experiencias en Francia fueron muy buenas. Es algo que está pensado y que intentaremos llevar a cabo en cuanto sea factible.

Manel Celeiro

Foto: Koldo Orue

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: