Encuentros — 3 mayo, 2017 at 13:35

Manuela: “relacionamos las canciones con la decadencia”

Nick McCarthy (ex guitarrista de Franz Ferdinand) vuelve a su actividad musical como acompañante de Manuela Gernedel en un proyecto extremadamente delicado, cuidado y, al mismo tiempo, perturbador. Con letras que se manejan entre el monólogo interno y la narración de historias inquietantes, y un acompañamiento musical sencillo y juguetón. Les podremos ver en el Ballantine’s True Music Festival que se celebrará el 9 y 10 de junio en diversas salas de Madrid.

 

“Cracks in Concrete” fue definido por vosotros mismos como “saltar hacia adelante y hacia atrás entre una narración y un monólogo interno”.

Manuela: es un estilo de escritura que funciona para mí, en el que entras y sales de tu propia cabeza y de las cosas que observas, dejándote llevar. Las canciones individuales están más focalizadas en una idea o sentimiento. Pero la mayoría son una mezcla de detalles que te acaban llevando a una historia.

Supongo que sería duro para vuestro productor (Sebastian Kelling) poner orden.

Nick: Sí, es bueno tener a alguien que mantenga todo ordenado y lleve las cosas a un final feliz. Seb es extremadamente bueno en eso, incluso cuando es tarde por la noche y todo el mundo está de fiesta. Él, de alguna manera, se las arregla para conseguir algo que se pueda escuchar por la mañana. Algo que yo no sé hacer.

Tocáis con Jim Dixon (Django Django), William Reese (Mystery Jets), Roxane Clifford (Veronica Falls) y Paul Thomson (Franz Ferdinand). Suena como una pequeña familia.

M: La mayoría del tiempo solo estuvimos Nick, yo y Seb. Pero, cuando salió lo de invitar a más gente, era bastante obvio a quién preguntamos. Sí, esto es como una familia, porque les conocemos desde hace bastante tiempo (incluso estuvimos viviendo juntos con Jim y Roxanne). Son gente genial y sus personalidad está muy presente en su forma de tocar.

Todo el álbum suena acogedor y perturbador al mismo tiempo.

M: sí, ese tipo de confusión que sientes cuando tienes muchísimo calor. El sonido general tiene mucho que ver con el estudio, produce un sonido aterciopelado muy cálido. Pero muchas de las canciones están relacionados con la idea de la decadencia. Con cosas que se desmoronan.

¿Teníais esa idea en mente?

M: no, si te soy sincera, nunca hablamos de cómo queríamos que sonase esto. Para mí era importante mantener la sencillez. De hecho, la idea inicial era construir el disco con la palabra hablada, pero evolucionó. Y ha sido genial tener a diferentes personas aportando y creando un pequeño mundo.

Nick y tú os conocísteis en una jam session. ¿Empezasteis a tocar juntos allí?

M: ¡No! Yo ni siquiera tocaba por aquel entonces (y ni siquiera lo hago ahora, por eso canto. Aunque solía tocar el djembe antes de eso, era algo hippy. Pero no esa noche). Solo era Nick tocando free jazz con sus amigos.

¿Por qué “Manuela”?

M: cuando empezamos, yo creía que sería un proyecto en solitario. También soy una gran fan de las cantantes de los 70, que sólo usaban su nombre. El caso es que solo decidimos formar una banda después. Ahora me gusta la idea de una identidad colectiva. Nuestro batería nos presenta como “We Are Manuela”.

Hay mucho debate ahora con que, en nuestro país, el 77% de los 250 festivales con más entradas vendidas no tuvieron a ninguna mujer.

M: todavía es el caso de la mayoría de lugares e industrias. Cuando pienso en el arte que veo, en los libros que leo y la música que escucho, me doy cuenta de que casi la mitad de ello ha sido creado por mujeres. Tengo suerte por estar rodeada de mujeres impresionantes. Cuando miro alrededor mío, no veo que ninguna de mis amigas hayan sentido siquiera como si hubiera algo que no podrían o no deberían hacer.

 

Texto: Elena Rosillo

Fotos: Anna McCarthy

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: