Vivos — 1 marzo, 2017 at 16:55

Martin Carthy y Ruper Ordorika – CAT (Barcelona)

 

El 30 aniversario del Tradicionàrius nos ha traído uno de esos conciertos históricos. Dos grandes del folk unidos por la música. Por un lado, el cantautor vasco Ruper Ordorika y por el otro, el maestro del folk inglés, Martin Carthy. Ambos se conocen desde hace muchos años pero no habían compartido escenario de esta manera.

 

Salió primero Ordorika alejado de su último trabajo Guria Ostatuan, que grabó con músicos de vanguardia de Nueva York, y ofreció un repertorio basado en las canciones tradicionales de su tierra. Algunas propias y otras tomadas prestadas de la rica tradición folklórica vasca. Pudimos deleitarnos con varias coplas vizcaínas, romances, versos de Bernardo Atxaga musicados y clásicos como “Martin Larralde”. Sincero, emotivo y discreto, Ordorika mostró su faceta más desnuda y sencilla. Con una voz clara y su talento a la guitarra, Ordorika demostró que con su música sabe transmitir la historia de su pueblo. Modesto, presentó al maestro Carthy al que confesó admirar enormemente.

 

Martin Carthy no necesita presentación. Es una leyenda. Un grande de la música tradicional inglesa, tanto en solitario como miembro en The Watersons o Steeley Span. Sin músicos como él, no se entendería a figuras como Bob Dylan. Así, una actuación suya es siempre motivo de alegría para los amantes del folk. Empezó la noche con clásicos del folk inglés como “John Barleycorn”, “Green Broom”, “Daughter In The Dungeon” o “The Trees They Do Grow High”. Pudimos escuchar también la marcha escocesa “Heroes of St. Valery”, la guerrera “High Germany” o “My Son John”. Carthy siempre certero a la guitarra, rememoraba con su voz la historia viva de la música folk. Salpicándolo todo además con su humor inglés. Después, ambos músicos se juntaron en el escenario para tocar algunos temas como “The Deserter”. Ordorika afirmó estar sin palabras describiendo a Carthy así: “libre como las raíces”. Las raíces de una música que recorre nuestro adn. Acabó la noche Carthy despidiéndose con la melodía de El Tercer Hombre de Anton Karas, demostrando su valía a la guitarra. Habíamos visto a dos grandes del folk juntos y por separado. ¿Qué más se puede pedir?

 

Texto: Anabel Vélez

Foto: Jordi Vidal

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: