Encuentros — 9 marzo, 2017 at 13:23

My Expansive Awareness, la psicodelia que vino de tierras aragonesas

 

En Zaragoza se cuece buen rock desde siempre, pero desde que My Expansive Awareness aparecieron en escena, además hay una excelente cosecha de rock psicodélico surgiendo de la ciudad. La banda no solamente ha sabido crear grandes canciones sino que gracias a Analog Love ha revitalizado la escena local y nacional con su discográfica independiente y como promotora de conciertos y del Pysch Fest. La banda ha publicado su excelente segundo trabajo, Going Nowhere y José Briceño, guitarra y voz de la misma nos habla de todo ello en esta entrevista.

 

¿Cómo se formó el grupo?

De manera espontánea y sin saber lo que estábamos haciendo. Manu (Cabeza, bajo) y yo empezamos a tocar juntos en el local y a experimentar con sonidos y melodías que nos gustaban. Poco a poco le fuimos cogiendo el gusto y empezamos a hacer canciones y a darnos cuanta de que necesitábamos un batería. Así entró Juan (García, batería). La necesidad de expansión hizo que pensáramos en nuestro amigo Pit (Diego Grau) y su sinte y por último Lucía (Escudero, voz y percusiones) se incorporó en la primera grabación (el EP Uroboros) para hacer coros y percusiones, así se cerró el círculo y empezamos. Hace unos seis meses hubo un cambio en nuestra formación y Jota (García) sustituyó a Manu con el bajo, incorporándose ya para la grabación del nuevo disco.

 ¿Por qué My Expansive Awareness como nombre? Es muy evocador casi como vuestra música, ¿no?

Nos gusta lo que transmite. Es un concepto muy interesante. La mente lo es todo.

 Hacéis un tipo de música poco habitual por estas tierras, ¿de dónde surge vuestro sonido?

Partimos de grupos recientes que nos fascinan como The Black Angels, Black Market Karma, B.R.M.C., Tame Impala, The Brian Jonestown Massacre o Spaceman 3. Descubrimos en ellos unos sonidos que nos absorbieron por completo y encontramos el nexo de unión entre su música y la de grupos más antiguos que veníamos escuchando desde siempre como The Doors, The Velvet Underground o Pink Floyd. Nos sentimos muy a gusto en esos parajes así que decidimos echar raíces y esperar a ver que plantas y frutos crecían.

 ¿Cómo fue el proceso de grabación de Going Nowhere? ¿Muy diferente de vuestras primeras experiencia en el estudio?

Fue bastante diferente, sí. Normalmente habíamos grabado los discos en varios fines de semana en los que íbamos viernes, sábado y domingo a saco a grabar. Esta vez teníamos tres semanas (de lunes a viernes) en el Laboratorio Audiovisual de Zaragoza por haber ganado el concurso Ambar Z Music en 2015, así que fue todo mucho más relajado. Pudimos pulir los sonidos y dedicar tiempo a encontrar la toma que más nos gustara. Después, enviamos las pistas a Jorge Explosion para que las mezclara en su Circo Perroti en Gijón. Nos interesaba conseguir esa textura y color que dan las máquinas analógicas, y también las habilidades y conocimientos de Jorge en el arte de la mezcla. Para acabar, Javier Roldón fue quien le puso la guinda al pastel con una masterización maravillosa llevada a cabo en su estudio Vacuum Mastering de Zaragoza.

¿Lleváis los discos muy preparados a la grabación o dejáis espacio a la improvisación?

En general los llevamos bastante preparados ya que hay que intentar aprovechar las horas de estudio al máximo. Aún así, siempre probamos alguna cosa nueva, sobre todo arreglos o algún detalle que falte por pulir. Excepto en las canciones instrumentales, poco dejamos para la improvisación. Eso lo reservamos para el local.

 ¿Cómo os dividís las tareas compositivas? ¿Cómo nace una canción de My Expansive Awareness?

Normalmente suelo llevar al local ideas de canciones o incluso canciones enteras con guitarra y voz. Después elegimos entre todos las que más nos gustan y les damos forma y las acabamos entre todos. También hay unas cuantas canciones que han salido en el local a partir de la improvisación como ‘Wake Me Up’, ‘Always’ o ‘Do You Wanna Be Rich?’.

 ¿De qué hablan vuestras canciones?

De la vida y de la muerte. Del planeta Tierra y de las estrellas. Del amor y de la frustración…

Formáis parte de Analog Love, promotora y sello discográfico. ¿Por qué decidisteis lanzaros a ello? ¿Qué os aporta estar metidos en la música desde diversos frentes de la misma como grupo y como músicos?

La idea del sello surgió en paralelo al grupo. Queríamos editar nuestra música y decidimos autogestionarnos en lugar de esperar a que apareciera algún sello. Poco a poco fuimos descubriendo la escena que había en España y eso nos llevó a editar un vinilo (Spanish Neopsych Collection) que recopilara todo eso. En el último año hemos incorporado cuatro bandas más a Analog Love: One Dimensional Band (Zaragoza), Exnovios (Pamplona), Celica XX (Madrid) y Neu Matter (Madrid). La familia va creciendo y aún quedan muchas sorpresas por llegar.

Hay en nuestro país una floreciente escena psicodélica, por suerte. ¿Por qué creéis que es así? ¿A quién se le ocurrió montar el Psych Fest?

Sí. Hay muchos y muy buenos grupos en el underground español. Desde hace unos años se está viviendo a nivel mundial una ola de neopsicodelia y España no es ajena a todo esto. En cuanto al festival, algunos de nosotros viajamos al Liverpool Psych Fest en 2013 y sabíamos de la existencia del Levitation de Austin, y todo eso nos inspiró para hacer nuestro propio psych fest en Zaragoza.

Con estos proyectos estáis impulsando la actividad musical de Zaragoza. ¿Esa era vuestra intención desde un principio o fue una cosa que surgió a medida que os metíais en ello?

Sí. Desde el momento que nos establecimos como promotora quisimos generar un impacto en la ciudad y formar parte activa de su cultura. Disfrutamos cuando la gente descubre a una banda que no conocía, y que en muchos casos no habría parado en Zaragoza si no fuese por Analog Love.

 

Desde que la banda empezó, no habéis parado, seguro que ya tenéis nuevos proyectos en mente. Contadnos cuáles son vuestros planes de futuro.

El 13 de febrero se publicó nuestro segundo LP, Going Nowhere, y empezamos una gira que nos llevará por Zaragoza, Barcelona, Cerdanyola, Madrid, Toledo o Valencia, entre otras, y también por algunos países europeos. En marzo cruzaremos el charco para ir al SXSW de Austin y comenzar una nueva aventura. De cara al siguiente disco nos gustaría ir con más calma y tomarnos algún tiempo más entre esta gira, y lo que será la grabación y la gira del siguiente.

 

Texto: Anabel Vélez

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: