Encuentros — 21 marzo, 2017 at 9:49

Humo: solidez instrumental a pesar del etéreo nombre

No te dejes engañar ni por su nombre, Humo, ni por el homónimo título de su LP de debut. No son nada etéreos y sí tienen una gran y lograda contundencia instrumental. Además, a pesar de ser un debut tiene callo en esto y se nota en sus extensos temas de rock instrumental muy variado. Esto fue lo que nos dijeron sobre “Humo” (Humo / La Agonía de Vivir Records / Lengua Armada).

 

¿Tuvisteis claro desde vuestra ya lejana formación que lo vuestro iba a ser el rock instrumental o simplemente es que no tenías cantante?

Pues ni una cosa, ni la otra, jajaja. La verdad es que Humo en sus orígenes tenía a falta de una, tres voces, de aquella época no hay nada grabado (por suerte, jajaja). El cambio de perspectiva vino motivado por la marcha del bajista y la entrada de Fer a las cuatro cuerdas. Con los nuevos ensayos y los nuevos temas que iban saliendo el cuerpo, compositivamente, no nos pedía voces. Fue todo más sin querer y natural, que una decisión muy premeditada.

De todas formas por lo escuchado en “Humo” vuestra propuesta va mucho más allá del post-rock instrumental más habitual. ¿Me da la impresión que muchos grupos de rock progresivo con cantantes estarán también entre vuestros grupos de cabecera?

Por supuestísimo, todos mamamos de muchos estilos, y a su vez, todos coincidimos en gustos e influencias en grupos clásicos dentro del rock progresivo.

Hasta tres sellos os habéis unido para sacar en LP este precioso disco. ¿Ha merecido la pena tanto trabajo? ¿Satisfechos con los resultados finales?

Bueno, en realidad el disco está casi auto-editado por la banda. Cuando tuvimos el máster en nuestra mano, mandamos la de Zeus de correos a sellos de aquí, de allá, y de más allá, pero al final el apoyo económico vino del sello “La Agonía de vivir” de Fon, que es colega y el apoyo logístico y promocional de Lengua Armada, con Nano, que se está portando con nosotros como un bendito. Teníamos ganas de grabar en condiciones, nos tomamos nuestro tiempo antes de entrar a grabar, y teníamos muchas ganas de editar un granito de nosotros en ese formato tan fetiche como el vinilo, y ha sido un gustazo el proceso. Y con el resultado, pues sí, satisfechos. Queríamos reflejar lo que llevamos al directo y lo que cocemos en el local lo más fielmente, con las dificultades lógicas que eso tiene en cuanto a intensidades y esas cosas, pero el resultado nos ha gustado a todos.
Por cierto que el diseño de Sheila Melero es una gozada total. ¿Le disteis libertada absoluta o le marcasteis algo el terreno por dónde moverse?

¡Totalmente, Sheila es una pedazo de artista! Y no, nosotros no le marcamos absolutamente nada, no le dimos ninguna pauta sobre el diseño ni sobre nada, lo único que hicimos fue darle el máster recién cocidito, y ella plasmó gráficamente lo que le evocó. Nos encantó todo, con el detalle añadido de que la edificación que sale en la contraportada es una mina (hoy día transformado en museo) que está ubicada en la playa de Arnao (Castrillón, Asturias), pueblo en el que ensayamos y al que estamos especialmente unidos por la música unos cuantos individuos de la zona, jejeje.

El disco suena muy cálido y muy a directo. Creo que lo grabasteis en vivo. ¿Por necesidad y urgencia o para que se acercara más a vuestros potentes directos?

Pues un poco por necesidad, porque como ya te dije antes queríamos llevar a la grabación lo más fiel posible, lo que hacemos en el local o lo que llevamos al directo, intentar captar lo mejor posible los cambios de intensidad sin que dejase de sonarnos natural, y creemos que grabar el directo era la mejor manera de hacerlo. Y otro poco también por la comodidad que te da grabar, cuando lo haces en directo. Era como estar en su ensayo, mucho más fluido todo.

Un trabajo que comienza con una machada como “Supernova” de más de un cuarto de hora. No es que sea una idea muy comercial. Al mismo tiempo es una excelente manera de mostrar vuestra amplia paleta de sonidos que van del rock progresivo, al post-rock pasando por el metal y la psicodelia más alucinada ¿Estuvisteis todos de acuerdo en qué este tema debiera abrir el disco?

Jajaja, una idea muy comercial no fue, aunque supongo que eso nos importa más bien poco, o nada. No, no hubo acuerdo en un principio, pero al final decidimos hacerlo así, y posiblemente el mayor motivo para ello era precisamente lo que comentas, que nos parecía una bonita forma de presentarnos, por la variedad que tiene el tema. Supongo que en cierta forma es un tema que recoge un poco lo que luego te vas a encontrar en el resto del disco, y también nos pareció una buena forma de iniciar el disco por la propia estructura de la canción. Empieza allí abajo, va subiendo poco a poco, es así un poco como un “sube que te llevo”.

También hay andanadas metálicas en “Polybius”. Sé que habéis tocado con los Toundra. ¿Os gusta lo que hacen y cómo lo hacen?

Pues claro que nos gustan, a los cuatro, son una pasada. Precisamente en nuestro primer directo tocamos con ellos, cuando ninguno los conocía. No había salido aún ni su primer disco, creo recordar que salió poco después. Y desde aquella quedaron fichados.

¿De los grupos internacionales con los que habéis compartido escenario, cuáles son los que más os gustan a los miembros de la banda?

Buffff….creo que si los cuatro tuviésemos que decir una sola banda internacional con la que hayamos tocado que nos hiciese tilín a los cuatro, coincidiríamos en decir que fue Birushana. Una banda japonesa que conocimos cuando tocamos con ellos. Fue un 23 de noviembre de 2.008, lo recuerdo perfectamente porque ese día nació mi sobrino, y si ya de por sí eso hacía de ese día un día especial, lo que hicieron esos japoneses con las almas que estábamos allí expectantes fue épico. Indescriptible. Una intensidad arrolladora, instrumentos de percusión caseros e improvisados (planchas metálicas, llantas de ruedas, etc.) instrumentos tradicionales japoneses, y acompañado de un gordor atroz. Bien.

Por cierto, también habéis compartido con una banda paisana como Lycosa Tarántula. ¿Qué otras bandas tenemos por Asturias que sean de vuestra onda? ¿Podemos hablar de escena rock instrumental por Asturias o el norte?

Y tan paisana!!! Como que compartimos bajista!!!! Y tenemos el local en la misma nave, vaya que somos vecinos de rocanrol, amigos, y compartimos bajera!!
En Asturias hay bandazas instrumentales y no instrumentales dentro del género, la verdad que hay un nivel guapo. One for Apocalipse, Sombra, Ethiva, Azure, Breaking Dawn of the Blue Nébula, y más que nos dejamos. No sé si escena, porque habría que empezar definiendo lo que significa esa palabreja, pero lo que está claro es que hace unos años, no muchos, un grupo instrumental era una rareza, algo más bien exótico, y eso a día de hoy está dejando de pasar.

Ahora que acaban de visitarnos quiero decir que me encantan los King Crimson de casi todas las épocas. Me ha parecido apreciar en el comienzo de “Exitium” algún aire a la época del “Discipline” ¿Cómo lo veis? ¿Es un grupo de vuestro agrado?

Pues lo vemos con congoja, pero una congoja agradecida, porque nos flipa que nos comparen con una de las mejores bandas que ha dado este mundo.  Y sí, King Crimson, son una banda de cabecera para los cuatro, y también tuvimos la oportunidad de verlos en esta gira, en Barcelona. Sin palabras. Sencillamente, mágico.

Este disco es un debut que no parece por su madurez. Habéis decidido re-grabar una canción tan especial como “Humosíntesis” de vuestra maqueta del 2011. ¿A qué se debe y por qué este y no otro tema?

Bueno, básicamente por dos motivos. Porque es el único tema que pervive en el repertorio de los que grabamos en la demo del 2.011, y la verdad que le tenemos cariño. Por ahora no nos cansa, así que quisimos aprovechar la oportunidad del estudio para grabarla con mejores medios de los que tuvimos con la demo.

¿Tenemos algunos teclados en el disco o tenéis pensado la posibilidad de añadir nuevos matices con ellos?

Teclados físicos, como tales, la verdad que no hay. Lo que sí tenemos es un sintetizador para guitarra, muy cómodo para usar en directo sin soltar el mástil, jejeje, y con él se recrean distintos sonidos más o menos parecidos a lo que nos daría un teclado. Y sí, es un recurso que seguimos utilizando en los nuevos temas que se van cociendo en el local, para dar matices como dices, para dar ambiente, para que todo coja otra textura…en fin, para jugar, que es lo que nos gusta.

¿Cómo son los conciertos de Humo y qué esperáis para el inminente 2017?

Pues supongo que no somos los más indicados para decir cómo son nuestros conciertos, pero sí te puedo decir que el otro día nos dijeron que dábamos mucha paz.. Intentamos transmitir ese ambiente y ese sentimiento colectivo que aflora en el local, cuando se crean los temas, teniendo en cuenta que, a la hora de componer, todo flota alrededor de un eje principal, que es la improvisación.

Pues para el 2.017 esperamos seguir ensayando y componiendo, seguir disfrutando de lo que hacemos, y tocar allá donde nos dejen, que por cierto, ya que sacas el tema, si alguien sabe de alguien que conozca a algún tipo o tipa que alguna vez monte conciertos, ¡que haga chas! Que aparecemos a su lado. ¡Un placer y un fuerte abrazo!
Texto: Txema Mañeru

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: