Vivos — 27 Enero, 2017 at 9:29

Ebbot Lundberg & The Indigo Children: Diario de Gira (Bilbao)

Jueves, 26 de enero de 2017. Pocos sitios mejores se me ocurren para disfrutar de un buen concierto que el bilbaíno Kafe Antzokia, una especie de Fillmore ibérico que habría que conservar, como al lince, o así. La deliciosa “Chameleon Ride” sirvió para abrir la velada y, de paso, evidenciar la querencia de Ebbot hacia el material de los últimos (e infravalorados) discos de Union Carbide Productions (UCP). Ya sospechábamos muchos que la evolución desde el salvajismo stooge -de sus primeros arrebatos- hacia esa melodía salpicada de psicodelia había sido cosa suya, y quizá por eso se le fueron cayendo los guitarristas por el camino; excepción hecha de Ian Person, que llegó cuando el gusano era ya crisálida y por tanto no tuvo reparos en mutar en mariposa cósmica junto al cantante. Esta metáfora entomológica se tornó música cuando sonaron los primeros de “Nevermore”, que fueron acogidos con el lógico entusiasmo. El cantante agradeció la entusiasta acogida, aunque sentenciando que eso “pertenecía al pasado”, y que era el momento de mirar hacia el futuro con “For The Ages To Come”. Al igual que en el disco, fue encadenada con “Backdrop People”, una canción con un ritmo y una melodía que evoca a los mejores Soundtrack Of Our Lives (TSOOL), los de esa obra maestra llamada “Behind The Music”. Poca broma.

 

Precisamente la pegada de “Backdrop People” debería haber hecho recapacitar a Ebbot acerca del setlist, porque desgraciadamente su voz no está para muchas sutilezas en estos momentos. Su garganta ya estaba ayer algo cascada y sufre en los temas más líricos, donde no está arropada por una tormenta sónica. Pese a esa circunstancia, fue un auténtico placer vibrar con “You Are The Beginning”, una de las pocas joyas contenidas en la despedida discográfica de TSOOL. Con su pandereta a modo de collar, el cantante volvió a presentar el resultón “Where Are You Now?” como un tema nuevo, con madera de clásico, que aún no han llegado a grabar. A esas alturas de la noche, uno comienza a tener ya bien claro que Ebbot no iba de farol cuando nos aseguró -hace unas semanas en nuestra entrevista- que Indigo Children eran capaces de tocar cualquier cosa con solvencia. El entusiasmo y la solidez del teclista Elias Jungqvist no pueden pasar desapercibidos, aunque el verdadero rey del escenario es el menudo Billy Cervin, auténtico titán de las seis cuerdas y también excelente cantante. Sus riffs se tornaron asesinos al atacar con la furiosa “Glad To Have You Back” de UCP, que fue acogida con no menos energía por el respetable del botxo.

El viaje cósmico les llevó a visitar de nuevo a Syd Barrett y a los Pekenikes, ya con el Antzoki totalmente entregado, conscientes de que estaban asistiendo a algo realmente grande, pero sobre todo emocionante. Llegó la parte más relajada del show para encarar la recta final, que de nuevo fue culminada con la bellísima “Second Life Replay”. La banda se despidió y ahí llegó la magia: la audiencia sustituyó el clásico “ beste bat  beste bat” por el ronroneo del final de la canción, que repitieron en bucle hasta que la banda volvió a saltar a las tablas, alucinada por esa original forma de reclamar el bis y correspondiendo con aplausos, sonriendo y feliz… Ebbot apareció corriendo tras ellos y les pidió que retomaran “Second Life Replay” donde esas doscientas gargantas la habían mantenido viva y no pudo reprimir su faceta más burlona cuando retorció el estribillo para que “Bilbaaaaaaaooooo, Bilbaaaaaaaooooo” encajara en él. Pletóricos, conscientes de su triunfo, remataron con su personal “Sister Surround”; sin duda la guinda de la noche, con el barbudo cantante bailando y gritando entre el público, hasta que -crecido y ebrio de entusiasmo- volvió al escenario y se autoproclamó “rey de Bilbao” y afirmó “puedo hacer lo que quiera”, quizá autojustificándose por interpretar “Light My Fire”. No hubo objeción alguna al respecto, sino más aplausos y sonrisas contagiosas que llevaron a los suecos en volandas hasta “The Passover”, una despedida emocionante para una noche muy especial que hace presagiar otro gran concierto dentro de unas horas en Hondarribia.

 

Texto y fotos: J.F. León

 

 

1 Chameleon Ride (UCP)

2 Nevermore (TSOOL)

3 For The Ages To Come (Ebbot álbum)

4 Backdrop People (Ebbot álbum)

5 You Are The Beginning (TSOOL)

6 Where Are You Now? (nueva, aún sin grabar)

7 Glad To Have You Back (UCP)

8 Arnold Layne (Pink Floyd)

9 Calling From Heaven (Ebbot álbum – Pekenikes)

10 Golden Age (UCP)

11 To Be Continued (Ebbot álbum)

12 I See Forever (Ebbot álbum)

13 Second Life Replay (TSOOL)

————————————–

14 Second Life Replay – Reprise (TSOOL)

15 Sister Surround (TSOOL)

16 Light My Fire (The Doors)

17 The Passover (TSOOL)

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: