Encuentros — 18 enero, 2017 at 7:22

Woggles, no son esclavos de los sixties

Veinticinco años después siguen haciendo de cada concierto un gran espectáculo garajero. Y no parece que la diversión se vaya a acabar. Hablamos con el profesor Manfred. Al hacerse esta entrevista estábamos en vísperas de unas elecciones cruciales en Estados Unidos y hasta con la banda de rock and roll más divertida del planeta —con permiso de sus amigos The Fleshtones— tocaba ponerse serios y hablar, solo un poco, de política.

“Aunque nosotros no lo hagamos, no creo que sea un error mezclar música y política. Yo mismo tengo unas creencias políticas muy arraigadas”, explica el incombustible profesor Manfred, líder de The Woggles y príncipe de las fiestas. Anuncia que en enero grabarán un nuevo disco a las órdenes de Jim Diamond, la continuación del EP de versiones Souled Out.

En 2014 os vi en el festival de rock de Andoain. Fue un concierto apoteósico, lleno de energía. ¿Cuál es vuestro secreto para manteneros en forma después de más de 25 años?

¡Qué bien que estuvieras en Andoain! Fue un concierto realmente divertido, todo el mundo parecía que lo estaba pasando en grande. Nosotros disfrutamos mucho compartiendo cartel con Kid Congo o The BellRays. ¿Han sido 25 años? El tiempo pasa volando, más aún cuando eres inmortal. ¿Que cómo hacemos para mantenernos en forma? Se trata de sentir la música y el resto ya viene solo.

 ¿El elepé Big Beat os dio un punto extra de motivación?

Allá dónde fuéramos queríamos poner las cosas en su sitio. Podía ser en un antro de hormigón en un bloque de viviendas del Sur como en el Rockclub de Ourense. Big Beat es el latido de la vida, el compás de cuatro por cuatro que guía los ritmos de tu espíritu.

¿Y qué es Souled Out? ¿Vuestro particular homenaje a la música negra? Todas las canciones menos una son versiones de viejos temas de soul de los sesenta y setenta.

No grabamos Souled Out como tributo a la música negra per se. Lo que ocurrió fue que WFMU, una genial emisora de radio de Nueva Jersey, nos pidió si podíamos colaborar con un tema para un CD de su fundación benéfica. Tenía que ser un hit de los años setenta, así que elegimos «Treat Her Like a Lady». Nuestra discográfica nos pidió que grabáramos otras canciones y decidimos que siguiera la estela R&B/soul. Little Steven [Steven Van Zandt, dueño del sello Wicked Cool] también nos pidió que hiciéramos un tema propio y escribimos «True Kings of Rock And Soul (Souled Out)».

¿Os consideráis los auténticos reyes del rock&soul?

La canción es más bien un grito a favor de aquellos grandes artistas que han sido poco reconocidos y que para nosotros son una fuente de inspiración. Pero sí, entre nuestros coetáneos somos los reyes aunque quizás no gobernemos en solitario. El primer rey del rock y del soul fue Solomon Burke. Somos sus herederos espirituales.

Me quedo con la versión del clásico de Eddy Floyd, «Big Bird». Es muy complicado escoger un tema tan brillante y salir bien parado.

Gracias. Hace tiempo, entre 1990 y 1993, solíamos tocar la canción. Yo quería hacer una versión de «Raise Your Hand» para el EP, pero Steven nos pidió que grabáramos «Big Bird». Tiene un gran riff de guitarra y algunos de nuestros puntos fuertes se encuentran en esta canción.

¿Alguna vez pensasteis en hacer música que no estuviera inspirada en los años sesenta?

Los distintos tipos de música y géneros que me gustan los considero atemporales. Disfruto mucho de la música de los años sesenta, pero nunca me he considerado un esclavo musical de aquella época. En el grupo filtramos las cosas desde nuestra propia perspectiva y es así como llegamos al sonido Woggles.

Por vuestra pasión, forma de ver la música y ganas de pasarlo bien, creo que tenéis muchas cosas en común con los Fleshtones. ¿Cuál es vuestra relación con ellos?

¡Nos encantan! Hemos sido muy afortunados por haber podido tocar con ellos durante años. Su líder, Peter Zaremba, igual que yo, es DJ en la emisora de radio de Little Steven. Tienen una gran perspectiva del rock’n’roll y sus raíces, como nosotros.

En el documental Pardon Us for Living, but the Graveyard is Full de los Fleshtones me sorprendió que compaginasen su actividad musical con otros trabajos. ¿Tan difícil es vivir exclusivamente de la música para un grupo de garaje?

No hay clase media en el rock’n’roll y, si la hay, es muy pequeña. Puedo pensar solo en un puñado de bandas que vivan solo de la música sin el apoyo de otros trabajos. Southern Culture On The Skids es una de ellas, y Eddie Angel y Deke Dickerson también.

 ¿Qué pasó exactamente para tener que cancelar la gira conjunta con los Sonics y Barrence Whitfield por Estados Unidos?

La gira se canceló porque el ex manager de The Sonics había hecho un plan demasiado ambicioso y las entradas no se habían vendido como esperaban. Tenía miedo de perder un pastón que él mismo había invertido y se echó para atrás. Los Sonics ya giraron el año pasado con su primer disco en cincuenta años vendiendo quinientas entradas o más en cada concierto.

¿Estados Unidos tiene remedio? Hillary Clinton no es precisamente una santa, pero desde Europa vemos con pavor que Trump pueda ser presidente.

Si los americanos quieren salvarse está en sus manos: lo pueden hacer el día de las elecciones.

 

Jon Pagola

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: