Encuentros — 16 enero, 2017 at 7:43

Karl Blau, Lo importante es mirar la vida a los ojos

Si unimos folk, dub, R&B, bossa nova, grunge, hip-hop, drone y world music, tendremos algo parecido a lo que materializa este músico del estado de Washington, asociado al colectivo/sello Knw-Yr-Own/K Records. Empezó en los noventa, pero su nuevo disco se titula Introducing Karl Blau. Hablamos con él a su paso por Madrid.

En el nuevo disco pareces volver a las raíces del folk, ¿crees que es así?

El productor de este álbum ha sido Tucker Martine, quién concibió el disco desde sus inicios. Él pensó y escogió las tonalidades del disco, en función de lo que creía se adecuaba a mi voz. Es un producto a la antigua usanza y quería homenajear las canciones de su juventud y de los autores que le habían acompañado desde entonces. Estos registros fueron nuevos para mí y tuve que aprender mucho..

¿Cómo ha sido el proceso de composición?

El proceso de grabación ha ido en paralelo al de composición. Organizamos las sesiones con Eli Moore al bajo, Steve Moore a lo teclados, Jon Hyde a la guitarra y el propio Tucker a la batería. Creo que yo no fui en ningún caso el protagonista de las sesiones de grabación. Más bien era una especie de animador que intentaba no cagarla y que los temas fluyeran correctamente.

¿Crees que es cierto que para hacer buenas canciones tienes que vivir con problemas en tu vida cotidiana?

Es una pregunta muy interesante. Creo que para tener cierta profundidad en lo que uno hace es necesario que intentar reflejar la vida que vivimos. ¿Qué si tengo problemas? Claro y quién no. Lo importante es ser capaz de prestarles atención y mirar la vida a los ojos…

En el disco hay referencia a Nashville, un tema habla de volver a Memphis… ¿qué está ocurriendo en Tennessee?

El productor Tucker Martine es de Tennessee. Su padre es un cantautor bastante conocido en esa ciudad [se llama Layng Martine, Jr.], quién ha escrito el último hit de Elvis Presley, por ejemplo. En la gira estamos haciendo versiones de Layng antes de tocar «Let the World Go By».

Si alguien me preguntase cómo describir tu música, probablemente diría que eres el crooner del country. ¿Te parece bien esta descripción? 

Esa descripción quizá es buena para tí. Vivimos en un mundo en que nos gusta poner etiquetas desde el primer momento. A mi no me gusta encasillarme en un estilo. Considero que al final lo importante son las influencias que has tenido a lo largo de tu vida, llámense Milton Nascimento, Nina Simone, Lefty Frizzel o Neil Diamond… Quiero trabajar duro en las letras, en las grabaciones y en la promoción de un nuevo género cuando tenga setenta años, antes no.

¿Qué banda estás escuchando ahora que no puedes dejar?

Una banda bestial de Anacortes, mi ciudad, que se llama Enduro. Verlos es como ir a misa. Son un espectro del grunge. Todavía no tienen ningún disco en el mercado y yo ya les he amenazado con que les voy a grabar y lo voy a publicar por mi cuenta.

He leído que has tocado más de mil bolos. ¿Es cierto? ¿No te cansas de estar en la carretera?

He tocado más de cien conciertos desde que cumplí los mil hace cuatro años. Como puedes ver, he reducido el ritmo en los últimos tiempos… He intentado hacer un esfuerzo por estar más tiempo en casa con mi hija Poppy, de cinco años, aunque me sigue encantando estar de gira.

Acabas de tocas en Madrid. Cuéntanos qué tal la experiencia.

El show ha sido en una “caja negra” llamada Teatro del Arte. Toqué dieciséis temas, sin teloneros. El cable del amplificador de la guitarra no funcionaba correctamente así que tuve que utilizar el micrófono y jugar con mi voz más de lo habitual. Interpreté dos temas de Introducing y algunas más de Maherican Dream. También toqué algunos temas de Out Her Space, que verá la luz a comienzos del año próximo.

PEPE MAZA

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: