Encuentros

Frank Carter & The Rattlesnakes: incontinencia y entusiasmo

 

 

Quien fuera componente de Gallows hace poco más de un lustro, saca discos a la misma velocidad y con la virulencia que ataca sus canciones. Ahora la rueda se para en Modern Ruin (Popstock!).

 

De entre el nutrido cartel del Resurrection Fest del pasado verano, Frank Carter fue una de las sorpresas más agradables, uno de los que hizo más ruido (valga la redundancia), él junto a The Rattlesnakes agitó al público y sacudió millares de cabezas, las canciones de Blossom son perfectas para la acción, es punk actualizado pasado de vueltas. Abalado por esa actuación, en su concierto de Barcelona cuatro meses más tarde, y en un aforo más pequeño, hubo la misma secuencia. En un momento dado del show, Frank Carter se gira hacía sus tres compañeros, y levanta los brazos con las palmas de las manos hacia arriba señalando a la muchachada que hay abajo y que le venera, como diciendo: ¿veis la que estamos liando y cómo responde este público?

El músico británico (su imagen le delata, no podía ser de otro sitio) es inconformista por sistema, Gallows y él rompieron su relación en 2011, no estaba de acuerdo con la dirección que estaba tomando el grupo y prefirió apartarse. En aquel momento aquella era una carta ganadora (la de Gallows), sin embargo su visión artística era otra distinta. Primero hubo un impás con el proyecto Pure Love del que resultó Anthems, en 2015 la primera bofetada en la cara llegó con Blossom.

Ahora, y con una diferencia de poco más de un año entre un lanzamiento y otro, un disco nuevo y una temática diferente. Canciones no tan directas y con más desarrollo (en algún pasaje su voz y el estilo recuerda a la de Alex Turner de Arctic Monkeys), un reto bienvenido y saludable. De hecho, ya tiene en mente otro disco, no cabe duda que la suya es una mente inquieta. Así que tenemos a Frank Carter para un rato largo. Y que siga.

Es tu primera visita a Barcelona, pero el verano pasado estuviste en el Resurrection Fest. A posteriori se habló mucho de tu concierto, por lo que me han contado la gente se volvió loca.

 Definitivamente, ese es mi festival favorito, el mejor en el que he tocado, se crea un gran ambiente en aquel lugar. Estaba con mi mujer que habla castellano, y con los niños en la parte de atrás del escenario, estaba todo lleno, había una energía especial. Una experiencia única. También tenía muchas ganas de venir aquí, es mi primera vez, estoy deseando tener media hora libre para ir a ver el mar.

No me extraña, a mi me costaría vivir lejos del mar. Seguro que lo disfrutas, y más viéndote con esa actitud tan positiva, en tan buena dinámica. Por lo que se ve, estáis en un gran momento, ¿no?

Tengo una banda perfecta, tengo a mi alcance todos los elementos posibles para este tipo de música. Tocamos más rápido, más duro, es maravilloso.

Lo que haces se suele catalogar como punk, pero creo, y a la vista está Modern Ruin, que lo tuyo va en muchas direcciones.

Nunca he querido definir del todo lo que hago, ni posicionarme dentro de un estilo concreto. Desde que era un niño, me gustaba todo tipo de música, durante mi vida he cambiado de gustos, he ido descubriendo cosas.

Entonces interpreto que lo que ha salido con este nuevo disco, es algo meramente espontáneo, no tenías una idea preconcebida.

Absolutamente. Fue espontáneo, surgió esto simplemente porque tenía que ser así, fluyó de esta manera. El mes posterior a editar Blossom, ya estábamos grabando Modern Ruin. ¿Para que esperar más si ya teníamos preparado el material? En enero ya estaba listo, quizás alguien puede pensar que es muy pronto y algo precipitado, yo creo que no, era el momento, testifica cómo es nuestra situación actual.

Supongo que eso no implicará que haya un público que desaparezca y que entre otro nuevo.        

Esa no es nuestra intención, estamos encantados con la audiencia que tenemos, entusiasta y entregada, están abiertos a otras propuestas, y en nuestros conciertos siempre van a vivir una experiencia divertida, al límite. Me da igual si somos una banda hardocore, o punk, o lo que sea. Tenemos que estar preparados para vivir lo que venga.

Hubo cambio de miembros, ha entrado un nuevo batería, y el bajista también mete mano en la producción.

Es una buena combinación, hay más creatividad en mi entorno, ahora todo es más mágico y consistente. Estoy feliz.

Visto lo rápido que va todo contigo y The Rattlesnakes, imagino que ya estarás pensando en proyectos futuros.  

Siempre estoy pensando en música nueva, en más discos. Sin ir más lejos, dentro de un par de meses grabo otro álbum nuevo.

Entonces, en cierta manera tienes esa misma filosofía que había en los sesenta y en los setenta, en aquella época era habitual publicar dos discos cada año.

Si de mi dependiera así lo haría, pero no puede ser, el sello discográfico tiene la última palabra. Igualmente, yo iré grabando conforme tenga temas, no voy a esperar, los tendré en el archivo para darle salida en cuanto sea posible.

 

Texto: Toni Castarnado

Foto: Sergi Fornols

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter