Vivos — 27 diciembre, 2016 at 9:54

Dejohnette-Coltrane-Garrison: Sala Barts, Barcelona

 

Hay recitales en los que las canciones son irrelevantes. Hay muchas formas de concebir o asimilar la música y una de ellas es la de dejarte llevar, enfundar al cerebro hacia un viaje a lo desconocido y no pensar mucho en ello. Las credenciales de cada uno de los tres músicos que formaban la banda son más que evidentes. En primer lugar, el baterista (y también pianista) Jack Dejohnette: Miles Davis, Herbie Hancock, Sonny Rollins… Y más de veinte discos a su nombre. Por otro lado, Ravi Coltrane (saxofonista) y Matthew Garrison (bajo y efectos sonoros varios), hijos respectivamente de John Coltrane y Jimmy Garrison. Estos chicos son un prodigio, tanto en la ejecución como en la imaginación para experimentar, olvídense de que son ‘hijos de’. Luego tienes a Dejohnette, claro. Juntos han sacado un álbum, In Movement, que hace honor a su título. Pues la evolución va mucho más allá de lo que uno espera que haya corrido el jazz, el free jazz o lo que deba ser lo que tocan. En el recital hubo espacio para concebir el álbum, así como referencias al Coltrane padre y a Miles Davis. Pero de nuevo, es algo que iba más allá de las meras referencias. Era como embutirse en una nave espacial y esperar encontrar destino. Sun Ra vs Mars Attack vs Timothy Leary. Vi hacer cosas a Dejohnette que carecían de referencia. Pasaba de un estado a otro, de lo más irreal y complicado a lo más estúpido y brusco, en cuestión de segundos. Y lo mismo hacía con el piano cuando se sentaba en él. Aunque parece que carezca, sí, tenía sentido. Los tres sabían cuando caer al vacío y cómo trepar hasta la superficie. Una simbiosis de talentos no apto para todos los públicos que sin embargo, parecen estar creando la banda sonora del futuro en cada una de las notas interpretadas.

Texto: Sergio Martos

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: