Encuentros — 6 septiembre, 2016 at 11:40

Yawning Man: “No hay una escena del desierto” (Gary Arce)

12422250_10153774992749330_1449939829_o

Si alguien puede hablar con autoridad sobre el movimiento de desert rock y toda la movida surgida en Palm Desert a mediados de los 80 y principios de los 90, ese es Gary Arce. Quizá, junto a Chris Goss, es el tipo que le dio forma y sentido al género. Todo de forma informal y espontánea, pero junto a Mario Lalli y Alfredo Hernández dieron vida a Yawning Man, un combo instrumental de música atmosférica y profunda que nos visita en septiembre con cinco fechas ineludibles: el 6 en San Sebastián, el 7 en Zaragoza, el 8 en Gijón, el día 10 en Madrid y cerrando el 11 en Barcelona…

 

La carrera de Yawning Man es larga, pero en Europa es más conocida recientemente. ¿Qué nos puedes contar de la actualidad de la banda?

“Desde mediados de la pasada década hemos estado girando por Europa, y eso nos ha mostrado más. En los últimos años la formación ha cambiado, pero la base de la composición se mantiene, porque soy yo y mi guitarra. Mario (Lalli) ha estado conmigo intermitentemente desde 1987, y actualmente tenemos a Justine Ruiz en el bajo y a Bill Stinson en la batería”.

Hay cierto misterio en torno a la banda, ¿crees que es beneficioso para vosotros a la hora de poder trabajar artísticamente con más libertad?

“Si Yawning Man es algo misterioso, no es intencionado. Quizás es porque no veo que la base de la música sea exponerse en busca de reconocimiento. La música es algo muy personal, es como un diario. Muestras una página a la gente y dejas que vea algo que emana directamente de tu alma. Nunca he sido de mostrarme para llamar la atención.”

Como un actor influyente en el desarrollo de la escena del desierto, ¿cómo ves esa escena hoy en día? ¿Te interesa alguna banda?

“En mi opinión, no hay una escena del desierto, no como la hubo a mediados de los 90, que es cuando se acabó para mí. Por aquel entonces se trataba de la gente que estábamos por allí: Mario (Lalli), Alfredo (Hernández), Josh (Homme) y Brant (Bjork), éramos muy cercanos. Había fiestas, pero era la escena que habíamos construido nosotros mismos. Todo cambió cuando Queens of the Stone Age se hicieron populares. Mario se mudó, y lo que vino intentó formar parte de la ‘escena’, pero la fuerza de aquello, su corazón, se había perdido por entonces.

Sobre bandas por aquí en el desierto no te puedo decir, no salgo mucho. Cuando no estoy tocando, estoy en la naturaleza, caminando por esas montañas que han estado ahí desde hace miles de años. De ahí extraigo mi inspiración”.

Tu música juega con texturas y capas. ¿Crees que hay paralelismo entre tu forma de tocar y el desierto como habitat, donde aparentemente no hay nada, pero hay mucha vida a diferentes niveles?

“Yo crecí como un chico punk aburrido que acosaban. No me complico tanto. Amo el desierto, pero la música viene de todas partes, la naturaleza, mis emociones, mis experiencias, mis sueños, el pasado o el presente”.

Muchos músicos te reconocen como un guitarrista muy especial e influyente y un pionero, pero, ¿te sientes algo frustrado por no tener el reconocimiento de otros músicos de la misma escena?

“Incluso al principio, la atención hacia Yawning Man llegó de forma muy orgánica, no estábamos buscando fama, sólo queríamos tocar. Hicimos algunas demos y se las dimos a los amigos, y honestamente tampoco pensábamos en firmar un contrato. Estoy muy feliz con el éxito, pero eso no quita que estoy haciendo algo que amo hacer. Siempre me he esforzado por ser sincero, y crear la música desde una parte profunda de mí mismo, pero nunca por fama o reconocimiento. Conseguimos más haciéndolo por amor. Y como has mencionado anteriormente, nos permite trabajar artísticamente sin límites o condicionantes”.

¿Y qué nos puedes contar de tus proyectos futuros?

Tenemos un nuevo EP, ‘Historical Graffiti’, que verá la luz en unas semanas. Es de una grabación que hicimos en Buenos Aires para Laybare Records”.

Texto: Sergio Rodríguez

 

 

 

One Comment

  1. leyend

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: