Encuentros — 13 julio, 2016 at 12:31

White Lung, “Paradise es toda mi basura vestida con brillo y neón”

white_lung_-_photo_credit_rick_rodney_-_rrp_0126_copy_-_300_dpi

La banda originaria de Vancouver acaba de editar un artefacto de punk-rock altamente recomendable, Paradise, en el que amplían su campo de acción utilizando a su favor recursos sintéticos, textos y riffs cada vez más inclasificables con el fin de convertirse en una de las bandas más potentes del catálogo de Domino. Hablamos con su líder, la activista neo-riot Mish Barber Way y el guitarrista Kenneth Williams para que nos cuenten más sobre su presente y futuro inmediato.

 

Si prestamos atención a la evolución de vuestro trabajo, creo que el espacio para los diferentes tipos de tonos, formas y colores está creciendo al tiempo que lo hace vuestra música. En mi opinión, hacéis una mezcla personal que no es ni grunge, ni hardcore, ni noise, ni postpunk, pero al mismo tiempo es todo a la vez. ¿Creéis que Paradise y Deep Fantasy representan vuestro tipo ideal de sonido?

Kenneth Williams: En realidad no. Pienso que cada nueva grabación lleva incorporado lo mejor de la anterior y a partir de ella se desarrolla la siguiente. Por lo tanto, la próxima probablemente surja de las partes más extrañas que hicimos en Paradise. Es importante para mí que la música que hacemos sea relevante por lo que estoy escuchando constantemente nuevos discos para encontrar formas de empujarnos en diferentes direcciones.

Nombres como Mars Volta, L7, Hole o Sleater-Kinney me vienen a la cabeza cuando pienso en vuestra música. Combináis las formas del punk-rock con riffs zigzagueantes que son absolutamente locos y especiales. ¿Cuáles son las principales influencias en vuestra, digamos, educación musical?

KW: Empecé a tocar la guitarra en la escuela secundaria. Empecé con el metal, pero con el tiempo me aburrí y dejé de tocar durante cinco años, pasándome a la batería y los sintetizadores. Empecé a tocar de nuevo para unirme a este grupo.

Mish Barber Way: Crecí como patinadora de competición y bailarina pero hay que ser muy disciplinada para tener éxito en ese deporte, así que cuando tenía dieciséis años me metí de lleno en el punk. Había cantado toda mi vida, tengo una vena de artista natural, así que empecé a aprender la guitarra. Me sentaba en frente al espejo con mi acústica tocando todas las noches, trabajando duro y se me daba bien. Entonces empecé una banda con mi novio en la cual tocaba la guitarra eléctrica, no cantaba ni nada. No era para mí. Yo quería mi propia banda. Me encontré con Anne Marie y comenzamos White Lung casi inmediatamente.

¿Cuáles son tus guitarristas favoritos, Kenneth?

KW: Johnny Marr, Kevin Shields, Chuck Schuldiner, Bernard Sumner, Greg Sage

white_lung_-_photo_credit_rick_rodney_-_rrp_9972_copy_-_300_dpi

Es interesante la forma en que tus letras abordan cuestiones que por lo general se consideran tabú (drogas, sexo, abuso…) Creo que es sugerente y muy valiente, ¿podría hablarnos sobre las historias detrás de Paradise?

MBW: Paradise es toda la basura que tengo en mi mente vestida con brillo y neón. Estoy hablando de amor, asesinato, aborto involuntario, nacimiento, la maternidad, el desafío, la belleza, el narcisismo y América.

Volviendo a la escena musical en vuestra ciudad, tengo entendigo que había un montón de bandas tocando punk-rock cuando comenzábais, ¿Cómo conseguísteis emerger en la escena de Vancouver? Contadnos un poco acerca de aquella escena underground

KW: Era una escena completamente diferente cuando comenzó la banda. Había una gran cantidad de bandas influenciadas por el ruido y la música experimental, y un montón de sitios ilegales que abrían y cerraban, ya que la mayoría de los bares no querían ese tipo de música ni a su gente.

¿Nos podrías contar cómo fue contactar con Domino Records? ¿Qué opinas sobre este prestigioso sello y su catálogo?

KW: Me encanta Blood Orange, Ducktails, Austra y Porches. Me alegra estar en la misma lista con tantas otras personas talentosas, en lugar de bandas que no me importan.

Pienso que los roles del hombre y la mujer están cambiando en nuestra sociedad. Sin embargo, todavía hay un largo camino en la lucha por la igualdad de salarios y derechos. En este sentido, ¿cuándo tomaste conciencia sobre esta forma de escribir, política o reivinticativa? ¿Fue un proceso natural o deliberado?

MBW: Estudié género, psicología y filosofía en la escuela. Devoré los libros. Me obsesioné. Es lo que hacen los jóvenes apasionados y educados. Ahora mis opiniones han cambiado, soy más realista y agradecida con el mundo occidental. Recuerdo cuando estudiaba Filosofía Feminista en los Países Bajos, fui a España con mi compañero de cuarto que era de Valencia. Sus amigos no sabían qué eran los estudios de género. Es divertido, en retrospectiva.

Internet está cambiando la industria, el acceso a la música y la cultura. Está cambiando incluso nuestras propias relaciones. He leído que tenías un blog, ¿ves Internet más como una manera de desarrollar nuestra libertad o como una herramienta de control?

MBW: Ahora mismo odio las redes sociales, pero me encanta internet. Me encanta tener acceso a todo este conocimiento. Odio tener detrás las voces de completos imbéciles a través de Twitter.

 

Texto: Antonio Jesús Moreno

Fotos: Rick Rodney

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: