Encuentros — 8 junio, 2016 at 9:54

Rosarito, “las rancheras son puro western”

ROSARITO grupoTras Rosarito se encuentran cinco tipos de Zaragoza que tienen en la música mexicana su medio de expresión. Tras Fresas Salvajes, EP que publicaban a principios del año pasado, ahora hacen lo propio con Llegaron 4 Jinetes, un mini LP que utilizamos como excusa para charlar con ellos.

 

Vuestro estilo es cuanto menos atrevido en este país ¿no? ¿no os da miedo que no haya público para algo tan concreto?

Es cierto que no hay muchos grupos de este estilo en España, pero estamos acostumbrados a seguir nuestro instinto y no pensamos en si puede haber o no un público potencial para nosotros, simplemente seguimos nuestro camino y vamos en busca del objetivo marcado.

Dicho esto, creemos que en España existe un cariño muy grande hacia la ranchera y la música mexicana en general, es un país al que se le siente muy cercano. Además su música tiene en su ADN sangre española, elementos musicales de aquí llevados allí hace siglos, por lo que la gente se identifica rápidamente con estas sonoridades. Podríamos decir que hay una tradición oculta de oyentes que no se han olvidado completamente de este estilo popular.

 

¿De dónde viene vuestra pasión por las rancheras?

Las rancheras son un medio perfecto para narrar historias, y los grandes clásicos del género han sido maestros de la narración, utilizando para ello un lenguaje llano y conciso, muy visual y efectivo. Además, tienen ese sentimiento apasionado y sentimental en sus melodías que hace que afloren los sentimientos más nobles y sinceros. Son puro western.

 

¿Cuáles son vuestros grandes referentes en el género?

A nivel musical nos miramos en gente como Flaco Jiménez, Dough Sahm , Los Lobos, Ry Cooder o Los Texas Tornados, músicos que han traspaso las fronteras entre los géneros y que han conseguido es punto de cohesión entre la música de raíces y sonoridades más rock.

A nivel conceptual nos ha influido la mítica del western crepuscular,  películas como Grupo Salvaje, Las aventuras de Jeremiah Johnson o Sin Perdón, protagonizadas por tipos tan austeros como poéticos que hacen lo que tienen que hacer por defender su idea de justicia y libertad, viviendo siempre en la frontera de la civilización.

 

Hay grupos como Los Secretos que coquetearon con el género en el pasado pero vosotros lo hacéis más rotundamente ¿qué opináis de ellos?

Nos gusta mucho lo que hicieron los Secretos, especialmente Enrique Urquijo con alguna versión de José Alfredo, insuflando un aire pop que las actualizaba al oyente actual. Nosotros hemos tratado también de mantener cierta sensibilidad pop en los temas, pero muy de fondo.

 

Imagino que conocéis a Conjunto San Antonio, un grupo extremeño que apuesta por la música mexicana más tradicional ¿hay posibilidades de que este estilo se vaya abriendo camino en nuestro país?

Nosotros no tratamos de copiar el estilo Tex-mex, no somos puristas del género, simplemente nos dejamos influir por él para aplicarlo como el envoltorio perfecto a nuestras narraciones. No sé si llegará a ser un estilo popular aquí, no hay muchos grupos, pero desde luego conecta de forma muy natural e inmediata con el público, es lo que hemos notado en nuestros conciertos. La gente reacciona muy bien, se viene arriba enseguida.

 

¿Se puede trasladar la iconografía y las imágenes mexicanas a nuestro país y nuestra cultura sin parecer que hablas de cosas extrañas?

La iconografía y las imágenes salen de un México idealizado, del que hemos visto en las películas, la música y las canciones. Se trata de un imaginario común. En ese escenario tienen lugar las historias, que ya sí tratan de conceptos universales, extrapolables a cualquier cultura y a cualquier situación. La lucha por unos ideales en “Mi última canción”, la defensa de la dignidad y el honor en “Llegaron cuatro jinetes”, el amor fugaz y romántico de “Rosita Quintana”, la búsqueda de un hogar en “Botas de Cowboy” o el viaje alucinado del protagonista “Sausalito”.

 

Os estrenasteis con un EP y ahora un mini LP ¿para cuándo el disco largo?

El formato del mini LP va perfecto para contar una historia en varios capítulos. Por ahora no nos planteamos un disco largo, nos gusta sintetizar y quedarnos con las canciones que verdaderamente son necesarias para trasladar el concepto musical que buscamos.

 

¿Planes de presentación?

Hemos presentado el disco en Las Armas, y la intención es rodar el disco por Aragón durante un tiempo antes de dar el salto fuera, antes de cruzar la frontera definitivamente.

 

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: