Encuentros — 6 abril, 2016 at 15:38

Majors Junction, “si la gente no puede identificar claramente tus influencias es que has hecho bien tu trabajo”

MajorsJunctionUno no habla cada día con una de las bandas que participó en la fundación del prestigioso Festival de Bluegrass y Blues de Chicago. Un grupo, Majors Junction, que en 2003 se estrenaba con A Desert Oasis al que seguirían tres años después Confluence, en 2009 Good Versus evil y ahora en 2013 hasta cinco discos cuya primera muestra es Black Capped Chickadee editado en enero, al que ya ha seguido Dust Storm Diaries. Pero dejemos que nos lo explique Mike Mulcahy, fundador junto a su mujer Heather O’Brien de la banda.

 

Cuéntame algo de vosotros. En España no sois muy conocidos.

Mi esposa y yo comenzamos la banda en 2002 y hemos editados varios discos y hecho cientos de conciertos en los últimos 14 años. Estoy muy contento de estar respondiendo preguntas a alguien que ha escrito un libro de Johnny Cash, uno de mis grandes ídolos (risas)

 

Gracias hombre, para mí es un placer ¿cómo describirías tu música a los que no están familiarizados con ella?

Supongo que es algo de western y blues mezclado, con buenas armonías y letars que cuentan algo.

 

No sabes cómo me alegro de que no me digas que tu música no se puede definir ¿Cómo enfocas la realización de un disco?

Escribo las cosas que siento y cuando tengo varias canciones intento ver si pueden funcionar juntas como un conjunto. Soy un compositor de canciones más que un confeccionador de discos pero en general las cosas que funcionan bien por separado suelen hacerlo juntas. También me gusta que haya colaboradores que te ayuden a mejorar, a establecer conexiones. Colin Williams y Marc Johns son dos músicos brillantes que llevan ayudándome a hacer esto muchos años. Cuando creo un disco entro en el proyecto con algo en la mente e intento llegar a ese fin con las canciones. No estoy seguro de cuando sucederá pero siempre acaba pasando. Hay que explorar nuevas vías y estar constantemente analizando tus resultados para ver si las cosas van bien.

 

A pesar de poder ser calificado de música de raíces, vuestro último Dust Storm Diaries es muy variado.

Piensa que hay temas compuestos por Matt Janecek o Kiley Ruggerio y varias canciones de Marc Johns. Cuando varios compositores trabajan en un disco aportan diversidad, voces diferentes, tonos diferentes. Yo me dejo influenciar por mucha música diferente, la que crecí escuchando gracias a mi padre como Waylon Jennings, Cash o Willie Nelson, epro también la música clásica que ponía mi madre como Mozart y Beethoven. Los admiro a todos aunque también intento crear un camino propio. Si la gente no puede identificar claramente tus influencias es que has hecho bien tu trabajo. Quizá mi gran influencia es Heather, mi mujer y mi musa. Es una persona muy inspiradora. Solo viendo la forma en que ama a nuestros niños es increíble. Soy un tipo afortunado por tenerla conmigo.

Debe serlo porque vais a editar cinco discos este año.

Es que la grabación es algo constante para mí y no he parado de hacerlo en los últimos diez años. Muchos de los temas que lanzaremos son antiguos pero por una razón o otra habían quedado fuera de nuestros discos. Así que estos cinco álbumes combinan temas antiguos y temas nuevos. Piensa que Heather y yo hemos tenido cuatro hijos en los últimos años. Eso no nos ha permitido sacar todos los discos que queríamos en este tiempo porque hemos estado dedicándonos a nuestro hogar. Eso no significa que uno deje de componer así que cuando pasa el tiempo quedan un montón de cosas pendientes. Eso es lo que pretende este proyecto, sacar todo lo que habíamos dejado a medias.

 

¿Cómo has grabado los discos? Porque son 53 canciones…

Tengo un estudio en mi casa, en las afueras de Chicago y la mayoría del trabajo está hecho allí. También hice algún viaje a Wisconsin para grabar en una cabaña del bosque. Mi proceso es sencillo, me gusta dejar que los músicos se sientan cómodos, no creo en la microgestión del proceso. Necesito que la gente lo haga suyo.

 

¿Qué es lo que más te sorprendió grabando los discos?

Bueno, a veces se produce lo que yo llamo accidentes felices, esa serie de cosas que suceden sin que estén preparadas y se convierten en mágicas. Creo que eso sucedió cuando Heather y sus hermanas grabaron las armonías vocales. Creo que el hecho de ser hermanas dotó a todo el proceso de algo místico.

 

Eduardo Izquierdo

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: