Encuentros — 18 abril, 2016 at 16:52

Dirty Streets, persiguiendo algo que no se puede explicar…

DirtyStreets2

Ante sus próximos conciertos, primera vez por aquí,  colgamos la entrevista completa con el power trío de Memphis que se publicó en versión reducida en nuestra edición de papel. Una de las bandas estrella del completo catálogo de Alive Natural Sounds que con sus dos últimos discos, Blades of Grass (2013) y White Horse (2015) se sitúa en puestos de privilegio entre las bandas de proto hard rock setentero. Escuchen y disfruten. 

El trío de Memphis es uno de los más potentes combos actuales dedicados a batirse el cobre a base de electricidad encabritada. Tiene un sonido grande, gordo, poderoso, que se emparenta directamente a base de riffs con las grandes bandas de los setenta que les sirven de inspiración. Desde su afiliación a la escudería Alive han facturado dos álbumes, Blades of Grass (2013) y el reciente White Horse, que son pura crema. Revitalizan el género como pocos y levantan muchas expectativas para su próximo paso por Europa. Al habla Justin Toland, cantante y guitarrista de las calles sucias.

White Horse es vuestro cuarto álbum. ¿Qué diferencias hay con los anteriores? ¿Cómo habéis evolucionado musicalmente?

Empezamos básicamente como banda de directo. Nuestro objetivo principal al principio era convertirnos en la mejor banda en vivo que pudiéramos llegar a ser. Y pese a que intentamos mantener ese espíritu es indudable que con el tiempo hay una mayor dedicación a componer y arreglar temas para los discos.. Lo más importante para nosotros es mantener la sensación de que sea natural y creo que hemos sido capaces de hacerlo. Nuestra química ha crecido tanto en los últimos años juntos que este último álbum lo sentimos como una de las cosas más puras y naturales en las que hemos trabajado. Hemos sido capaces de tener buenas vibraciones desde que se inicia el proceso de escritura hasta el final de la producción.

¿Hay algo detrás de este título? ¿Hay alguna historia detrás o simplemente sonaba bien? 

Como te decía teníamos muy buenas sensaciones al escribir este álbum. Es un sentimiento que compartíamos cada vez que nos juntábamos a escribir y tocar música. Hay una parte de cada persona que parece estar en las notas de la canción cuando se palpa ese sentimiento. Se pasa mucho tiempo como músico tratando de perseguir algo que no se puede explicar. Estaba pensando en ese misterio cuando la visión del caballo blanco me vino a la mente. Es un modo de plasmar esa sensación de libertad y la felicidad que se siente cuando te metes en ese modo de expresión musical. Les dije eso a los otros chicos y lo entendieron de forma inmediata.

He leído que lo habéis grabado de manera muy instintiva, sin obsesionarse por los detalles…varias tomas de cada tema y de ahí sale la buena. ¿Es la primera vez que lo hacéis así?

Siempre hemos sido capaces de escribir una canción de manera tan fácil y natural como caminar o hablar. Para este disco ha sido más potente esa impresión. A veces, como compositor solo con tocar un par de veces una canción ya te parece ideal. El problema viene cuando se puede escuchar una canción y decir “debería haber hecho esta parte mejor”. De esta manera, ese miedo puede evitar que se den las canciones por acabadas. Este álbum tiene esa magia que no se puede explicar. Parece como si estuviéramos en una buena onda solo con mirarnos a los ojos. No había miedos ni dudas.

Definís vuestro estilo como proto punk pero creo que tenéis mucho más que ver con el hard rock y la high energy de los setenta. No sé, os escucho y pienso en bandas como Grand Funk Railroad y similares… ¿Cuál es tú opinión?

Eso es un ejemplo perfecto de la manera en que hemos cambiado o evolucionado como banda. Al principio veníamos más de esa dirección cuando escribíamos nuestras primeras canciones. Estábamos escuchando un montón de MC5 y James Brown, así que combinábamos algo de esas dos cosas. No cambiamos nuestro sonido intencionadamente, pero ahora parece que tenemos más dinámica y también hemos sido capaces de estar más en contacto con el blues y las raíces del alma de la música rock.

¿Qué bandas o artistas os hicieron querer ser músicos?

Todos tuvimos diferentes influencias. Thomas y yo conectábamos al principio con bandas como Faces y Creedence Clearwater Revival. Los dos también estábamos muy metidos en el blues. Cuando nos encontramos con Andrew, todos coincidíamos en MC5, Deep Purple y Cactus. Esas son sin duda algunas de las bandas que nos unen a nivel personal.

En una entrevista declaraste que queríais tocar música inspirada en el pasado pero con vuestra propia personalidad. ¿Crees que lo habéis conseguido?

Lo mejor que te puedo decir es que siempre me he sentido atraído por la música con alma como el blues. Escucho muchos otros tipos de música pero esta música es la que siempre me ha atraído. Nunca pensé en ello como viejo o nuevo cuando era más joven, la música de blues había estado ahí durante décadas y todavía lo estaba entonces. El rock o el blues son  una de las formas de música popular tradicional y sólo estamos tratando de continuar con la tradición. Era una tradición que viene del sur de Estados Unidos, luego los fue en todo el país y después en todo el mundo. Ahora es una música que conecta a muchísima gente. Hay un sentimiento puro que hace que todo el mundo puede conectar con en este estilo de música.

En estudio añadís teclados en las canciones. ¿No os habéis planteado añadir un cuarto miembro en la banda?

Hemos hablado de ello algunas veces. Me gustaría tener en vivo posiblemente algún órgano o piano e incluso algo percusión en un futuro. Cuando sea el momento adecuado puede que lo hagamos. Estoy seguro de que vamos a pasar un buen rato…

Viniendo de Memphis habrá sido fantástico estar en los estudios Ardent. Mucha leyenda entre esas cuatro paredes…

Los Ardent tienen un gran ambiente. No parecen asépticos como otros estudios. Es muy relajado y consiguen sacar lo mejor de los músicos que han grabado allí. Poseen buenos equipos ya que mantienen cosas desde el principio. Hay consolas o amplificadoras originales todavía a plano funcionamiento. Y grabadoras de cinta en muy buen estado que hemos utilizado para obtener el sonido que buscábamos.

La verdad es que el álbum suena muy real. Muy cálido y natural.

Estamos todos muy satisfechos. Matt Qualls, nuestro ingeniero, fue capaz de obtener el tipo exacto de sonido que estábamos buscando. Se ha conseguido capturar la fotografía exacta de lo que grabamos.

Las críticas de los dos últimos discos eran excelentes. ¿Tenéis la sensación de que algo está pasando con vosotros? ¿Cómo os va en USA?

Bueno, quizás sí que sentimos algo parecido a que estamos llegando a un buen lugar. Siempre nos ha gustado estar en una banda y creo que estamos llegando a conseguirlo. Tocar está siendo más divertido que nunca y creo que estamos dando conciertos estupendos nunca ha sido tan divertido. ¡Sólo estamos tratando de mantenerlo en marcha! (Risas)

¿Componéis los temas de manera conjunta o hay un compositor principal?    

El proceso ha cambiado dependiendo de cada canción y también ha cambiado con el tiempo. Para este disco Thomas (bajista) y yo hemos colaborado mucho. Escribo algo, una riff o una parte del tema, y lo llevamos a la práctica. A partir de ahí lo tocamos primero para tener una idea general y luego todos aportamos ideas de la dirección que debe tomar la canción. Por lo general, después de eso, con Thomas  intentamos darle el punto final. No paramos hasta que todo el mundo tiene una sonrisa en su cara mientras escuchamos al mezcla final..

¿Qué importancia dais a las letras? ¿De dónde sacáis la inspiración para escribirlas? 

Nunca fuerzo las letras. Eso es lo más importante para mí. Tiene que ser real o no quiero cantarla. A veces escribo sobre las cosas de forma espontánea. Siento cosas y empiezo a escribirlas. Es una especie de poesía filosófica. Puede ser sobre sentimientos o sobre cosas normales como las relaciones e incluso algún  comentario social sobre el gobierno o la sociedad. También he escrito canciones acerca de los sueños que he tenido.

Segundo trabajo con Alive. Creo que es un sello que trabaja muy bien y que tiene un catálogo genial. ¿Qué tal vuestra relación con ellos?

Tenemos una gran relación con Patrick. Es realmente un placer trabajar con él. Siento que es una buena relación porque es completamente honesto. La honestidad es la mejor base para una relación, especialmente una tan importante con el sello con que trabajas.

En primavera afrontáis vuestra primera gira europea. ¿Cuáles son las expectativas? ¿Os han contado algo amigos músicos que ya hayan estado aquí?

Gente de otras bandas nos han estado diciendo que teníamos que ir a Europa desde hace años. Además, tenemos un par de fans en Europa que han estado en contacto con nosotros desde el principio pidiéndonos grabaciones y merchandising para sí mismos y para amigos suyos. Así que estamos emocionados de poder tocar allí. Hemos oído que hay una muy buena escena de blues rock también así que estamos muy contentos de poder conocer algunas de las bandas de Europa.

Hemos estado esperando para venir a España desde hace años. Vamos a intentar ofreceros un espectáculo cojonudo de rock. Vamos a vaciarnos en el escenario. ¡Nos vemos por ahí!

Manel Celeiro

18 de abril León, Gran Café

19 de abril Orihuela, La Gramola

20 de abril Valencia, Sala Pabersematao

21 de abril Madrid, La Boite

22 de abril Castellón, Veneno Stereo

23 de abril Barcelona, Rocksound

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: