Encuentros — 29 abril, 2016 at 9:00

Amaro Ferreiro “el autor pop es una especie de biólogo emocional”

AmaroFerreiro04Titula su nuevo disco con la profesión que quiso ejercer de pequeño. Sí, porque Amaro Ferreiro nunca quiso ser bombero, policía o astronauta. Él quiso ser biólogo y ha vuelto a ello para que diera título a su nueva colección de canciones. Dice nuestro compañero Eduardo Ranedo en la nota de prensa del disco que “para acompañarle en la aventura ha reunido una banda exquisita y experimentada, que le aporta el rigor que requiere una apuesta que debe aspirar, por la legitimidad que atesora, a asentarse en la primera línea del pop hecho en castellano”. Hablamos con Amaro.

 

¿Por qué titular este disco con el nombre de la profesión que querías ejercer de pequeño?

Pues por varios motivos. Por una parte hace referencia a cumplir un pequeño sueño. Al final soy Biólogo, aunque de una manera inesperada. Creo también que el autor pop es una especie de biólogo del ser humano emocional. También me gusta separar ambas palabras Bio y Logos: la primera hace referencia a la vida y a la biografía personal y la segunda al discurso, a la palabra meditada. El título me parece una buena presentación.

 

¿Qué hay de un biólogo en un músico?

Pues creo que una parte importante del trabajo del músico y del compositor es el observar a los demás. Observar al ser humano como especie. Una de las cosas que nos diferencian de los demás animales es la música. Este biólogo estudia a los humanos por medio de las emociones.

 

Te he leído decir que este es un disco sobre la confianza. Explícame eso.

Si, tiene que ver con que mis primeras incursiones en solitario, con Laciudadelasagujas (2007) y con Glez. (2009) que me dejaron bastantes inseguridades. Perdí mucha confianza en mí mismo. El desarrollo de este disco se basa en recuperar esa seguridad, y en encontrar la manera de contar mis historias de una manera confortable. En este disco se enfoca la confianza en muchas facetas diferentes, como son la pareja y los celos, la confianza en lo que uno hace y en lo que es, la confianza en los demás, en la gente que te rodea y la confianza en el género humano en general.

 

Significa que al componer las canciones ¿estabas dirigido hacia unos temas en concreto que dieran forma a esa idea?

La verdad es que no. Mi hermano suele tener el título de sus discos antes de empezar a escribir la primera canción. Yo lo hago al revés… Este disco empezó siendo una colección de canciones, que han llegado en momentos varios de los últimos años, incluso hay un par de canciones escritas hace más de 20 años. Cuando por fin me vi con las canciones que formarían parte del disco me di cuenta de que la mayoría de las canciones hablaban sobre esta confianza, no fue de una manera buscada, pero es el concepto que envuelve todo el álbum.

 

Me da la impresión de que has cuidado más que nunca la instrumentación ¿estás de acuerdo?

Sin duda, la instrumentación está dirigida a cumplir con los objetivos y los límites que Pablo Novoa llevó a cabo en la producción. La primera norma era que las canciones se sostuvieran con mi guitarra y mi voz. El primer límite, que sólo yo tocara la guitarra y, aunque al final no me resistí a que Pablo grabara una guitarra en el disco (en la canción «Consummatum est») me aseguré de que usara mi propia guitarra zurda J45. Por otra parte, Martiño aceptó tocar el bajo y colgar la guitarra que usa tan bien, haciendo gran equipo con Fiz en la batería. Se trataba de seguir la canción sin ningún añadido gratuito. Para completar la labor al piano, hammond y rhodes de Pablo Novoa, contamos con Martí Perarnau IV, de Mucho,  para que añadiera una capa de sus sintetizadores cósmicos. Estoy muy contento con la labor de los músicos, creo que han sido muy cariñosos con mis canciones.

 

¿Por qué escogiste “Trueno y Relámpago” como adelanto? ¿Crees que es el tema que más representa al disco?

Creo que representa bien el disco, en cuanto a que suena a lo que suena a lo largo de todo el disco, pero es una decisión un poco arbitraria. Me hubiesen gustado muchas canciones del disco como presentación, aunque creo que «Trueno y Relámpago» crea una filia o una fobia instantánea. Así ya se sabe por dónde voy.

 

Me parece un trabajo muy maduro, bien pensado ¿es el disco que por fin te hará quitarte la etiqueta de “hermano de”?

Pues no creo. Siempre lo seré y estoy muy orgulloso de ser el hermano de Iván Ferreiro. Si he podido grabar este disco es en gran parte gracias a él, al trabajo que hemos hecho juntos y al proyecto que compartimos. También es cierto que mi hermano encara sus discos con total libertad y que no siempre le hacen falta las canciones que hace su hermano pequeño. Creo que este disco me da la oportunidad de mostrar canciones que sólo yo podía defender, y por otra parte me ayuda a hacer cada vez mejor lo que hago y lo que hacemos juntos. Pero si, se trata de aprender a construir un discurso más personal que creo que nos beneficia a ambos.

 

¿No estás un poco harto de eso o lo llevas bien?

Lo llevo muy bien. Entre nosotros no hay competición ni nada parecido. Iván Ferreiro ya tenía una carrera antes de que yo llegara, y no me cabe duda de que la seguiría teniendo aunque yo no estuviera. Ni que decir tiene que he disfrutado y disfruto muchísimo acompañándole a lo largo de su carrera en solitario. Sé dónde está cada uno y lo que somos juntos. Tengo mucha suerte en ese aspecto.

 

Oye ¿en qué estantería encajaría bien tu disco? ¿Al lado de qué discos lo ponemos?

Pues no lo sé, no sé qué sitio tendrá en la casa de la gente. A mí me gustaría que estuviese entre los últimos discos de Mucho, Love of Lesbian, Coque Malla o Ricardo Vicente, o de Let It Come Down, de James Iha, o entre The Smiths y Prefab Sprout.

 

¿Vas a hacer gira de presentación?

Pues espero poder mostrarlo en directo, claro. Por ahora tenemos concierto en Santiago (28/4), Vigo (30/4) y  Portamérica (15/6) pero creo que pronto se anunciarán más fechas en otras partes de este país nuestro.

 

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: