Encuentros — 19 febrero, 2016 at 13:38

Paul Handyside, “en solitario puedo abarcar más estilos”

PaulHandysidepromo10photobyRobTickellEn los ochenta Paul Handyside lideró la banda de indie-pop Hurrah! Tras unos años en en Bronze y otros en los que supimos poco de él, en 2007 regresa con su primer disco en solitario, Future’s Dream en el que se acerca sin rubor al Folk y al Americana. En 2013 lanza Wayward Son, su segundo trabajo con el que recibe elogios de buena parte de la crítica. Y el 1 de abril llegará su nuevo álbum, Tide,Timber and Grain, motivo por el que nos pusimos en contacto con él.

 

Tras mucho tiempo haciendo indie ¿dónde crees que te encuentras ahora?

Por ser honesto me cuesta decirlo. Creo que no estoy en ningún sitio aunque mi música abarca cosas de americana, country, pop, rock, indie, chanson estilo Jacques Brel o canción italiana como Misa. Soy mitad italiano por lo que crecí con el sonido de las canciones napolitanas. De hecho, mi tía Rina era cantante semi profesional.

 

En Hurrah! Tu sonido era manifiestamente diferente.

Claro, era todo muy dinámico porque al final son cuatro o cinco personas con diferentes puntos de vista. Cuando estás solo es más fácil tomar decisiones o escoger un cambio de dirección. Eso significa que si quiero probar a hacer una canción yo solo con un armonio, no hay ningún problema. No hay políticas de grupo. Aunque soy muy afortunado de tener a mi lado a mi guitarrista y productor Rob Tickell que da vida a mis canciones. También está David Porthouse, que era bajista de Hurrah! y ahora toca contrabajo, melodeón y otros instrumentos. Es alguien que me conoce desde los 14 años y sabe lo que me gusta o no.

 

Tu experiencia en Bronze ¿ayudó a forjar tu proyecto en solitario?

Sin duda, porque aunque seguíamos haciendo indie-pop Martin Stephenson estaba en la banda y él toca todo tipo de música de raíces. Yo también aprendí ese estilo con kathryn Tickell. De hecho empecé en Bronze para profundizar en la música de raíces, pero me di cuenta que debía intentarlo en solitario para abarcar más estilos.

Este disco es más acústico.

Sí, no hay prácticamente baterías y las guitarras acústicas son la base. También estoy en una época en los que hago muchos conciertos solo con Rob y así es ma´s fácil recrear las canciones del disco. Tuve la tentación de darle protagonismo al piano epro me resistí (risas).

O sea que el sonido conseguido es totalmente planeado antes de entrar a grabar.

En algunas canciones como «Fond Farewell» o « Should I Leave Your Side» totalmente. Luego están aquellos en los que Rob o yo tenemos una idea aproximada pero las cosas acaban surgiendo como «Desperate Days» o «True Love».

¿Prefieres escribir sobre el pasado o eres de los que miran al futuro?

Mi idea es no pensar demasiado lo que escribo, así que he escrito sobre ambas cosas. Últimamente estoy intentando ponerme en la piel de otros, como en «Whaler’s Lament» en el que canto desde el punto de vista de un marinero del siglo pasado.

 

¿Cuál dirías que es el mejor consejo que te han dado en tu carrera?

Inténtalo solo.

 

Acabas con «Goodnight Lover», un tema inspirado en las baladas de Frank Sinatra ¿cómo es eso?

Escribo un montón de canciones de ese tipo y para este disco tenía 3 o 4, aunque esa era la mejor. Fue Rob quien me dijo que sonaba como una canción de Sinatra pero no teníamos a la Nelson Riddle Orchestra para grabarla, así que tuvimos que buscar un sonido alternativo. Cuando tenía ocho años mi abuela me dio un viejo tocadiscos Dansette y algunos EPs de Sinatra. Pasé mucho tiempo cantando con él « That’s Life» o “September of my years”. Imagínate lo irónico de un niño de ocho años cantando esas letras.

Antes de despedirnos, y ya que ha salido el tema Sinatra me gustaría preguntarte una última cosa. En tu música también hay influencia dylaniana ¿qué opinas del disco de Dylan haciendo versiones de Sinatra?

Bueno, yo soy fan del Dylan de los 60 y los 70 y he seguido poco lo que hizo después. Solo he oído un par de las versiones del disco que citas y defiendo el derecho que cualquier artista tiene, y Dylan más que nadie, a hacer lo que quiera, aunque reconozco que suena más como si Tom Waits homenajeara a Sinatra que como él mismo. También te digo que, a parte de The Byrds sings Dylan, no soy muy fan de los discos de versiones.

 

Eduardo Izquierdo

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: