Encuentros — 29 febrero, 2016 at 17:42

Cooper, 30 años viviendo en la era pop

promohorizontalbaja

Treinta años es mucho tiempo. Los mismos que esta cabecera. Treinta años viviendo como quieres y haciendo lo que te gusta es aún más. Treinta años divulgando, militando, expandiendo y creando tiene mucho mérito. Alex Díez, o Alex Cooper, o Alex Flechazo merece que se celebre. Alegrémonos que lo haga con una caja tan fundamental como es “Popcorner” (Warner Music), y que nos siga dando entrevistas tan buenas como la que sigue por muchos años…

 

Lo primero que sorprende es que ya hayan pasado treinta años, es una cifra muy importante, que te da mucha perspectiva.

Hubo otras cifras importantes antes de llegar a esta cifra, por que los 25 años de Viviendo en la Era Pop hubiera sido algo bonito de celebrar, los diez años de Cooper se debían de haber celebrado de alguna manera y va pasando el tiempo y te das cuenta que de que este tipo de celebraciones, aunque siempre he sido muy reacio a hacerlas, tiene su sentido lo que me pasó es que en este momento, por las circunstancias de como está Cooper, por como está el público, por como ha funcionado la gira del aperitivo y como han ido las cosas, pensé que era el momento perfecto para rescatar el repertorio de Los Flechazos, y echando mano del calendario, ví que se cumplían más o menos treinta años de que estoy en el mundo de la música, aunque llevo alguno más si contamos los tiempos con Opera Prima y pensé que 30 era una cifra redonda y que podíamos aprovechar el 2016 para celebrarlo. No me ha sorprendido lo de los treinta años , siempre he sido muy consciente del paso del tiempo, de que va pasando muy rápido pero que va pasando.

No estarías entonces en la onda de aquel tema de la Granja “Chap, Chap …”

En absoluto. Mi planteamiento nunca ha sido ese. Nunca ha querido seguir siendo un niño, siempre he querido ser mayor. Siempre he vivido de acuerdo con mi edad. Otra cosa es que pueda transmitir un tipo de energía que se puede entender como juvenil o como una especie de ilusión adolescente pero yo de Peter Pan tengo cero. De hecho, el disco de Mi Universo, por ejemplo, su gran valor es que está en sintonía con lo que era mi vida entonces, con la vida familiar, con la vida de alguien de más de cuarenta años y lo explicaba en el documental. Cuando tienes cuarenta años estás en el otoño de tu vida, si hablamos de porciones de veinte años como estaciones (primavera verano hasta los 40, otoño e invierno de los 60 para adelante). Ahora tengo 48 años, disfrutándolos a tope, pero muy consciente de cual es el momento vital mío y el tipo de música que tengo que hacer. Echar la vista atrás para ver quien era yo con veinte años y reinterpretarlo, no me cuesta porque ya tengo el bagaje de los años vividos. No es un remake sino encontrarme conmigo mismo que es algo que siempre había evitado y de repente me ha apetecido, pero no nace con la intención de revivir el pasado, o de sentirme joven.

Han pasado treinta años, pero las canciones no parece que sean tan antiguas, siguen siendo frescas …

Han envejecido bien. Quizá no tanto el sonido de alguno de los discos pero lo que es el espíritu de las canciones ha envejecido bien. Yo rompo una lanza a favor de la trayectoria de Cooper en el sentido de que ha servido para amplificar y dar lustre al repertorio de Los Flechazos. Todo lo que he hecho con Cooper no ha servido para enturbiar lo que hice con Los Flechazos y ha habido mucho de entenderlo mejor. Si hubiera tenido una carrera más errática, y de la cual los seguidores de Los Flechazos se hubieran avergonzado todo lo que hacemos este año no tendría sentido, sería algo triste. En cambio creo que es bonito pensar en la trayectoria de los Flechazos y de Cooper como un todo y creo que si se ha mantenido tan puro el recuerdo de Los Flechazos es por que no la hemos cagado después los que estuvimos en el grupo, además porque había una calidad especial que tal vez ni nosotros vimos entonces que es ese sello de lo auténtico. No en el sentido sonoro o de estilo, sino en el sentido casi espiritual del término, nosotros éramos de verdad y muy militantes de lo nuestro, de nuestros grupos preferidos, también en las canciones volcábamos mucho de nosotros mismos, éramos muy sinceros. Las letras de Los Flechazos han transmitido y lo siguen haciendo porque reflejaban estados de ánimo que mucha gente comparte y creo que eso tiene un valor.

00001920

Al hablar de Los Flechazos, yo pienso más en ti, y en Elena, aunque hubo cambios de formación …

Elena era el espíritu del grupo, aparte de la imagen y de una compañera en esa aventura y creo que no hubieran sido posibles Los Flechazos sin ella. Al principio Héctor también, era el núcleo duro, pero sobretodo Elena y yo que nos mantuvimos en el grupo hasta el final y ella aportaba muchísimo, tanto musicalmente con el sonido del órgano que era muy característico y luego conceptualmente porque ella diseñaba muy bien como era la iconografía que rodeaba al grupo. Pero sí que es verdad, cuando me he planteado este proyecto en el que se mezclan Los Flechazos y Cooper no he tenido ninguna duda de si tenía sentido o no porque yo no tengo que pedir permiso a nadie para tocar mis canciones porque las canciones de Los Flechazos eran mías.

Siempre te he visto muy divulgador de la cultura de los 60’s en todo, en tus canciones, en tus entrevistas, tienes también la editorial; Has tenido reconocimiento a grupos que te precedieron en la escena española (B’64, Negativos…) pero desde mi punto de vista pero tú le distes al movimiento un plus de calidad enorme…como divulgador, en la ropa, en las referencias …

Soy un estudioso de los años 60, colecciono revistas originales, anécdotas, fotos, contactando con músicos de la época … es una pasión. Ayer me hice amigo e Facebook de Rod Mayall, el hermano de John Mayall que acabó como teclista tocando en Los Buenos en España a finales de los 60, ya me pongo nervioso, le colgué en su muro una foto de un single italiano que tengo de Los Buenos … y el día antes me hice amigo del cantante de los Motion holandeses, habiendo creado un grupo de cuatro fans colgaos como yo y esas cosas me aportan muchísimo, y es una pasión que yo tengo, aparte de la faceta como músico o como artista es que luego soy un apasionado y fanático de la música beat y de todo lo que la rodeó y sigo explotando esa faceta mía, y todo eso se materializaba en la época de Los Flechazos en el fanzine que hacíamos Elena y yo el Pussycat y en todo nuestro proselitismo de todas aquellas bandas que tanto nos gustaban, con le deseo de que hubiera más gente como nosotros y una parte de eso se lo llevaba también el apoyo a las bandas de la escena 60’s de aquí y europea porque realmente nos gustaban mucho.

Hace un mes también en la Riviera se hizo un homenaje al sello Animal Records con los Stupid Baboon, los Imposibles y La Ruta que eran grupos que nos gustaban mucho y de los que hablábamos en el fanzine, tocábamos con ellos, nos encantaba formar parte de todo ello. Nosotros éramos como soldados rasos, nos veíamos como uno más por nuestro afán de evitar los conceptos elitistas dentro de nuestro ambiente, que había habido y mucho, y eso nos echaba para atrás y en ese sentido forma parte de mi forma de ser, y sigo haciéndolo ahora. Me gusta forma parte de algo más grande que lo mío.

cooper

También significa trascender…

Hay gente muy individualista y yo no lo soy, no sé si soy gregario pero me parece muy saludable, muy sano formar parte de algo, algo que tú no controlas al cien por cien. Tener que asumir los errores de tus compañeros de viaje o saber que los tuyos los acarrearán ellos, lo que supone tenerse que plantear cómo hacer las cosas de otra manera. Todo eso a mí no me cuesta.

El hecho de ser y funcionar desde León también tuvo algo que ver, cuando los pioneros estaban en Madrid o Barcelona

Puede ser. Nosotros aterrizamos en una escena que ya funcionaba sin nosotros, que no nos necesitaba. Sí que los Flechazos fuimos un revulsivo de la escena mod cuando parecía que las bandas mods abandonaban a la gente, cuando la mayoría de los grupos o cambiaban de dirección musical o intentaban trascender … o llegar a un público más mayoritario intentando camuflar, no sé si avergonzándose o como si fuera un paso natural, como si lo mod hubiera sido una fase de aprendizaje que hay que dejar atrás. Y nosotros fuimos la primera generación que decidimos que no había que echarse atrás, que íbamos a ser mods toda la vida. En ese sentido aprendiendo de los aciertos y de los errores de nuestros mayores., pero cuando nosotros aparecimos lo que queríamos era imitar a los grupos que ya estaban, para ser otro grupo más, no con la intención de ser un grupo señero. De hecho eso siempre nos pesó bastante, no queríamos ser portavoces generacionales, nunca nos sentimos así.

Hay un par de temas “Cansado” de los Flechazos y “Rabia” de Cooper que realmente transmiten mucho de lo que te pasaba en ese momento … En “Cansado”, reflejaba un momento en tu grupo por luchar tanto contra tantas cosas…o tu situación con el grupo mismo, que te obligaba a tomar otra dirección?

Si te soy sincero no me acuerdo. (risas). No me acuerdo de cuando la compuse, seguro que habría algo de eso. Las canciones transpiran lo que llevas dentro y podría ser algo personal o con la vida del grupo pero “Cansado” transmite ese tipo de sentimiento pero de un modo genérico y que la puedes asociar a lo que tú quieras pero te confieso que no me acuerdo si la escribí por algún sentimiento específico que tenía entonces.

“Rabia” es como muy militante.

Rabia la tengo mucho más presente. La compuse en un momento de inflexión en mi vida, algo dramático, cuando me apartaron de la organización del Purple Weekend y cuando hubo dos años de parón en el festival y momentos d embucha tensión en la ciudad, una especie de persecución mediática que tuve que sufrir en la cual no tendía armas para defenderme no podía hablar. La única manera que encontré para decir lo que quería decir fue a través de esa canción.

¿Cómo surge la selección de los temas?

Sí son 15 de Los Flechazos, 7 de Cooper y 2 canciones nuevas. Una de Opera Prima “No quiero recordarte” que compuse con diecisiete años y la otra que es nueva y que cierra el disco “El asiento de atrás”.

La primera “No quiero Recodarte” es brutal, no sé si en la época ya le metiste metales …

No. La veo como una precuela de “Viviendo en la Era Pop”. El estribillo tiene una secuencia de acordes que después utilicé en el estribillo de “Viviendo en la Era pop” razón por la que nunca la recuperé para que la tocáramos Los Flechazos. Es de la época que me inicié descubriendo la múica de los 60’s a través de bandas de revival de la escena mod y creo que tiene mucho de “Time For Action” de los Secret Affair y la utilización de metales de grupos de power pop que era o que a mí me gustaba en ese momento. La llegamos a grabar en una maqueta con los Opera Prima y aunque el espíritu estaba allí yo no encontré la manera de hacerlo aún, y cuando hemos pensado en este proyecto he encontrado la manera de hacerlo como yo tenia en mente al momento de componerla, y así ha quedado. A mí me gusta mucho.

promoverticalbaja

¿Opera Prima era un grupo muy 60’s?

Era un grupo de power pop, o de nueva ola con influencias de lo que había en aquella época y en el que había un mod que era yo y que escribía algunas canciones. Era un grupo hecho a imagen y semejanza de Nacha Pop. Dos guitarras, bajo y batería con dos guitarristas cantantes que se intercambiaban la voz principal, cada uno cantando sus canciones, uno más introspectivo y otro más efervescente. A mí me tocaba hacer de Nacho García Vega y yo cumplía con mi papel (risas). Pacho Rodríguez que era el otro compositor del grupo fue mi primera gran influencia musical. Yo no he tenido hermanos mayores y no tenía amigos que tocaran en grupos cunado empecé a tocar inopera Prima, y fue Pacho quien me llamó, fue como mi primera influencia directa, alguien que me enseñaba acordes, a la que veía hacer solos, componer. Los años de aprendizaje, los primeros pasos, los hice a la sombra de él. Yo escuchaba y aprendía.

Treinta años de carrera pero más viviendo en la era pop …

En el año ’82, fue cuando yo me empiezo a interesar por el culto mod y por todo, y por aquel entonces lo mod no tenía tanto que ver con los 60 si no con The Jam, con la época del revival que no era lo que sonaba a años 60’s, si no a nueva ola o punk. Yo primero me inicio a los seis años consumiendo radio, viendo la televisión Musical Express, leyendo Rock Especial y combinando lo que sería música comercial con música alternativa y ya con catorce o así me inicio en el culto mod porque me gustan los Specials, Madness, los Jam, veo Quadrophenia y decido, no sé porqué, que eso es lo que me apetece. No relacionaba tanto lo mod con los 60 si no con un escena joven, nueva de bandas emergentes.

Y rascando la primera capa de la superficie empiezo a descubrir las raíces de todo eso. Sobretodo el Rythm and Blues y The Rolling Stones, The Who y para mí el punto de inflexión en el aprendizaje es una colección que salió en España que se llamaba Historia de la música Rock con esos discos azules de portadas tan horrorosas, que algunos grupos actuales llegaron a acopiar, pero me compro el primer disco de los Rolling Stones, el de David Bowie, el fascículo que apareció específico con la historia de los mods y que me influyó mucho. Y a partir de ahí, me dí cuenta que la escena 60’s y la escena mod caminaban en paralelo en esa época, pero había mucha ósmosis en la época. Vi a los Ejecutivos Agresivos en la tele y veía a un tío con una Telecaster con una banda de cuadritos blancos y negros y toda la movida madrileña fue una mezcla de punk y de rollo mod, el Marquee, el Rock Ola era parte todo de lo mismo. En determinadas ciudades había gente más purista y otras menos pero bueno se vivía lo mod como dentro de ese movimiento más grande. Cuando me intereso ya más por los sesenta fue un par de años más tarde, cuando me interesan los Small Faces, los Who, los Troggs …

¿Vas a girar con un grupo creado para la ocasión?

He montado un grupo para el proyecto. Se lo dije a los tres componentes de Cooper y se ha apuntado Dani Montero, el bajista y Mario Álvarez a la guitarra. Vamos a hacer como Paul McCartney, con los dos guitarras y el bajista enfrente y alrededor de nosotros vamos a tener una serie de músicos que nos van a acompañar y nos aportarán el sonido que estábamos buscando. Va a haber un batería, Javi Gómez que ha tocado en una infinidad de grupos; se trata de un batería muy versátil porque tenemos un repertorio que tanto vira hacia el soul, incluso a ritmos más funky como “Lo conseguí” o “Go-Go Girl” o más rythmambluesero, o power pop a toda pastilla hasta canciones lentas… hay muchos palos que tocar en este repertorio a pesar de que parece que hace treinta años que llevo tocando la misma canción, no es así, necesitábamos un batería que supiera adaptarse a sensibilidades distintas y él nos aporta eso. Y con esta base de dos guitarras, bajo y batería en dos tercios de repertorio añadimos teclados que en su mayoría son órgano Hammond, aunque habrá algún Fender Rhodes y un Moog pequeñito y luego llevamos sección de metal en una tercera parte del repertorio.

Valladolid, 20/5/2010. Alex Cooper presentando su libro "Club 45". Foto Ricardo Otazo.
(Alex Cooper presentando su libro “Club 45”. Foto Ricardo Otazo.)

 

¿Va a tener continuidad rescatar este repertorio de Los Flechazos?

No. Es un paréntesis dentro de la trayectoria de Cooper. Estoy muy contento con Cooper y con el trabajo que estamos haciendo, los discos que sacamos y con el ritmo de producción, pero este año lo dedico a esto. No es que se trate de una asignatura pendiente, ni que se tenga que recuperar el tiempo perdido, es simplemente una fiesta a la que estamos invitados y más que yo, el protagonista es le repertorio. Me parece sano, bueno que vuelvan a sonar “La Chica De Mel”, “Suzette”, “A toda Velocidad”, “Viviendo En la Era Pop”, y que la gente las pueda volver a disfrutar y yo mismo. No me cuesta hacerlo, me cuesta trabajo poner de acuerdo a tanta gente, también ha sido más fácil de lo que pensaba en un principio, pero no me cuesta volverme a poner los pantalones de cuadros… la ropa me vale, las canciones me valen, en ese sentido vuelvo a tocar “La Reina del Muelle” y me encuentro en casa, aunque no la sienta como cuando tenía veinte años pero me voy a dar el gustazo de recuperar el tiempo perdido en ese sentido, y de tocar todas las canciones que me apetecen y disfrutarlo mucho. Cuando acabe el 2016 a otra cosa porque aquí hay un papel que jugar todavía.

¿No dejas nunca de componer? ¿o este año  va a suponer también un tiempo para oxigenarte y no tener forzosamente que estar componiendo?…

De la presión huyo siempre. No me parece productiva a no ser que ya tengas un proyecto de álbum completo y tengas que hacer dos canciones más para completarlo, pero nunca me he sentido presionado. Compongo cuando me sale y si no me sale no me pongo a ello. Por eso, también he sido tan profuso en lo de los formatos alternativos, porque a veces se adaptaban mejor a mi ritmo de composición, como los singles por ejemplo. Tenía la canción “El asiento de atrás” y me pareció perfecta para redondear este proyecto, en vez de guardarla para el siguiente disco. Decidieron en Warner que debía poner algún tema nuevo y me pareció buena idea utilizar ésta que ya la tenía hecha, fue un pequeño empujón para terminar la letra. Una vez que haya pasado lo del Riviera que ahora mismo me ocupa toda la mente ya te contaré si me pongo a componer o me pongo a escribir la segunda parte que serán cuarenta y cinco o que es lo que voy a hacer, hay ahí veinticinco mil proyectos …

¿El listado de canciones ha sido cosa tuya?

Sí, me lo encargaron a mí. Hice un repertorio pensando en el directo para empezar. Todo este proyecto está pensado para la gente, entonces pensé que tenían que ser los hits y que fuera un repertorio que se pudiera defender en directo, que se pudiera asumir. Por parte de todo tipo de público, público de Cooper como público de Los Flechazos. Yo con la ilusión de que la gente más Cooper descubra a Los Flechazos y que la gente más Flechazos descubra a Cooper, ya se verá al final. Fue la propuesta que hice a Warner y no me cambiaron una coma. Para el directo vamos a tocar estos 24 temas y alguno más.

Realmente son hits

Nunca he escrito canciones de relleno. No sé si son hits o no, pero son los que los aficionados a la música entendemos como canciones que podrían ser singles y eso ha sido algo perjudicial en la carrera porque unas oscurecen a las otras y en el fondo los discos que están compensados funcionan mejor como disco. El problema de >Mi Universo> fue ese, que la gente decía que no habían hits y yo me defendía diciendo que me habían pedido que hiciera un álbum y había hecho un álbum y creía que todas tenían el mismo nivel, y que no hubiera una o dos que despuntaran no querían decir que no pudieran ser hits y el tiempo me ha dado la razón porque ahora hemos recuperado “Mi Universo” y “Arizona” y los dos temas cuando los estamos montando con músicos nuevos, ellos me dicen “tío si son dos singles tremendos!”.

Tracas como yo digo …

Lo que he descubierto al repescar este repertorio es que tocábamos a toda pastilla, sin respiración y eso me gusta pero va a ser un reto no abandonar la musicalidad que he adquirido con el paso del tiempo y a la vez ser respetuoso con el espíritu de las canciones . Se pueden tocar un poquito más despacio pero no mucho más y algunas ni eso, hay que tocarlas a toda piña pero a la vez aportar la suficiente musicalidad para que se entienda de donde vienen las canciones y eso en algún momento le podía faltar al tema en cuestión. Pero al mismo tiempo tampoco pretendo que las toquemos demasiado bien. Yo soy de los que cada año y medio recurro a aquellos primeros discos del ’77 para acordarme que no hace falta tocar bien para hacer buena música, con los Undertones por ejemplo, no hace falta ser un virtuoso. No quiero caer en eso, en hacer reinterpretaciones. Entonces ese trabajo es en lo que hemos empleado mucho tiempo en los ensayos a o demostrar lo que tocamos cada uno de nosotros si no a tocar para la canción y para el espíritu de la canción.

Se echa en falta “Miedo a Volar” que es un temazo …

El miedo que tengo con este proyecto es que habrá gente que echará en falta su canción porque treinta años dan para mucho y noventa minutos no dan para tanto (risas). Hay muchas canciones que a mí me gustaría tocar y no las vamos a tocar. Vamos a tocar este repertorio y hemos tenido que recuperar más temas de Los Flechazos de la época de Dro   porque ya de la época de Elefant había algunas de Los Flechazos y todas las de Cooper por lo que he tenido que hacer un equilibrio y un balance entre los dos sellos en los que hemos militado y hemos recuperado “En tu calle” de >Alta Fidelidad> y “Cansado” de >Días Grises> por eso son las dos únicas de la etapa Elefant, así que se han quedado fuera “Si tu te vas”, “Miedo a Volar”, “El Faro” … canciones que molarían. Además al llevar metales en directo pues ya te dan más ganas de tocar canciones con metales “Chicas, chicas, chicas” que no está en el álbum pero que sorprenderá, “Callejear” … yo creo que gustará la mezcla.

140546

¿Giraréis por todo el país?

No lo sé. Mi planteamiento en el día de hoy es tocar en el Riviera y esperar a que nos llamen. Todo este proyecto nace cuando yo me pongo en contacto con Hook Management que eran los manager de Los Flechazos en la época del tercer y cuarto Lp y de la época de Elefant. Cuando yo le planteé este proyecto se lanzó de cabeza y fue quién contactó con Warner para estudiar la posibilidad de editar un recopilatorio y siempre habíamos dudado de que fuera posible porque había que poner de acuerdo a dos sellos, pero todo el mundo tuvo una disposición genial, generosísima y por eso ha sido posible el proyecto y está detrás de todo ello Manuel Notario de Hook Management y es él el que lleva la contratación y la voz cantante. Yo le planteo el proyecto y me dedico a ensayar y tocar. Me encantaría tocarlo en fiestas y en festivales, sé que no está previsto hacerlo en gira de salas y esto me parece lo suficientemente grande y muy bonito como para dar diez o vente conciertos por toda España, me encantaría volver a Barcelona.

¿Cuando empezaste, te hubieras creído que estarías aún haciendo esto después de treinta años?

Tenía muy claro que estaría con los que andaban buscando algo diferente. Siempre me he planteado que seguiría mi camino y que haría lo que me diera la gana, independientemente de lo que estuviera de moda o de lo que me fuera dar dinero. Aparte, como siempre me he sentido a gusto en el escenario, con la guitarra colgando he pensado que siempre estaría así y por ahora no me ha abandonado la capacidad para construir canciones y también voy planificando que la cosa me dure y lo pueda disfrutar, entonces a mí no me da vértigo. Cuando yo tenía dieciséis años pensaba que la gente pensaría de mí lo que yo pensaba de Los Salvajes o de Los Bravos, y yo pensaba que ojala fuera así. Ese era mi pensamiento y con el tiempo se ha ido cumpliendo.

Da la sensación de que eres una persona que vives la vida que quieres y a tu ritmo y vivir de ello y eso no lo puede decir todo el mundo …

Sí y aunque suene rancio, dando testimonio de una manera de entender la vida, con la sonrisa puesta. Intentando crear piña con otros músicos, con la editorial, con la Resistencia Sonora, con las colecciones de libros, hablando de lo que me gusta, toando en festivales, organizando cosas y esta faceta activista que me ha acompañado desde el principio sigue estando viva y me aporta muchísimo, tanto como el crédito o la repercusión que pueda tener mi música. Sí que es verdad que he luchado siempre por intentar que se reconociera que tenía voz propia. Eso siempre lo he echado en falta. Que se olvidaran de lo que eran mis referencias en la música, pero el problema es que yo marco la dirección. Hablo tanto de grupos que me gustan que es inevitable que esa referencias acaben apareciendo en todas las reseñas de discos pero creo que al final de los treinta años lo que queda es que he hecho las cosas a mi manera y que hay un sello en la composición y en todo que es personal, que no igual a otros. Cuando hablo bien de B’64 o de Los Negativos, está claro que mi música es otra, o de los Small Faces o de los Who, o de los Velvet Crush pero al final yo he hecho lo mío, que tengo una voz y eso no sé si ha quedado claro pero a mi modo lo reivindico.

Texto: Josep Barbará

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: