Encuentros — 4 enero, 2016 at 10:17

Selvática, rock tropical

Selvaìtica_R66

Los antecedentes eran inmejorables, pero el presente supera las expectativas. Paula y Manu habían formado parte de Indómitos, que editaron en su día un único disco, y de quienes hace poco se han publicado sus maquetas. Cuando ambos emigraron a Brasil por razones laborales, decidieron crear Selvática en Río de Janeiro, respondiendo a la llamada de la selva. Digamos que las nuevas latitudes, las nuevas sonoridades, les impulsaron a coger de nuevo los instrumentos, para atrapar la energía y vitalidad de su nuevo hogar combinándolos sus gustos de toda la vida.

Grabaron una maqueta de doce temas que se publicó online bajo el título de Canciones cariocas. Y ahora llega Un mundo extraño (Discos de Kirlian-Mama Vynila), grabado durante el mes de enero de 2015. El resultado es un adictivo tratado de alma gallega y fuego brasileño, de post-punk, rock tropical, guitarras garajeras y ritmos libres y calurosos.

 

 

¿Cómo se ve desde la actualidad la experiencia que supuso Indómitos?

– Indómitos tuvo una vida corta e intensa. Fue un grupo seminal. Ha pasado bastante tiempo pero recordamos con cariño esa época, especialmente nuestra etapa en Glasgow, donde nació el grupo.
¿Tuvo que ver el final de la banda con diferencias entre los tres o el no poder continuar por estar en lugares distantes?

– Al volver a España, la energía inicial que nos llevó a montar el grupo empezó a desvanecerse poco a poco y fuimos perdiendo el interés por el proyecto. Los tres teníamos en mente intereses distintos. Nico quería seguir tocando en directo. A mí (Manu) me preocupaba el aspecto musical por encima de todo y veía que las composiciones eran cada vez más complejas y algunas no lográbamos llevarlas al directo. Fue finalmente Paula la que decidió dar carpetazo al proyecto definitivamente para concentrarse en su trabajo y sus estudios.
Por cierto, ¿habéis colaborado en la edición de las maquetas de este año a cargo de Discos de Kirlian? ¿Qué os parece la recuperación de aquellas canciones en disco?

– Óscar Fernández, de Discos de Kirlian, mostró su interés en editar esas demos que circulaban por la red y nos pareció buena idea. La mayoría son canciones que tocábamos en directo durante nuestra etapa en España y que iban a formar parte de un segundo LP que nunca vio la luz hasta ahora como disco póstumo. Estamos contentos de que hayan salido ya que son buenos temas y representan la evolución del grupo en ese momento.
Hasta que apareció Selvática, Fantasmage era la continuación de Indómitos. ¿Veíais esa relación?

– En cierto modo, Fantasmage siguió el camino marcado por Indómitos, aunque sin tanta mala leche y oscuridad. En cualquier caso, nosotros no vemos Selvática como una continuación de Indómitos, si bien algunos temas tienen un sonido e imaginería similar.
Selvática nació en Brasil, ¿no? ¿Había una necesidad vital de dar salida a nuevas canciones? ¿Fue motivado precisamente por estar allí?

– Tras varios años si hacer música juntos, Paula y yo empezamos este nuevo proyecto en Brasil, país donde vivimos actualmente por motivos laborales, motivados por nuestra nueva vida allí y porque nos picaba el gusanillo de volver a tocar. En nuestra música no es perceptible una influencia brasileña en lo estrictamente musical, pero el hecho de vivir allí nos influye mucho a la hora de tomar muchas decisiones. Brasil es un país de locos donde parece que nada funciona y a la vez sí, donde todo es un caos pero en su conjunto tiene sentido, al menos para nosotros.
Entiendo que nació como un proyecto de Paula y Manu. ¿Allí grabasteis con otros músicos o no?

– En realidad en Brasil el proyecto Selvática tiene un formato de dúo y lo grabamos todo nosotros dos. Nos gusta experimentar haciendo muchas demos e impregnar todo de un estilo muy ‘casero’ y lo-fi. Esto se ve traducido en el aspecto musical e incluso en los vídeos que hemos hecho para el grupo, o en los collages del artwork del disco.

 

¿Habéis dado algún concierto allí? En ese caso, ¿cómo se os recibe?

– Hemos dado varios conciertos en Río de Janeiro y la verdad es que es una gran experiencia poder tocar allí. El estilo que practicamos no se lleva nada por allí, por lo que la gente nos ve como si viniéramos de otro planeta, pero no nos importa, también hay gente a la que le gustamos precisamente por eso.
Para la grabación del álbum debut contasteis con músicos de Vigo como Ibán Pérez, Israel Ruiz y Luismi Gil Almuíña, además de la colaboración de Santi Zubizarreta y Brais Otero. Aparte de Ibán, ¿era gente que conocíais, con los que sentíais afinidad, que os fueron recomendando?

– Tras elaborar en Río una maqueta con 12 temas, nos pusimos en contacto con amigos nuestros de Galicia, que conocemos desde hace tiempo, para que nos ayudaran a grabar lo que acabó siendo nuestro primer LP Un mundo extraño. Contamos con ellos porque conocíamos su manera de trabajar e hicimos todo en un tiempo récord.
Y ahora, ¿son parte activa de la banda o sigue siendo un proyecto de los dos?

– El núcleo de Selvática somos Paula y yo. En Brasil funcionamos como dúo y durante nuestra estancia en España tocamos con el resto de la banda presentando el disco.

Selvatica_manu y paula_R66

El disco significa el reencuentro con Ibán Pérez, coproductor como en la época de Indómitos. ¿La afinidad sigue siendo total? ¿Es quien mejor entiende vuestro sonido?

– Vimos la posibilidad de contar otra vez con él porque trasladó su estudio de  Glasgow a Galicia y nos gusta cómo trabaja. Sabe el sonido que queremos, y en el caso de Selvática hemos trabajado codo a codo con él encontrando los matices necesarios.
¿Cómo fue la aportación del resto del grupo al disco? ¿Contribuyeron con los arreglos, perfilando el sonido…?

– En las demos que grabamos en Brasil está todo definido en cuanto a composición, estructuras y arreglos, aunque con la banda todo cobra más fuerza y fisicidad. Les pasamos el material por Internet y ellos van ensayando sus partes  hasta que llegamos y lo ponemos todo en común.
En diciembre de 2014 apareció vuestra primera maqueta y ahora en vuestro debut aparecen las tres canciones regrabadas. ¿Queríais recuperarlas, darles una nueva oportunidad?

– En realidad colgamos tres de los doce temas de nuestra primera demo como adelanto para empezar con el proyecto y conseguir algunos conciertos por Galicia durante las navidades pasadas.
En marzo aparecía Canciones Cariocas que no sé si consideráis vuestro primer disco o la segunda maqueta. Sin embargo, de este disco no recuperáis ninguna canción en Un mundo extraño. ¿Sentíais que no necesitaban revisarlas, que el disco tenía unidad por sí mismo, o era más bien intención de dar a conocer otros temas?

Canciones Cariocas es el título que le hemos dado a las grabaciones que hemos hecho durante este año 2015, mientras esperábamos la edición de nuestro primer LP. En realidad son nuestras últimas composiciones, por eso no figuran en el disco. Saldrán en formato físico para la primavera de 2016. De todos modos hemos incorporado seis de ellas en los directos de la gira de presentación de Un mundo extraño.
¿Cuál es la canción que mejor define a este primer álbum y cuál está resultando mejor en directo?

– Nos gustan todas en su conjunto. Son variadas entre sí y sería difícil escoger una. Desde la elaboración de las maquetas lo vemos  todo como un conjunto, como un collage. Es difícil escoger una parte de un collage obviando el resto. En directo disfrutamos bastante con la canción que da título al disco, por su intensidad, aunque también hay otras que están funcionando muy bien como “Mírate al espejo” o “No eres real”.
El sonido parece haber evolucionado desde el que tenía Indómitos, incorporando nuevas influencias. ¿Ha habido un proceso de asimilación de los sonidos que os rodean allá, incluso de la naturaleza, y eso se ha trasladado a vuestra música? ¿Ha sido un gran descubrimiento?

– En realidad ya en nuestra época en Indómitos e incluso mucho antes, en proyectos anteriores, escuchábamos absolutamente de todo. Somos unos melómanos devoradores de todo tipo de sonidos, desde el free jazz hasta la electrónica, pasando por cualquier forma de rock o música experimental e incluso clásica. Cuando tocábamos en Indómitos quisimos darle ese aspecto hermético a conciencia. En Selvática hemos decidido dar rienda suelta a la paleta de influencias. No nos importa si algunas canciones suenan más a un estilo o a otro.
Sigue habiendo una estructura pop, una melodía, aunque también hay elementos del surf (“No eres real”) y sonidos más desbocados (“La fuerza animal”, “Nadie como tú”, “No pidas más”). ¿Estáis ahora más abiertos a nuevos sonidos, menos limitados?

– Totalmente. No queremos límites. Con seguridad lo siguiente que hagamos será distinto. En este disco nos interesó reflejar el eclecticismo de estilos, aunque de una manera que todo se unificara. Nos gusta dejarnos llevar por la emoción de las propias canciones siempre y cuando al final todas reflejen un espíritu común. Al fin y al cabo somos nosotros los que estamos detrás de ellas y eso a la fuerza se acaba notando.
El álbum parece que pasa de una cierta luminosidad al principio a una mayor oscuridad hacia el final, algo que simboliza la canción “Un mundo extraño”. ¿Fue intencionado? ¿Se pensó así la secuenciación de las canciones?

– Nos alegra esa pregunta porque fue algo completamente premeditado. Lo hicimos con cierta sutileza, y es reconfortante que se perciba. Algo similar pasó con la portada. Nos habíamos fijado en una gran foto de nuestro amigo Alessander Argazki y durante el proceso de elaboración del disco fue una foto que tuvimos muy presente y nos inspiró mucho. Cuando finalmente decidimos editar el disco, nos pusimos en contacto con él para usarla. Con esto queremos decir que la idea final del disco ya estaba en una fase embrionaria. Todo estaba bastante cocinado.
En su día me comentasteis que os afectaba mucho la situación social que nos rodea. Supongo que eso no ha cambiado, más aun sabiendo que tuvisteis que ir a Brasil a trabajar. ¿Cómo afecta eso a vuestras canciones?

– Es cierto que nos preocupa la situación social que nos rodea, especialmente en estos tiempos complejos, pero en nuestra música no hay elementos de ese tipo. Nuestras letras siempre tratan de emociones internas, de aspectos psíquicos. Vemos más hacia el interior que hacia el exterior en ese aspecto. Eso no quiere decir que algunas letras puedan ser vistas como una reflexión de lo externo.
¿Cuáles son vuestros proyectos a medio plazo?

– Estamos en plena gira de presentación del disco. Tenemos pensado hacer un videoclip con Carlos Peñalver, editar Canciones Cariocas dentro de unos meses y seguir componiendo en Brasil para grabar nuestro tercer disco.
Por último, ¿cuál ha sido la mejor anécdota de este tiempo en el mundo de la música con Selvática?

– Podríamos citar el concierto que dimos en la favela de Vidigal de Río de Janeiro. Fue una auténtica odisea poder conectar todo y que acabara funcionando. Teníamos un ojo puesto en nuestro concierto y otro en un cable deshilachado del que dependía todo el sonido del sitio, incluida la luz. Finalmente fue un gran concierto y lo pasamos bien.

 

Texto: Xavier Valiño

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: