Encuentros — 7 diciembre, 2015 at 19:01

Eugene “Hideaway” Bridges, apóstol del Blues

2014-EBHoldOn7-AlwynRCoatesNo es un cualquiera. Eugene “Hideaway” Bridges es uno de los grandes del blues actual y nadie en la escena parece estar dispuesto a discutirlo. Además, con 52 años, y un montón de buenos a sus espaldas (el último editado este mismo año bajo el título de Hold On A Little Bit Longer) parece que lo mejor está por llegar. Al habla el bluesman escondido.

 

¿Cómo definirías tu música, blues o soul?

Música, solo. La gente que intenta definirlo no estaba allí cuando empecé hace 49 años. No hay que decirle al mundo lo que es la música. Me mueve mi corazón, cada surco, cada palabra…

 

¿Puedo preguntarte algo tan genérico como qué es el blues para ti?

El blues es mi voz. Incluso cuando no tienes una voz bonita, el blues te ofrece la oportunidad de decir algo.

 

¿Qué te ofrece como intérprete?

Gracias al blues puedo contar historias que están muy dentro de mí, que observo a mi alrededor y que me afectan. Me permite hacer llegar a los demás ese mensaje.

 

Tu voz, ya que lo citabas, siempre se compara a la de Sam Cooke ¿estás cansado de ese aspecto? ¿O por el contrario te enorgullece?

Sam Cooke cambió mi manera de ver la música cuando a los doce años oí sus discos de góspel. A partir de aparecer todo el mundo quería ser como Sam Cooke, y más aún después de morir. Antes del soul, Sam Cooke ya era soul. Era muy especial y que te comparen con él solo puede ser un tremendo honor. Cuando era un chaval y cantaba góspel la gente ya me decía “Hey, cantas como Sam Cooke”. Yo no sabía si eso era un cumplido o un insulto. Cuando lo oí por primera vez supe que era la cosa más hermosa que alguien podía decirme.

 

eugene and dc3

eugene and dc3

Estuviste a punto de entrar en The Soul Stirrers, incluso…

Sí, cuando tenía 21 o 22 años me pidieron que entrara a cantar con ellos ¡era el mismo grupo en que Sam había cantado antes de dedicarse al pop! Estuve esperando que LEroy Crume me llamara para irme a Florida y empezar pero antes me surgió la oportunidad de viajar a París, conseguir un agente y empezar mi propia carrera.

 

Con 52 años cumplidos tu carrera ha sido larga, sobre todo haciendo muchos conciertos ¿qué destacarías como lo mejor y lo peor de todo este tiempo pasado?

Lo mejor fue cuando la gente de Armadillo Music me fichó porque percibí que confiaban en mí. Lo peor es claramente cuando alguien te dice que el color de tu piel es equivocado para escribir una canción y por ese motivo hay gente que sigue queriendo impedirte que hagas realidad tu sueño.

 

En esa carrera has tocado con algunos grandes ¿quién te ha dejado más huella?

BB King. Trabajé con él mucho tiempo. Fue alguien muy especial para mi carrera. Me ayudó a que la gente empezara a prestarme atención y eso siempre es importante.

 

También has tocado con Mick Jagger o Jackson Browne ¿cuál es tu relación con el mundo del rock?

Jackson es muy amigo mío. Hemos hecho cosas juntos por todo el mundo y me encanta seguir su música. Con Mick comparto presencia en una organización de beneficencia para recaudar dinero para los niños con problemas y hemos hecho cosas juntos con ese fin. A todos nos encanta la música. Esa es mi relación con el rock. Hablamos de música, no de estilos y siempre me voy a llevar bien con aquellos que la sientan muy hondo.
¿Cómo definirías tu estilo como guitarrista? ¿Crees que has logrado tocar de forma personal?

Mi sonido aúna el de la bocina de un tren, una lavadora, el rugido de un Ford y, sobre todo (risas) lo que me enseñó mi padre, Hideaway Slim, un gran guitarrista que me enseñó muchas cosas. Crecí en una familia pobre que no podía permitirse comprar discos, así que desde que tenía dos años de edad recuerdo oír la música que mi padre tocaba y descubrir artistas a través de sus versiones.

 

¿Cómo puede uno mantenerse fiel a los clásicos y a la vez sonar actual?

Lo más fácil es no pensar. El respeto viene dado por una educación musical. Luego, simplemente, es cuestión de hacer lo que te salga de dentro. Ahí está la verdad.

 

Tu música es bastante accesible ¿te lo planteaste antes de optar por un estilo?

No, las cosas urgen así, como te decía. Yo canto de esa manera, toco de esa manera y escribod e esa manera. Es difícil cambiar las cosas cuando te surgen de una forma de terminada. Las cosas vienen a mí así, una línea de bajo, un ritmo de batería…Me limito a capturar lo que suena en mi mente.

 

¿Recuerdas alguna de esas versiones? ¿Me dices alguno de tus temas favoritos?

No es difícil. Si coges cualquier canción del repertorio de Sam Cooke, BB King, T-Bone Walker, Jimmy Reed o Aretha Franklin seguro que estará entre mis favoritas.

 

 

Texto: Eduardo Izquierdo

Fotos: Alwyn R. Coates

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: