Encuentros — 19 noviembre, 2015 at 17:17

The Loons, “la fealdad salvará al mundo”, muy pronto en el Purple Weekend

Loons Publicity shot 2011

Iván López Navarro

The Loons, la cuchipanda del inconmensurable y fervoroso Mike Stax, estarán parte de diciembre por España, además de ser uno de los platos fuertes del Purple Weekend junto a Reigning Sound. Su último álbum Inside Out Your Mind -Bomp 2015- mantiene el estamento fundacional de The Loons asegurando su puesto como taquígrafos expertos de la áurea década de la expansión mental en cadena. Stax debería ser reverenciado por todos ustedes bailando la conga hasta llegar al cerro más alto de su población. Y no exagero. Les enumero las razones; editor del mejor magazine de rock’n’roll del mundo Ugly Things, tótem del garage 80’s con Crawdaddys, Tell-Tale Hearts, The Hoods y The Loons, catedrático y erudito fan de la trilogía Pretty Things, Downliner Sect y The Missunderstood. Además Stax es siempre un tipo afable, encantador y diantres, articulado. Una eminencia en lo suyo, y su área de conocimiento esta centrada en artilugios de baile y disipación un Terry Eagleton del ritmo estructuralmente elegante. Su publicación Ugly Things conjuga pasión, rigor y enciclopedismo acogiéndose al canon inaugurado desde Crawdaddy, Bomp y Kicks prendiéndole fuego a la gramática con unos eucarísticos haunting, great, wailing harmonica o fuzz driven.

Además de estar dándolo todo en el Purple, también se les podrá ver el martes 8 en 16 Toneladas (Valencia), miércoles 19 en Funhouse (Madrid), jueves 10 en Clandestino (Albacete), viernes 11 en Beat (Tomelloso) y sábado 12 en La lata de bombillas (Zaragoza).

He aquí una charla con el chaman sixties sobre vicios públicos y privados.

Felicitaciones por el nuevo álbum de The Loons, es fantástico. Personalmente considero que es vuestro mejor trabajo. Hay muchas canciones geniales, mis favoritas son: “Moon And Tide”, “Head In The Clouds”, “Transparent Eyes”, “Cruel Grey Fog” y “As The Raven Flies”, con esa vibración a lo Pretty Things era S.F Sorrow/Parachute. Desde vuestro primer lp producido por Ebbot Lundberg hasta aquí habéis ido perfeccionando esa formula y ampliándola.

 

Gracias Iván!! Siempre tratamos que cada álbum sea especial, nunca quiero estar parado en el mismo lugar de la senda. Las canciones están más que estructuradas y trabajadas antes de entrar al estudio, que es el mismo lugar donde ensayamos. Llevamos más de 10 años siendo los mismos: Anja, Marc Schroeder, Chris Marsteller y Mike Kamoo, quien produce generalmente nuestros discos.
Nuestro método de trabajo por lo tanto es variable, a veces le damos a la cinta cuando vemos que ese es el momento en el que todo funciona, cómo componemos una canción y la grabamos el mismo día, cómo nos tiramos semanas para unos arreglos. Probamos mucho las cosas en directo para ver como funcionan. Para este disco hemos probado diferentes formas de grabación, canciones como “Transparent Eyes” y “Cruel Grey Fog” han sido grabadas en directo añadiendo solamente voz, maracas y pandereta a posteriori. “Silence” fue grabada del tirón en una sola toma, incluidas las voces, por lo menos hasta la mitad de la canción. La letra me la saque de la manga momentos antes de grabar. Otras como “As the Raven Flies,” que arranca con guitarra y voz, o “Head in the Clouds” que lleva arreglos de violín y cello, fueron grabadas añadiendo capas.

Volvamos atrás. ¿Cómo recuerdas tu infancia y adolescencia en U.K, antes de mudarte a San Diego? ¿Lo hiciste solo por tocar en los Crawdaddys? ¿Cómo fue cruzarte en su camino?

Yo vivía en un pequeño pueblo de Yorkshire, y estaba obsesionado con The Pretty Things, Downliners Sect, Yardbirds y Them. Ya por aquel entonces tenía una banda con la que tocaba ese tipo de r’n’b llamada The High Heel Sneakers, quienes nunca salimos del local de ensayo. Fue 1979 cuando oí a los Crawdaddys en el programa de John Peel. Me volaron la cabeza, porque siendo una banda nueva sonaban como una banda de comienzos de los 60. Encontré sus discos y enseguida me puse en contacto con ellos a través de Bomp! escribiéndoles una carta en plan fan enloquecido. Fue Greg Shaw quien le paso la carta a Ron Silva. Lo siguiente fue ahorrar dinero, por aquel entonces trabajaba como limpiador en una fabrica, compre un billete y me fui a San Diego. Era Noviembre de 1980 y tenía 18 años.

Tu relación con Crawdaddys parece haber sido forjada a base de altibajos y fogosidad juvenil en todas las vicisitudes que vivisteis juntos. ¿Que significo todo ello para un joven Mike Stax?¿Existencia, vivencias o esencia?

 

Estar en los Crawdaddys me ha hecho ser la persona que soy hoy día. Así que existencia y vivencias, las cuales me forjaron de la misma forma que lo hizo Hamburgo con los primeros Beatles. Hablo a que no solo era joven, sino muy inocente, vivía en un sitio extraño para mi, escondiéndome, no tenía dinero ni permiso de trabajo y al mismo tiempo estaba aprendiendo a estar en una banda. Era un músico inexperto tocando en cualquier antro versiones de Chuck Berry, Bo Diddley y Jimmy Reed para intentar mejorar de la manera más rápida posible. Fue como un aprendizaje casi político. Esa experiencia fue mi escuela, mi educación y dio como resultado lo que soy hasta ahora. Fueron tiempos muy jodidos pero al mismo tiempo los mejores.

crawdaddys 1982 lineup001 (1)

Ahora vamos a hablar de la biblia, Ugly Things. No soy lo que se dice un garagero irredento pero Ugly Things me ha enseñado gran parte de lo que sé, y me ha hecho profundizar en mis grupos favoritos. Obvia pregunta. ¿Cual fue tu inspiración pasada y cual es ahora mismo? ¿El título es por la homónima recopilación sixties australiana?

Siempre he escrito y he amado los fanzines desde que pille mis primeras copias de Bam Balam, Gorilla Beat, Sniffin’ Glue y el fanzine de Jon Savage London’s Outrage, que fue la primera publicación que compre en 1977. Empece UT como una salida a mis obsesiones con el garage de los 60, el beat y la psicodelia, sobre todo quería hacer proselitismo sobre ello, convertir a la gente. Aquello era una misión. Y sí, el nombre viene por la recopilación de garage australiano Ugly Things y particularmente por la canción “Ugly Thing” de The Creatures. En aquel momento todo me parecía plastificado y superficial, laca y spandex, y yo quería celebrar lo que era autentico para mi, la parte fea de los 60, bandas como Seeds, Q65 y Pretty Things y ya ves sigo con el mismo rollo.

Es verdad llevas más de 30 años con la misma matraca, fundamento esencial para llegar a la excelencia. Personalmente UT es el mejor magazine de rock’n’roll que se pueda leer. Las razones son estas; es obsesivo, profundo pero no gilipollas ni pretencioso, siempre esta creando un nuevo mapa del rock’n’roll y su historia, además de hacer proselitismo de sonidos olvidados y extendiendo el culto por Pretty Things. Una misión religiosa, vamos lo que es el rock’n’roll.

Gracias por tus cumplidos. Creo que la has definido a la perfección, sobre lo que va, hacía donde va y todo lo que me hace continuar con ella. Me encanta hacerla esta dirigida por mi pasión y la de mis colaboradores, y no por el beneficio.

 

¿Cómo trabajas un artículo como el extenso informe que hiciste sobre The Missunderstood o el que le dedicaste a Craig Smith en el número 36? ¿Te tiraste 10 años investigando todo lo concerniente a él?

Para mi es muy excitante investigar una historia tan misteriosas como las que nombras. Cuando eso pasa me obsesiono con todos los detalles, intento no solo destapar todos los secretos ocultos sino capturar las personalidades de los individuos que han estado en la banda o envueltos en su historia. Muchas veces pasan años hasta que puedo juntar todas las piezas. Por ejemplo ya hace 15 años que comencé a trabajar en la historia de Raigar Simití, Maitreya Kali o Craig Smith. La suya es una historia trágica y compleja, llena de misterio, no la publique hasta dos años después de haberla terminado, ya que conforme la iba terminando no paraba de expandirse. De hecho sera un libro a publicar por Process Media el año que viene.

Cuéntale a nuestros lectores la evolución de Ugly Things y de paso dime cuales son tus números favoritos. ¿El número dedicado a Crime fue un punto de inflexión?

Lo típico comenzó siendo un primitivo corta y pega de fotocopias, era el año 1983 antes de la democratización de las computadores, un montón de papel y pegamento estuvieron envueltos en su nacimiento. Solo hice 200 copias del primer número. Poco a poco fue atrayendo a más lectores, creciendo lentamente y profesionalizándose. Nunca tuvo una periodicidad más o menos fija hasta finales de los 90. UT empezó a vender miles de copias, y continuaba creciendo, no solo en lectores sino en paginas. A comienzos del 2000, imprimía 5000 copias y el contenido se desparramaba a lo largo de 200 paginas. Ahora bascula entre las 160-180 paginas y sale dos veces al año, a lo mejor el año que viene sacamos 3 números al año. Hay muchas historias por contar y necesito publicarlo cada vez con mayor periodicidad.

UT39-front-cover-small-235x300

¿Mis números favoritos? Estoy particularmente orgulloso de los números 20 y 21, los que empezaban con la historia de The Missunderstood, más que nada por que notaba que yo iba creciendo como escritor. El numero 13 con un largo articulo sobre los Byrds, y el nuevo número el 30 con largos artículos sobre dos obsesiones; una nueva y otra recurrente, Brian Jones y The Clingers. Haciendo memoria creo que la publicación tiene un buen balance entre calidad y recorrido. Y el número sobre Crime lo cita mucha gente, personalmente creo que amplio el siempre, aparentemente, limitado espectro que cubre UT.

Vamos con los Tell-Tale Hearts ¿Te parece? He confesarte que me gustan muchísimo más que Crawdaddys y vuestro primer EP es una barbaridad, uno de los mejores exponentes del garage de los 80, aunque Greg Prevost de Chesterfield Kings y colaborador de UT, no piense igual.

Jajajaja… a Greg no le vas a convencer de lo contrario, pero la suya es una opinión más que autorizada. Forme los Tell-Tale Hearts en el otoño de 1983 junto a mis amigos Ray Brandes y Bill Calhoun. Todos habíamos estado en bandas antes pero queríamos algo más serio y permanente. Además los Crawdaddys se habían vuelto domesticados y predecibles. Yo quería tocar algo más enérgico y con actitud influenciado no solo por el r’n’ b británico sino que quería sonar más a garage norteamericano y nederbeat; Cuby & the Blizzards, Outsiders y Q 65. Queríamos tocar nuestro repertorio y no solo dedicarnos a versiones de oscuras canciones sixties, aunque tampoco queríamos hacer nada original por otra parte. La clásica disyuntiva de este rollo. Había muy buena química entre nosotros y Greg Shaw era fan de todo en lo que me involucraba, así que firmamos por Voxx en 1985 y sacamos nuestro primer 12″ Ep, The “Now” Sounds of the Tell-Tale Hearts, en ese EP encontré el sonido que andaba buscando, gracias a Mark Enill y su equipo vintage de tres pistas, 100% un estudio como en los que se grababan los singles que me gustaban de aquella época. Inevitablemente surgieron los roces habituales, eramos jóvenes, y nos dejamos llevar por todos los tópicos; drogas, alcohol, egos, movidas entre nosotros por chicas, los factores usuales que joden cualquier grupo. Eric dejo el grupo en el 87 y fue remplazado por Peter Miesner de los Crawdaddys, es buen guitarrista pero el daño ya estaba hecho, no encajaba bien en el sonido de la banda. Grabamos con él el 7″ “Promise” / “Too Many Lovers” que nos dio cierta popularidad, pero las cosas ya estaban jodidas entre nosotros. Cuando algo es una mierda tienes que asumirlo.

tths 1987 park

Esto no podía faltar. ¿Cómo descubriste a Missunderstood? Y cuéntame cómo encontraste los acetatos que reeditaste con tu sello? Yo los descubrí por la clásica reedición de los 80 que hizo Cherry Red.

Yo los descubrí igual, gracias a Cherry Red -ndr sí pero seguramente con unos cuantos años de antelación por tu parte Mike-, primero su single “Children Of The Sun” y después su lp Before The Dream Faded. Su música sacudió todas mis percepciones creando un torbellino sobre un decorado que una luz ígnea no me dejaba ver bien, de verdad creo que pocas bandas me han causado esa sensación. Sobre los acetatos, estaba entrevistando a Rick Moe, batería de The Missunderstood, serían principios del 2000, ya estaba sumergido en mi investigación entrevistando a todos los miembros de la banda para UT, y en el transcurso de una conversación Rick Moe hablo de unos acetatos que guardaba él. No te tengo que decir que mi excitación fue máxima y no pude contenerme proponerle editarlo en mi sello UT.

The Loons habéis sido la base de la “resurrección” de The Missunderstood, en realidad acompañando a Glen Campbell – quién no solo estuvo en The Missunderstood sino que también repartía energía solar con su steel en Jucy Lucy-.

La primera vez que tocamos con Glenn fue cuando vino de vacaciones a California, ya que vive en Auckland, Nueva Zelanda, actualmente. Enseguida nos pusimos a ensayar y en un bolo de The Loons se subió para tocar 3 canciones de The Missunderstood con nosotros. Una experiencia que repetimos en la fiesta del 30 aniversario de UT en San Diego, hay ya dimos un concierto especial con repertorio de The Missunderstood y el “How do You Love” tal y como lo hacían Jucy Lucy, fue una tormenta sobre la peña. Tras eso Rob Bailey nos ofreció ir a Le Beat Bespoke en Londres. Así que ensayamos más y nos fuimos a volver a invadir Londres junto a Glenn. Glenn estuvo espectacular y a la fiesta se unieron Tony Hill y Ray Owen de Juicy Lucy en el escenario. Fue muy emocionante ver a esos tres señores que han significado tanto para mi sobre un escenario de nuevo. Una noche que nunca olvidare.

¿Qué podrías decirme de las diferencias entre el libro sobre The Missunderstood que editaste y los cuatro artículos que les dedicaste en UT?

Básicamente en los artículos cuento la verdadera historia, basado en las entrevistas que realice con y donde ellos cuentan su historia. El libro lo hice junto a Rick Brown, el cantante, y es su historia con la banda, incluyendo su vida tras la ruptura de la banda y sus años en la India como fugitivo de su reclutamiento militar. “Like Missunderstood” esta basado en un guion que escribió Rick para una película, así que esta todo condensado y simplificado enfocándonos en los hechos, algo necesario en un proyecto de este tipo, ya que no es una novela. Fue más un entretenimiento para ambos que una biografía rock al uso. En este caso los artículos son la VERDADERA historia de The Missunderstood.

Mike eres un gran escritor, con poca filigrana transmites, eres una agudo observador y obseso pantagruélico del dato pero con la “sensibilidad” necesaria para destacar lo importante. En tus notas interiores para discos eso esta concentrado en unas pocas líneas. Conozco tu trabajo para el sello holandés Pseudonym especialmente. ¿Que más ediciones cuentan con el apoyo contextual de tus notas?

Es algo a lo que me he dedicado durante años pero solo en proyectos que me gustaban, y solo sobre artistas que controlo muy bien. Así que debido a mi pasión por todo lo holandés trabajar con Hans de Pseudonym es un placer – deber serlo, sus reediciones de material holandés son imbatibles ndr- todo está cuidado desde la presentación y mastering al prensaje. Lógicamente he disfrutado con las de Outsiders y Q65. En la de Outsiders tuve la oportunidad de entrevistar a Ronnie Splinter, también entreviste a Frank Nuyens y Joop Roelofs, guitarristas de Q65, pero entrevistar a Group 1850 cuya historia es la más salvaje de todas fue lo que más disfrute. Sin duda de las que me siento más orgulloso son las que he hecho recientemente para el box-set de Pretty Things Bouquets from a Cloudy Sky. Ellos mismos me animaron a casi escribir un libro. Un libro sobre mi banda favorita!!!!!

Esto también es obligatorio haz una lista de tus canciones favoritas de garage españolas, sé que elegiste el recopilatorio de Munster Algo Salvaje como tu disco favorito del 2014. La selección la hizo Vicente Fabuel, autoridad en la materia que regenta una tienda de discos en la ciudad en la que vivo actualmente. Una enciclopedia humana y gran persona.

Alabo su olfato para encontrar diamantes. Elegir mis favoritas es duro, no quiero decir las más raras para no quedar como un snob, así que diré las que siempre me han hecho bailar como un poseso. “Es La Edad” de Los Salvajes, “He perdido este juego” de Los Cheyenes, “Acto de Fuerza” de Los Sirex, “Yo te Vi” de Los Impala’s, y ahora tengo que coger un par Los Brincos: “Renacerá” y “Mejor”, todo lo que hicieron me parece brillante escribí un extenso artículo sobre ellos en el numero 15 de UT.

Estás de acuerdo en dedicarle esta entrevista a Patrick Lundborg, y que brindemos para celebrar su trabajo, el Lama sigue siendo la eminencia a seguir en todo lo que huela a cultura psych.

Absolutamente!!! Patrick escribía de la hostia, era un incansable investigador de lo suyo. Todos los que hemos tenido contacto con él le echamos de menos. Salud Amigo.

 

Texto: Iván López Navarro

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: