Discomático — 17 noviembre, 2015 at 17:20

Crooks – Wildfire / Fronteras, cervezas y jalapeños..

1653904_929092810510923_3233099512464852961_n

Texas. El estado de la estrella solitaria y bastión de una manera de entender el rock & roll y las raíces del folklore norteamericano. Innumerables artistas podríamos poner en una lista del quién es quién en la música tejana. Pues bien archiven a este sexteto entre las bandas a seguir. Su tercer álbum, Wildfire, es el primero que llega a mi reproductor y ahí está, sonando vuelta y vuelta desde hace semanas.

Los Crooks no deben ser mirados solamente desde un óptica country. Lo suyo va mucho más allá de esa etiqueta. Son como buscadores de oro del lejano oeste filtrando entre los agujeros de sus cedazos a la caza de la piedra filosofal. La mezcla perfecta y equilibrada donde concentrar toda la amplia diversidad de la música que se cuece en la frontera méxico – americana.

Todo cabe en sus canciones, no se marcan límites ni directrices de estilo. Se pasean por el tex mex sin ningún complejo, rebosantes de acordeones, guacamole y jalapeños picantes, cruzan las puertas de los honky tonks para entonar baladas de soledad y alcohol, se calzan botas y ponchos polvorientos entre guitarras de western, son capaces de vestirse de negro para pasar de puntillas por la oscuridad del country gótico y luego iluminar la pista de baile con trompetas desbocadas y ritmos de cantina.

Un álbum cuya variedad ejerce el efecto contrario al que se puede imaginar al primer orejazo. Lejos de ofrecer un revoltijo que se desdibuje entre tanta variedad las composiciones devienen homogéneas y otorgan al álbum una cohesión sorprendente que hará que cualquier amante de la roots music acuda a el en busca de esas múltiples caras. Un gran trabajo que vuelve a demostrar que, por muy sobado que esté el género, siempre se puede decir algo nuevo. Abran una cerveza bien fría y aprieten el botón del play, lo pasarán de muerte con estos chicos.

Manel Celeiro

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: