Vivos — 7 octubre, 2015 at 16:45

Refused ,Sala Apolo, Barcelona

 

refused por rubengbaja

Quién me iba a decir a mí que tras tanto tiempo viviendo de la leyenda, tendría ocasión de verlos en directo, y no una sino tres veces en tres años. En mi ciudad, como cabezas de cartel, pero sin Risge Against. Da lo mismo, no quiero saber nada de quién es el responsable. Pues al final, abrieron los siempre queridos –y agradecidos– Berri Txarrak, sabedores de que Barcelona es su segunda casa y el escenario su hábitat natural. Todavía más elegantes se presentaron Refused, enfundados en sus ya habituales atavíos para ofrecer un repertorio sin flaquezas, basado en su reciente Freedom, cuyos temas casan a la perfección en vivo con los de su predecesor. El directo de los de Umea sigue siendo apabullante, con sus idas y venidas de luz y de un micrófono dominado (aunque con algún lapsus) por un Dennis Lyxzén que aprovechó para soltar —pocos— incisivos discursos antisistema. Eso sí, desde dentro del sistema. La actuación fue tan intensa como breve (apenas hora y cuarto), pero la sala enloqueció con «New Noise» y «Liberation Frequency», y lo hubiera hecho todavía más si no hubieran faltado «Françafrique» o «Summerholidays Vs. Punkroutine». Pero los impolutos trajes se convierten en trapos sudados a medida que suben los decibelios en la sala y el mínimo desliz se olvida en cuestión de segundos, fulminando cualquier duda sobre el regusto final. Refused siguen siendo la máxima expresión del graduado hardcore: divertimento asegurado y letra con mensaje para quien la busque. Imperdibles, por lo menos una vez en la vida.

 

Texto: Borja Figuerola

Foto: Rubén García

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: