Encuentros — 27 octubre, 2015 at 11:08

The Yawpers: el country te permite una ira diferente, más profunda

The_Yawpers_Horiz_2015_by_Paul_BeatySacan su nombre del mítico Hojas de Hierba de Walt Whitman y en su música se mezcla la contundencia guitarrera de MC5 o Blue Cheer con el sonido de raíces de Big Bill Broonzy o Son House y el cow-punk de The Whiskey Daredevils. Hijos bastardos de The Blasters y hermanastros de Lee Bains III & The Glory Fires, The Yawpers presentan su segundo disco, American Man, producido por Johnny Hickman (Cracker). Hablamos con una de las bandas más interesantes de la música del Chicago actual. Nate Cook responde a nuestras preguntas.

 

Sois de Colorado, tierra de grandes bandas. Me viene a la mente el country oscuro de 16 Horsepower, el pop-folk de The Lumineers o el country histriónico de Slim Cessna’s Auto Club ¿os influyen estas bandas?

Al menos dos de ellas sí. Evitamos ese folk trotón de The Lumineers, pero nos encanta la tradición gótica de nuestro estado y también gente como Nick Cave, The Butthole Surfers o RL Burnside.

 

¿Estuviste escuchando algún disco en concreto mientras grababas American Man?

Mierda, me has pillado (risas). Supongo que por eso suena tan punk pero yo no paré de escuchar Fuck Elvis de The Reatards.

 

¿Y los demás?

Ni idea, peor intuyo que todo aquello que nos influye y nos gusta: Gun Club, Steve Earle, Dylan, Iggy Pop, Deer Tick, Oblivians… Podría seguir durante días.

 

Detecto más fuerza en vuestros temas. Diría que la actitud es más punk pero dentro del country.

Creo que es una progresión natural. La angustia aumenta con el peso aplastante de la vida en el mundo de los adultos. Cuando eres un niño las cosas son diferentes, necesitas cosas más inmediatas. El country te permite un tipo de ira diferente, más profunda. Las fronteras son más amplias y cabe todo: más rabia…

yawpers_poster_fEntonces ¿os definiríais como un grupo punk con ramalazos country o al revés?
Diría que hacemos rock and roll pero ¡quién coño lo sabe? No me gusta ser uno de esos músicos que dicen que su música no se puede definir pero me da igual como lo hagas. He pensado en ello y prefiero que sea la gente la que nos defina. Así puedo seguir bebiendo (risas).

¿Cómo ha evolucionado vuestro sonido desde el disco de debut?

Nuestro debut fue más moderado, menos centrado y centrarse tiene que ser algo necesariamente bueno (risas). Cuando lo escucho encuentro que tiene muy buenos momentos todavía pero reconozco que ahora soy una persona diferente a cuando lo hice.
¿Y eso de que sois la versión febril del fantasma de Elvis, pasado por la energía de MC5 y la psicodelia de Blue Cheer?

Es algo que alguien dijo alguna vez y, la verdad, me resulta algo embarazoso. Son artistas enormes y yo solo intento ir poco a poco. La comparación es inevitable pero es raro ver tu nombre al lado de esa gente.

 

Vuestro nombre proviene de una novela de Walt Whitman ¿os influye mucho su obra?

La suya y toda la literatura en general. Whitman fue la primera voz americana que marcó la pauta para el individualismo, algo intrínseco a nuestra cultura. Pero, por supuesto, ha habido otros grandes escritores estadounidenses que han reflejado la naturaleza humana de una forma insuperable.

 

Eduardo Izquierdo

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: