Encuentros — 13 octubre, 2015 at 12:44

Bob Bradshaw, con el espíritu del músico de la calle

Bob BradshawNacido en Irlanda pero residente desde hace más de 10 años, Bob Bradshaw creció soñando con ser van Morrison y ha acabado siendo un excelente escritor de canciones asociado permanentemente a Guy Clark, Townes Van Zandt o John Prine. Su último disco, “Whatever You Wanted” está ya en las tiendas. Hablemos…

 

Olvidándome de mis conocimientos previos sobre ti ¿cómo presentarías a Bob Bradshaw?

Me crie en Irlanda y estuve trabajando como periodista y escritor de cuentos antes de empezar a trabajar de músico callejero y viajar por Europa mediados los 80. Estuve en Munich y en el Algarve, por ejemplo. También pasé un tiempo en San Sebastián y en Barcelona. En 1989 me largué a los Estados Unidos y me puse a tocar bluegrass en Nueva York y San Francisco en el David Grisman Sextet donde tocaba con Chad Manning, que también toca en mi nuevo disco. Formé una banda a principios de los 90, con la explosión del Americana. Entonces decidí empezar a escribir canciones por primera vez.

 

Entonces ¿crees que lo tuyo se puede definir como Americana?

Sí, sin duda. Soy irlandés pero hago Americana. Empecé tocando en las calles canciones de Neil Young, Springsteen, Eagles o Bob Dylan y cuando me mudé a Estados Unidos me metí en guy Clark, Townes Van Zandt y The Band. Estuve recibiendo clases de country y blues de Paul Rishell, que fue alumno de Son House.

 

Todos ellos han influido el álbum.

Sí, y John Hiatt, sobre todo. Él es la mezcla perfecta entre lo duro y lo delicado. Me encanta la producción de sus discos y su forma de escribir. También Nick Lowe o los dos discos de rock americano de Robert Plant que son maravillosos. También he querido utilizar por primera vez vientos en un disco a imagen y semejanza de mi grupo contemporáneo preferido: The National. También hay influencias españolas (risas). Mi batería y percusionista Francisco Matas ¡es de Barcelona!

 

best-album-cover-whatever-you-wanted¿Qué canción define mejor el disco?

Diría que «Before». La escribió un buen amigo que decidió suicidarse hace unos años. Es muy equilibrada y me encanta el trabajo de vientos.

 

Detecto que tus canciones son reflejos de tu vida.

Sí y no. No son estrictamente biográficas. Son historias pero no entradas de mi diario (risas). Si una canción exige completar una historia real con datos imaginarios no dudo en hacerlo por el bien del tema.

 

Pero ¿escribes sobre lo que ves?

Casi siempre sí, aunque cambio mi forma de escribir continuamente. A veces son cosas más abstractas y complejas. Yo me siento a escribir una canción para sorprenderme a mí mismo, para crear algo nuevo y desafiarme.

 

Eso sí, co-escribes con Scoop McGuire.

Sí, antes siempre había optado por escribir solo pero me ha gustado la experiencia. Me encanta formar parte de un grupo y Scoop ha colaborado esa sensación. A veces me daba melodías completas que yo convertía en canciones. Otras veces eran acordes o arreglos.

 

Llevas tiempo viviendo en Boston ¿cómo afecta eso a tu música?

Ha sido algo vital. Me mudé aquí hace diez años porque mi esposa quería estar más cerca de su familia. Vivíamos cerca de la Escuela de Música de Berklee y decidí que tenía que inscribirme. Hice como pieza de audición en la prueba de acceso «Shenondoah». Me aceptaron y pasé cuatro años allí hasta que me licencié en 2009 casi con 40 años. Allí conocí un montón de grandes músicos, como Duncan Wickel, que también toca en el disco.

 

¿Visitarás España en breve?

Seguro. Creo que en primavera ¡aunque sea para tocar en las Ramblas de Barcelona!

 

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: