Encuentros — 26 junio, 2015 at 12:01

The Kleejoss Band, cuando la esencia lo es todo

the kleejoss band color baja1

Con tan solo dos trabajos en su haber, Wind City Haze y Villa Modesta (la crítica de éste la podréis encontrar en el número de julio en papel de Ruta 66), y corta existencia, The Kleejoss Band se han convertido en una de las bandas más interesantes de la nueva hornada surgida de la península. Rock crudo sin artificios, hecho con gusto y con respeto hacia las influencias predominantes pero con un punto de frescura que les retira de todo aquello considerado ‘retro’. Mirando al pasado pero con pie y medio en el futuro. Y lo más importante, las canciones, las tienen. No es este un ejercicio de género y de actitud sin falta de originalidad y creatividad. Tienen la tocada, la voz (rara avis en nuestro país), pero también las tonadas; en un mundo justo canciones como «Villa Modesta», «Your Wedding Dress» o «Eternity In Hell», por citar solo tres, serían desde ya, un referente en la actualidad. No esperen a que se lo cuenten, acudan a cualquiera de sus próximas citas en vivo: Blesa (27/06), Zaragoza (28/06), Santa Cruz de la Serós (11/07), Bubal (05/09), Madrid (26/09) junto a Uncle Sal, y Barcelona (27/11) junto a Javier H. Ayensa.

Responde desde Zaragoza a nuestro cuestionario Luis Kleiser, voz y co-fundador, junto a Joss Mayoral, de Kleejoss Band.

Felicidades por Villa Modesta. Es un disco sincero, fresco, pero sobre todo de canciones. ¿Qué metas esperáis conseguir con la grabación de este, vuestro segundo álbum?

Muchas gracias por tus palabras. Es difícil ponerse metas con un disco más allá de procurar que tenga buenas canciones y que suene lo mejor posible. Pensar en otro tipo de metas está fuera de nuestro alcance como banda. Así que nuestro principal objetivo es mantener la banda activa para seguir tocando en directo. Para nosotros ha sido un disco especial porque es el primero en el que trabajamos todos juntos como banda. Wind City Haze se escribió como dúo y este es nuestro primer álbum como banda completa. Eso sí que era una meta para nosotros, comenzar a ser un grupo de verdad, y lo hemos superado. A partir de ahí sólo buscamos seguir abriendo caminos.

Es notable el sonido de la grabación, pues no es algo que predomine entre las bandas nacionales. ¿Cómo lo habéis logrado? Me refiero al sonido de ambiente, la producción…

Encontramos en Zaragoza un estudio que tiene una sala magnifica, ideal para grabar las bases todos al unísono, en vivo, y lograr un sonido más grande. Quizá por eso el disco suena tan fresco y auténtico. Trabajamos con Cristian Barros como técnico y Guillermo Mata (nuestro bajista) en la producción. Se mimaron mucho los detalles y se cuidó mucho el sonido particular de cada tema. Grabamos prácticamente con los mismos instrumentos que usamos cada día en los ensayos y en los conciertos, porque queríamos sonar fieles a quienes somos. Hemos conseguido que el oyente se imagine a la banda tocando en una habitación. No es un disco perfecto en ejecución, pero por eso te lo crees. A veces las mejores producciones no son las que usan los mejores medios ni utilizan precisión milimétrica, sino las que dejan que la banda y las canciones respiren, y creo que es nuestro caso.

Se aprecia personalidad, aunque mi referente al hablar de vuestra música es la de un hard rock actual tamizado por la tradición más efectiva de los setenta. Buenas guitarras, una base consistente y una gran voz. ¿Cómo lo veis? ¿Cuál sería vuestra propia definición?

Los miembros de la banda venimos de orígenes musicales diferentes, pero hemos encontrado en el rock 70’s nuestro lugar común. Tenemos formas diferentes de tocar pero todo encaja entre el riff y la melodía. También nos gusta el southern Rock y las grandes bandas de los 90. Supongo que de forma natural creamos un cocktail con todos esos elementos, pero la definición que nos propones nos gusta mucho. ¿La dejamos así?

¿Qué es villa modesta? En vuestra nota de prensa definís ese lugar como “un sitio austero, donde se continúan las costumbres y se respeta a los mayores. Una zona donde no hay lugar para tendencias innovadoras”. ¿Es necesario retroceder hasta villa modesta?

Absolutamente, al menos así lo pensamos nosotros. En primer lugar, se editan demasiados discos poco creíbles, con producciones artificiales. Discos que envejecen realmente mal porque están escritos desde la tendencia del momento y que resultan más y más patéticos con cada año que pasa. Creemos que es el momento de reivindicar lo auténtico, “The real McCoy”. En Villa Modesta queríamos incluir dos conceptos. El primero: hacer el máximo con el mínimo dinero posible. Somos una banda muy pequeña que no puede permitirse semanas de grabación en grandes estudios. Trabajamos con producciones muy modestas y queríamos que el oyente entendiera ese punto de artesanía con el que está hecho el disco.

El segundo concepto es huir de lo pretencioso, de ese afán que parece que debes tener como músico por innovar y crear un nuevo sonido. Sólo queremos hacer buenas canciones que te gusten ahora y dentro de 20 o 30 años; como unos huevos rotos. Las cosas buenas nunca pasan de moda. Los hay que prefieren deconstrucciones de tortilla de patata o esterificaciones de foié, pero amigo, cuando hay hambre quieres unos huevos rotos. Con otras palabras….¿Neil Young o Arcade Fire?

¿Pensáis que se sigue mimando poco el producto nacional cuando es de sobra conocido el hecho de que no hay nada que envidiar a los músicos foráneos? Y no me refiero solo a la tocada, sino a las composiciones de las propias canciones.

El producto nacional parte con desventaja por ese complejo de inferioridad que existe en público y músicos de que nada bueno sale de aquí. Los que se atreven a rascar e investigar un poco, descubren que aquí hay mucho talento que supera a muchas de esas bandas que vienen de fuera. Aquí se hacen muy buenos discos con canciones enormes; escritos y grabados por gente que no cuenta con los mejores medios y que se va a trabajar a su curro después de grabar. Como comento, partimos con desventaja, así que nos toca luchar contra eso y la única forma es trabajando. Escribir canciones cada vez mejores, tratar de superar lo que ya hicimos en nuestros dos discos y tocar en directo tanto como podamos. Todo ello lleva tiempo, pero cada seguidor que ganas lo tienes para siempre. Ya que no se mima el producto nacional, tendremos que salir a buscar el cariño de la gente en los escenarios. Desde luego rendirse no es una opción.

the kleejoss band color baja2

¿Qué tipo de banda es Kleejoss en vivo? ¿Hay cambios respecto a lo ofrecido en estudio? ¿Covers?

Pues yo diría que es una banda intensa, que tiene un profundo respeto por todo aquél que invierte su tiempo en verte y pagar una entrada. Dejamos todo lo que tenemos en el escenario, como si cada bolo fuese el último. Los temas suenan más agresivos y hay bastantes momentos en los que ni nosotros sabemos lo que va a pasar: cambiamos las canciones, las alargamos y enganchamos unas con otras…Ofrecemos algo distinto a lo del disco porque no tiene sentido para nosotros tocarlo igual, y tratamos de sorprendernos a nosotros mismo. En cuanto a covers, hay unas cuantas; seguramente demasiadas para nombrarlas aquí. Lo que si te puedo decir es que cada concierto de The Kleejoss Band es un homenaje a los grandes y nos preocupamos de que la gente salga de la sala con la sensación de haber visto algo grande.

¿Hacia dónde se dirige The Kleejoss Band? 

Se dirige hacia su tercer disco sin prisa pero sin pausa. Si todo va bien lo grabaremos el año que viene para no perder la tradición de sacar un disco al año. Pinta muy bien y vamos a hacer cosas que no hemos hecho nunca. Será nuestro nuevo reto, pero que nadie se lleve a engaño, no vamos a meter una caja de ritmos ni un dj. Mientras tanto, a seguir tocando en directo que es lo que nos gusta. No obstante, y gracias a esta pregunta, me he puesto a reflexionar y he llegado a la conclusión de que las bandas son tanto de los músicos como de la gente. Hay una parte de hacia donde se dirige la banda que puedes controlar (grabar discos y llevar el Facebook). Pero la gente también termina marcando dónde y cada cuanto tocas según lo que le propones. Esa parte es de la gente. Veamos hacia dónde vamos, aunque seguro que será un lugar lleno de rock and roll.

 

Texto: Sergio Martos

Fotos: Jaleno Photos

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: