Discomático — 13 mayo, 2015 at 16:00

Renaissance – DeLane Lea Studios 1973

Renaissance-DeLane-Lea-Studios-1973Renaissance, uno de los nombres míticos del folk progresivo británico de los setenta, estaba en 1973 en uno de sus mejores momentos. Acababan de editar dos de sus trabajos más inspirados -‘Prologue’ y ‘Ashes Are Burning’- y parecía que por fin la banda encontraba una formación estable tras diversos cambios de personal (de hecho no quedaba ningún miembro del line up original, nacido parcialmente de las cenizas de los Yardbirds), construyéndose el grupo alrededor del dúo formado por el pianista John Tout y la cantante Annie Haslam.

 

Nunca fueron una banda de carretera; Haslam llegó a declarar: ‘si no puedes conseguir un piano de cola, no vale la pena hacer un show’, así que en primera instancia tomaron la decisión de no hacer gira de presentación de ‘Ashes…’ (aunque más tarde sí emprenderían un tour).

 

En su lugar, se planteó grabar un show en directo en los estudios DeLane Lea en Londres, al que invitaron a un selecto público para tener sonido de audiencia, y emitir el mismo por radio. Una grabación que nos llega ahora en cuidada edición y notable sonido. Abriendo con los diez minutos de ‘Can You Understand’, el setlist se centra en exclusiva en su anterior disco y en ‘Ashes…’, del que presentan cuatro canciones incluyendo la suite homónima, una maravilla de doce minutos que sigue siendo, a día de hoy, uno de sus temas más clásicos, y con el que han acostumbrado a cerrar sus conciertos desde entonces.

 

La perícia técnica y el buen gusto que siempre mostraron en directo se aprecia aquí con el plus de ‘asistir’ como invitado desde casa, ni que sea más de cuarenta años después, a esta especie de show privado para família y amigos. Las orquestaciones majestuosas (su deuda con la música clásica fue y es uno de sus sellos distintivos) y los momentos más folk se dan la mano con total naturalidad, mientras la maravillosa voz de soprano de Haslam dota al conjunto de esas atmósferas entre lo épico y lo lírico que les hacían tan reconocibles.

 

Un pequeño pedazo de Historia, en definitiva, a archivar junto a las obras completas de Magna Carta, Tudor Lodge, Amazing Blondel y demás visionarios del folk progresivo británico.

 

Eloy Pérez

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: