Vivos — 19 abril, 2015 at 21:41

Arena, Bikini, Barcelona

ArenaDe camino a Peralta para tocar en el festival Minnuendö, dentro de la gira que les lleva por media Europa celebrando sus veinte años de carrera, la banda de Nolan y Pointier, -decanos ya en esto del neo-prog- se detuvo en Barcelona para ofrecer un show de dos horas en el que además presentaron su último disco, ‘The Unquiet Sky’. Pinchazo en taquilla , con un público muy poco numeroso pero entendido, que supo responder a las ganas y profesionalidad que durante dos horas demostraron los británicos con palmas, aplausos y coreando más de un tema.

 

Con un Paul Manzi en plena forma, simpático y comunicativo, derrochando carisma y con esa voz tan setentera y un John Mitchell brillantísimo, magistral a las seis cuerdas (este hombre es medio grupo), presentaron alguna canción del nuevo disco (‘The Demon Strikes’, ‘How Did it Come to This?’, el tema homónimo) pero en el grueso del concierto se dedicaron a hacer un somero repaso a todos sus discos, con especial atención a ‘The Visitor’ y ‘Contagion’.

 

En el primer bis, además -antes de ‘(Don’t Forget To) Breathe’ y ‘Crying for Help VII’-hubo sorpresa. Y de las buenas. Porque hay que tener unos huevazos enormes, y una falta de prejuicios tremenda, para deleitar al personal con una magnífica cover del ‘The Show Must Go On’de Queen y además interpretarla del modo en que lo hicieron, sin solemnidad pero con respeto absoluto.

 

Sonido limpio, diáfano en ocasiones (Bikini es garantía  en ese sentido, como es bien sabido), pasajes instrumentales directos, sin florituras ni excesiva duración y una retahíla de canciones entre el prog marca de la casa y el hard rock ligeramente barroco para un concierto casi privado, un privilegio para gourmets de estos sonidos.

Y es que hay bandas que nacen ya con el peso y el volumen de un dinosaurio, y el paso de los años no hace más que convertirlos en cada vez más clásicos. Arena es una de ellas.

 

Eloy Pérez

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: