Encuentros — 29 abril, 2015 at 10:25

Pyramidal, la onda cerebral y sus titánicos siervos

bajaInfiernos NooiraSergioAlber

Sí, lo suyo es el hard-rock imbuido en fantasía cósmica. Pyramidal van a lo grande, en lo que se refiere a resultados. Se han desplazado bajo el radar demasiado tiempo, ya que no poseen el encanto de las hordas indies neo psych, o más bien su billetera y sus contactos. Recién llegados del festival Roadburn y de tocar no solo con su banda mater sino también con su proyecto paralelo Domo, atienden nuestras preguntas.

Sus canciones surgen de un espacio inconcreto pero hostil que se dirige hacia algún lugar para aniquilar y plegar el tiempo, golpear las entrañas del sol o dotar de un himno decente a Yad- Thaddag. Me explico, sus discos son lo que la crítica textual, recurriendo al repertorio hermenéutico que permite la metaintertextualidad posmoderna (acotando la definición para un campo semántico de deconstrucción a priori) convendría a denominar como una “puta pasada”. En tres álbumes, todos ellos dobles, sin una pizca de sebo, configuran una ententente entre Hawkwind, los primeros UFO y Guru Guru. Son trabajadores de una aleación ya manejada pero su nave circula ahora mismo por aqui, viejas sensaciones son las que proporcionan Pyramidal pero muchisimo más gozosas y menos acartonadas, debido a dos variables que juntas dan como resultado ciclópeas vorágines de electricidad lejos de la miasma actual. Esas dos variables se las dejo que las experimenten ustedes por si mismos. Hay que mantener el misterio y ahora mismo estoy sumergido en una neblina mental que la legislación actual catalogaría como ilegal.
¿Como veis en perspectiva los tres lp’s que habéis editado? ¿Que dirección creéis que vais a tomar para lo siguiente que editéis?
¿Se puede considerar a Domo el embrión de Pyramidal? Contarme como fue la bifurcación entre estos y Pyramidal y si Domo siguen en activo.

Óscar: En realidad yo ya venía tocando con Pyramidal cuando se gestó Domo. La banda Ride se quedó sin bajista con un concierto ya cerrado y me ofrecieron el puesto, yo nunca antes había tocado el bajo, así que nos pusimos manos a la obra y en menos de dos semanas sacamos el repertorio con mi incorporación a la banda para preparar el concierto. A partir de ahí fueron surgiendo algunas ideas y tras posteriores cambios de formación bautizamos el proyecto como Domo.

Lluís: Hasta la fecha estamos muy contentos con los trabajos que hemos publicado, tanto personalmente como por la acogida que han tenido. Tenemos mucho material editado que aún no ha visto la luz y vamos a plantearlo para distintos soportes, es decir, queremos sacar un nuevo LP, además de un EP y un disco compartido junto con Domo. Cada uno llevará su sello particular, pero por supuesto sonando a nosotros.

Miguel: La verdad es que por suerte todo ha ido en progresión ascendente, cuando hicimos Dawn in Space -Krauted Mind 2011- nos metimos dos días en el estudio de un amigo a grabar 4 temas que teníamos preparados y a improvisar un poco, parece ser que aquello salió bien ya que poco después nos llamaron para tocar en el Freak Valley Festival, en Alemania, y tuvimos la oportunidad de editar el directo en vinilo. Nuestro segundo trabajo de estudio Frozen Galaxies -Krauted Mind 2013- tuvo tan buena acogida como el primero y esto nos permitió hacer una serie de conciertos por Francia, Bélgica, Alemania y aquí en España. En perspectiva no nos podía haber ido mejor y esperamos que con el tercer disco de estudio en el que tenemos puesta mucha ilusión la cosa siga avanzando.

¿Como os han ido las giras europeas que habéis hecho? Se pueden ver videos por ahí de vuestra cálida acogida en el Freak Valley de Alemania.

Miguel Ángel: Las giras han sido duras, pero muy gratificantes. Cuando después de hacerte casi 1.000 km de un sitio ha otro en el mismo día ves la respuesta del público, sientes que ha merecido la pena y te reafirmas en que estas en esto porque te gusta y de alguna forma te sientes orgulloso del trabajo bien hecho y del tiempo que le dedicas. Hasta ahora el trato y la relación con los organizadores no ha podido ser mejor, tanto en sitios grandes como en clubs mas pequeños, pero sobre todo sirve para darte cuenta del respeto que fuera de nuestras fronteras se tiene a la música y a los músicos.

¿Cuanto hay de improvisación en vuestros directos? Aunque he de decir que funcionáis como relojes suizos que siguen funcionando a pesar de los golpes. ¿Trabajáis los temas dejando espacios para ello pensando en el directo?

Óscar: Intentamos siempre dejar un parte del concierto más libre para la improvisación, en medio de algún solo, metiendo alguna introducción o dejándonos llevar un poco al final de un tema. Si es cierto que tenemos las estructuras base de los temas estudiadas y éstas varían poco entre concierto y concierto, aunque muy rara vez un directo sea idéntico a otro.
Lluís: Sí, a veces dependiendo del concierto nos dejamos llevar por la improvisación más o menos en el escenario. Yo creo que poco a poco iremos improvisando cada vez más, incluso sobre los mismos temas ya compuestos, es un poco nuestro hábitat natural, al fin y al cabo es lo que más solemos hacer en el local de ensayo.

Infiernos NooiraxSergioAlbert

Que influencias extramusicales podemos encontrar en Pyramidal. ¿Os gusta la ciencia ficción que surgió al albor de la contracultura de los 70; Ballard, Moorcock, la editorial 2000 AD?

Óscar: En realidad no consideramos que haya una fuerte influencia extramusical, lo que más consumimos como referencia de forma directa es música en sí misma. Por otra parte, si pueden llegar a influirnos a un nivel quizá más personal la literatura o el arte y eso puede llegar a plasmarse en algunos casos en la música, en las letras de las canciones e incluso en el diseño de los discos. Por supuesto que a todos nos gusta la ciencia ficción ya sea planteada como literatura o arte o en el ámbito cinematográfico, ya que representa de algún modo ese salto a una realidad distinta, en muchos casos con un aspecto cósmico e interestelar, donde se viaja por el espacio físico y también por el espacio más introspectivo de la mente humana.

Óscar: Películas como Holy Mountain de Jodorowsky o The Color Of Pomegranate del armenio Sergei Parajanov, ambas con un concepto y fotografía impactante y evocadora, el fanzine Zap de Robert Crumb, así como los carteles puramente sesenteros de Rick Griffin y Victor Moscoso.

Lluís: A mí personalmente uno de los aspectos extramusicales que más me influencian es la religión budista, el TAO y todas esas variantes orientales. No me refiero a la doctrina, sino al contexto cultural y artístico que los envuelve. Sobre libros concretos podría mencionar Bardo Thodol, también conocido como El Libro Tibetano de los Muertos. También me parecen interesantes las películas relacionadas con el espacio, y con esto no quiero decir Star Trek, sino más bien películas más “realistas” o documentales.
Las portadas y el material gráfico que acompaña a la banda siempre lo diseñas tu Óscar ¿Que buscas reflejar en tus diseños? Denoto gelidez y geometría en ellos, pero que más podrías decirme tu sobre las intenciones del artwork.

Óscar: Mi meta es plasmar lo que la música transmite a un nivel gráfico, tratando de interpretar los sonidos y traducirlos en elementos gráficos. Esto me es útil para contextualizar el diseño y ver que tipo de imágenes, formas o colores lo representarían de mejor manera. Para el disco Frozen Galaxies decidí realizar algo muy sencillo y directo, pero que transmite una sensación gélida y distante. Considero que este disco tiene un aspecto menos “humano”, por decirlo de alguna manera, a diferencia de nuestro primer álbum Dawn in Space que tiene una impronta mucho más natural. Por este motivo opté por el uso de la geometría y no escogí una fotografía para el diseño de la portada, tratando de huir de cualquier referente figurativo que nos recuerde al mundo en el que vivimos y a lo que nos rodea.
Sé que añaden mucho la coletilla kraut cuando hablan de vosotros, y hacéis una versión de Neu! en vivo, pero yo más allá de los primeros Guru Guru no encuentro las conexiones germánicas, si no es con cierto hard alemán como Lucifers Friend. ¿Discrepáis? ¿Que estoy pasando por alto en la configuración de vuestro sonido?

Miguel Ángel: Es cierto que en general siempre se suele buscar una etiqueta que describa el género o estilo musical de una banda, y en cierto sentido puede ayudar al oyente a saber que puede esperar de una banda que no conoce. Pero el término Kraut Rock es todo lo contrario a una etiqueta, ya que si nos remontamos a su origen, en su momento se utilizó para describir un movimiento musical surgido en la Alemania de los años 70, independientemente del estilo, y precisamente ese movimiento se distinguía por la libertad musical y experimentación en la utilización de instrumentos y estructura de las composiciones, sin importar si era hard, progresivo, psicodelia o electrónica… Hay grandes ejemplos de esto en las bandas hoy en día etiquetadas como Kraut Rock. En Pyramidal creo que la etiqueta de Kraut se debería ver y sentir en el sentido original del término, y es lo que intentamos desarrollar, una forma de pensar y actuar, libertad y experimentación musical sin límites, sin importarnos si suena a esto o aquello. En conclusión, creo que en ese sentido si podríamos etiquetar a Pyramidal como una banda con gran influencia del Kraut.

Bueno, yo hablaba más desde la perspectiva que supuestamente ha quedado como plantilla del genero kraut para los plumillas despistados. Podemos decir que hay ahora mismo un “revival” space-rock, incluso Shindig! le dedico un monumental numero el verano pasado. ¿Con qué bandas actuales tenéis más feelin’ u os gustan más? 

Óscar: Existe una banda de Brooklyn no demasiado conocida llamada La Otracina, ahora mismo no están en activo, pero hará cosa de unos 3 años en su gira por España Domo teloneamos sus conciertos y fue una gran experiencia y además hicimos muy buena amistad con ellos. Su música a mi personalmente me llegó a recordar a una fusión entre Heldon y los primeros Metallica y su directo me pareció bestial de los mejores que he visto en años. En cuanto a bandas dentro del panorama nacional tenemos muy buena relación, por ejemplo, con Cabalgata Cósmica, que son un power-trío de Valencia, con canciones cantadas en castellano y muy mala leche, en la onda del proto-punk y el heavy-psych ruidoso de finales de los 60, tipo Blue Cheer o The Stooges.

Y por último ¿Vuestros planes inmediatos y futuros, grabaciones, conciertos, proyectos paralelos?

Lluís: En principio tenemos pensado sacar un nuevo álbum para este año. Tenemos previsto comenzar la grabación a principios de Mayo y si todo marcha según lo organizado para otoño tenerlo acabado y listo para publicar. Aparte de esto tenemos material para un EP, además de un nuevo álbum en directo con nuestro concierto en el Psychedelic Network Festival en Würzburg. En cuanto a proyectos paralelos también toco en otra banda llamada Rosy Finch, con la que próximamente sacaremos nuestro primer largo titulado “Witchboro”. Además Miguel y yo estamos metidos en un proyecto más conceptual del que probablemente pronto tengáis noticias.

Óscar: Los conciertos más próximos serán en el festival 7 Infiernos organizado por Alex Nooirax en Madrid y en Badajoz y el Cosmic Fest en Gasteiz organizado por Mikel de Cosmic Tentacles. Por mi parte, Domo estamos trabajando en un nuevo álbum, además del split que saldrá en unos pocos meses junto con Pyramidal.

 

Texto: Iván López Navarro

Fotos: Sergio Albert

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: