Discomático — 16 abril, 2015 at 17:29

Sueno en la radio ¿y qué? Mikel Erentxun, Will Hoge, Kid Rock y Darius Rucker

Presentación1Inauguramos sección en la web rutera para ir repasando regularmente aquellos discos que triunfan a nivel comercial y que podemos tener la tentación de pasar por alto por ese motivo. Ya saben esa tendencia que tenemos a veces a despreciar toda aquello calificado como mainstream. Con esta sección nos fustigamos, entonamos el mea culpa e intentamos que algunos discos no pasen por alto a nuestros lectores.

 

Mikel Erentxun acaba de poner en circulación Corazones, un disco que desde su título parte de la angina de pecho que el donostiarra sufrió hace un par de años. Producido por Paco Loco y tocado, prácticamente en su integridad, por Erentxun, podríamos encontrarnos fácilmente ante el mejor disco en solitario de su firmante. Cierto es que quizá esas canciones puedan funcionar con menos producción y que al final se vean perjudicadas por un exceso de capas, pero también lo es que los textos de Erentxun suenan dentro de esas melodías más honestos, maduros y fiables que nunca.

 

Lo bueno de Will Hoge es que nunca ha escondido esa vertiente de rock comercial que también le ha funcionado a gente como su admirado Bruce Springsteen en determinados momentos de su carrera. El de Nashville es un alumno aventajado del Boss y, con este disco, vuelve a superarlo. Enormes canciones que no huyen del compromiso y que demuestran que se puede reivindicar sin necesidad de buscar lo alternativo. Además, el single que encabeza este Small Town Dreams, y que firma a medias junto a Jessi Alexander y Tommy Lee James es un auténtico cañón. Apunten, «Middle of America».

 

Irregular se muestra Kid Rock con su reciente First Kiss aunque rápidamente colocó su primer single en el puesto 16 de las listas norteamericanas. A las pocas semanas el disco ya era número 2 en las listas de ventas. Ya saben, Rock FM pero cargado de garra y muy bien cantado. Algo tenue en la calidad de las canciones aunque con momentos notables.

 

Finalmente no podemos dejar de hablar de Darius Rucker, por el que servidor siente auténtica debilidad. El que fuera cantante de Hootie & The Blowfish sigue desarrollando una carrera más que aceptable y dominando las radio fórmulas con su cuarto disco en solitario, Southern Style. El que muchos consideraron heredero directo de Charley Pride sigue cantando tan bien como siempre y ha conseguido que este sea su disco más dinámico. Chapeau.

 

Eduardo Izquierdo

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: