Breves — 8 abril, 2015 at 12:00

Escucha el segundo disco de Patch

patchVeuràs el crim (Autoeditado, 2015) contiene once canciones transgresoras tanto en la forma como en el fondo. Rock con aristas y ambientes a veces sofocantes, a veces falsamente optimistas. Letras con una gran potencia que apuestan por el cambio cotidiano, por revelarse contra lo que uno tiene más cerca (familia, amigos, trabajo) como única manera de llegar a ser uno mismo. Canciones que amenazan con saltar y mordernos en cualquier momento, como una bestia sin control.

 

La primera canción del disco, «Que caigui el sol», es ya una declaración de intenciones. Rompe el silencio una bocina bélica de buque de guerra, que da paso a la voz de Eduardo Oñate, casi ahogada por una guitarra afiladísima con un riff imparable que anuncia un disco apocalíptico.

 

Enraizadas en el rock, las canciones de Patch tienen sus orígenes en el blues, el soul, el folk americano y el pop. Es, sin embargo, su actitud rock y sin concesiones lo que les acerca a la escena internacional. La música del grupo barcelonés se enmarca en una escena mucho más amplia, que bebe de las aguas del Misisipi; del Liverpool de los Beatles; de los barrancos y montañas de la Australia de Nick Cave; del París de Serge Gainsbourg; las autopistas urbanas de L.A de Tom Waits; los planos desiertos del Arizona de Giant Sand o los barrios obreros del norte de Nacho Vegas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: